Fútbol
Paola Núñez | ESPN Digital 23d

Zidane confía en que Cristiano renovará con el Madrid

MADRID -- La ‘segunda vuelta’ en la ola de renovaciones del Real Madrid empezó con Marco Asensio, que un año después de extender su contrato agregó un año más, hasta 2023. A este punto, gran parte de los hombres ‘clave’ en el Real Madrid se ha comprometido con el club, cuando menos, hasta 2022. Falta, entre otros, el más importante: Cristiano Ronaldo.

Y al parecer, el portugués está dispuesto sentarse a negociar un año más y su correspondiente mejora salarial. Tras el encuentro del martes frente al Borussia Dortmund, el portugués ha dejado un mensaje a la directiva encabezada por Florentino Pérez cuando, preguntado por las renovaciones masivas, el jugador afirmó de manera enigmática que “esa es una buena pregunta”.

“Esas cosas salen de forma natural. Esta es una pregunta que el presidente (Pérez) sabe contestar mejor. Yo estoy contento y hago lo que más me gusta”, dijo Cristiano a los medios de comunicación que viajaron con el equipo a Alemania, tras marcar su segundo doblete europeo en la campaña con el que llegó a 412 goles en 400 partidos disputados con la camiseta blanca.

Pero la respuesta del club, cinco días después, ha sido nula hasta ahora.

Real Madrid ha dejado clara su intención de perpetuar, a manera de lo posible, al plantel actual. Ha comenzado con ‘blindar’ con cláusulas estratosféricas (y por tanto, considerables mejoras salariales) al grupo base, particularmente a los jugadores internacionales más jóvenes como Isco, Casemiro, Marco Asensio, Raphael Varane o Dani Carvajal.

Además, se ha asegurado que algunos veteranos de peso como Benzema o Marcelo prácticamente se comprometan a retirarse como merengues tras firmar extensiones hasta pasados los 34 años. También se ha extendido el contrato de Zinedine Zidane hasta 2020.

El siguiente paso, y a día de hoy, el más apremiante, será el de asegurar al capitán Sergio Ramos, así como Nacho y Luka Modric, cuyos contratos expiran en 2020.

Para Zidane, no es motivo de preocupación – si bien dijo preferir mantenerse al margen de la “discusión” entre el club y el jugador.

“Yo le veo bien; la sensación con Cristiano es la de siempre. Lo que más le interesa a él es jugar, marcar… y el resto, te confirmo, no me voy a meter. Esa es una discusión entre el club y Cristiano y yo creo que se quedará muy bien y no va a haber ningún problema entre el club y Cristiano. Más allá del contrato, lo importante es que esté en el campo y juegue”, dijo Zinedine Zidane en rueda de prensa celebrada este sábado.

Han transcurrido poco menos de once meses desde que Cristiano Ronaldo firmó la última extensión de contrato, en noviembre de 2016.

Su contrato, entonces, expiraba en 2018. Su renovación por tres años más hasta 2021, le aseguraba mantenerse como el mejor pagado del plantel, con un estimado de cerca de 23 millones de dólares netos anuales, según los medios españoles, una cifra ligeramente superior a los 20 millones de dólares anuales asignados a Bale, que había firmado su renovación hasta 2022 pocos días antes.

Le aseguró, además, mantenerse a la cabeza de la lista de los deportistas mejor pagados del mundo publicada por la revista Forbes en junio pasado. Siempre según dicha publicación, Cristiano Ronaldo había ganado 93 millones de dólares sumando salarios, premios y acuerdos comerciales.

Real Madrid, por su parte, aseguraba la estabilidad de los jugadores clave en el plantel. Pero la situación de Cristiano Ronaldo ha cambiado notablemente desde entonces.

Un mes después, en diciembre de 2016, Football Leaks reveló que el jugado pudo haber ocultado ganancias de hasta 177 millones de dólares en paraísos fiscales. Dicha revelación propició una investigación por parte de las autoridades españolas que culminó en la denuncia de la Fiscalía de Madrid de junio pasado por presunta evasión fiscal, y la consecuente comparecencia del portugués en los juzgados a finales de julio.

El escándalo fiscal desató una pequeña crisis, pues se temió que Cristiano abandonara el club después de que una publicación cercana a su agente, Jorge Mendes, afirmara que el jugador estaba “molesto” con la directiva, al no haberlo defendido públicamente, y que estaba “pensando dejar España”.

La molestia de Cristiano es real, al menos en cuanto al trato por parte de las autoridades se refiere. Ha insistido en su inocencia y en que se le está tratando de forma “diferente” por “llamarse Cristiano Ronaldo”.

Mientras crecía la crisis y se rumoraba que Jorge Mendes le buscaba una salida, en el club intentaban calmar la situación afirmando que Cristiano no se marcharía a ninguna parte. Pero no fue hasta que concluyó el verano y, efectivamente, Cristiano Ronaldo se reportó a las órdenes del Zidane, en que llegó la calma.

Pero no fue hasta el martes pasado en que Cristiano negó tener intenciones de abandonar la institución. Al menos, de momento.

“No escuchaste eso de mi boca”, dijo Cristiano tras el encuentro frente al Borussia Dortmund.

^ Al Inicio ^