<
>

Luis Suárez será operado de la rodilla en noviembre

play
Luis Suárez a media máquina (1:45)

El uruguayo ha tenido un arranque de temporada poco eficiente, ¿podrá recuperar su nivel? (1:45)

BARCELONA -- Luis Suárez pasará por el quirófano en noviembre, muy probablemente tras el partido de Liga del primer fin de semana frente al Sevilla, para extraerse un quiste sinovial de la rodilla derecha, que le podría mantener entre dos y tres semanas alejado de los terrenos de juego.

El delantero, que suma solamente 2 goles en 11 partidos oficiales entre Barça y Uruguay en este inicio de temporada, arrastra molestias desde que comenzó el curso, que le han impedido rendir al máximo y que provocaron, incluso, que aceptase de buen grado el descanso que le concedió Ernesto Valverde en la quinta jornada liguera frente al Eibar.

A estas alturas de curso, habiendo jugado 11 partidos, Suárez sumaba 9 goles en la temporada 2016-17 y 6 en la 2015-16 por lo que este es el peor comienzo anotador del charrúa, quien no ha ocultado su mal humor en el terreno de juego, a la vista de cómo le están saliendo las cosas.

A Uruguay le basta con un empate frente a Bolivia en la última jornada de la liguilla de la Conmebol para sentenciar su clasificación para el Mundial de Rusia, por lo que, entonces, se ahorraría la disputa del repechaje definitivo frente a Nueva Zelanda, cuyo partido de ida en Wellington se disputará el 8 de noviembre y la vuelta, en Sudamérica, el día 15 del mismo mes.

Eso provocará, de acuerdo a la lógica, que Suárez pudiera operarse inmediatamente después del cinco de noviembre y que en el peor de los casos se perdiera la visita liguera al Leganes del día 19, esperándose que ya estuviera en condiciones de reaparecer el 26 de noviembre en Mestalla frente al Valencia.

Lo que, de entrada, quedará en el aire será otra salida que podría ser trascendental, la que protagonizará el Barça el 22 de noviembre a Turín para visitar a la Juventus en la quinta jornada de la fase de grupos de la Champions, que podría contemplarse vital quizá no tanto para cerrar el pase definitivo a octavos como para hacerlo como primero del grupo D.

Entre los servicios médicos del Barcelona existe confianza en que los plazos de recuperación, atendiendo a la fortaleza física de Suárez, se acorten al máximo y el delantero uruguayo solamente esté fuera de los planes de Valverde en el desplazamiento a Madrid para visitar al Leganés.