Fútbol
Paola Núñez | ESPN Digital 18d

Bale estará fuera de las canchas por al menos 15 días

Con una semana de tardanza, el Real Madrid ha emitido un parte médico de Gareth Bale. Tuvo que ser liberado de la selección nacional de Gales al no encontrarse “apto para jugar” en los encuentros de eliminatoria mundialista frente a Georgia e Irlanda, para que el club merengue pusiera nombre a la dolencia que ha mantenido al atacante fuera de los terrenos de juego desde el martes 26 de septiembre, cuando pidió su cambio al minuto 86 del encuentro frente al Borussia Dortmund por “molestias”.

El Real Madrid ha informado este miércoles que Gareth Bale ha sido diagnosticado “con un edema sin rotura fibrilar en el sóleo de la pierna izquierda”.

El club no ha querido dar un tiempo estimado de recuperación, y simplemente ha indicado que se encuentra “pendiente de evolución”, pero en principio, y debido al tipo de lesión, estará de baja al menos 15 días.

Hasta este miércoles, el club no había querido admitir, siquiera, que su jugador estaba lesionado.

Desde su llegada al club en 2013, la fragilidad del galés ha sido un tema incómodo para el Real Madrid. Bale ha padecido, con esta, 18 lesiones en las cinco temporadas que ha militado en el club, siete de ellas en el sóleo de la pierna izquierda, algo que aunado a su baja forma física al arranque de temporada, había vuelto a traerle críticas.

Además, la enfermería blanca vuelve a parecer sobrepoblada debido a las lesiones de Karim Benzema, Marcelo, Theo Hernández, Dani Carvajal y Mateo Kovacic. Esto pese a que el staff médico fue completamente renovado para esta temporada tras el despido del médico español Jesús Olmo, quien llevaba años siendo un punto de conflicto entre directiva y jugadores, pues no confiaban en él.

La versión oficial en torno al estado de Bale, dada a conocer por boca del entrenador, Zinedine Zidane, era que el jugador “no estaba lesionado”. De hecho, la versión del club ha cambiado tres veces en una semana.

Tras el encuentro en Dortmund, el técnico señaló que únicamente se le había “subido el gemelo”. Tres días después, en la víspera del encuentro frente al Espanyol, el último antes de la jornada internacional, Zidane afirmó que simplemente se trataba de “una sobrecarga” muscular e incluso dejó abierta la posibilidad a que entrara en convocatoria – algo que, desde luego, no ocurrió.

Bale, por lo pronto, se perderá el encuentro de Liga ante Getafe, la ida en Champions frente al Tottenham, su ex equipo, y el choque de Copa del Rey ante Fuenlabrada. En el mejor de los casos, el jugador volverá para la visita a Girona el último fin de semana de octubre, apenas con tiempo antes del próximo parón por selecciones en la segunda semana de noviembre.

^ Al Inicio ^