Fútbol
Paola Nuñez, ESPN Digital 14d

Benzema, Cristiano y los goles

Marco Asensio, Isco y Casemiro salvaron al Real Madrid de la ‘quema’ al resolver un partido que amenazaba con dinamitar la temporada merengue.

La victoria por 3-0 sobre Las Palmas ha caído como un bálsamo a la crisis desatada por la irregularidad y los malos resultados. Un mero paliativo, pues el Real Madrid no está más cerca de resolver su principal problema: la sequía goleadora de sus delanteros, que no han podido hacer daño siquiera al equipo más goleado del campeonato español.

Cristiano Ronaldo y Karim Benzema se encuentran en sus horas más bajas.

Ninguno de los dos ha marcado más de un gol en el campeonato liguero y hace tres encuentros ya que no ven puerta.

La situación es delicada para ambos. El primero, por la ansiedad pues ha dejado de figurar como el hombre decisivo en el Real Madrid.

El segundo, al ser el jugador más discutido en el Bernabéu en estos momentos. No habían transcurrido ni cinco minutos de iniciado el encuentro ante los canarios y la grada ya se le había echado encima a base de pitidos por haber fallado la primera oportunidad del partido.

A Benzema, como a Cristiano, le costó llegar a puerta en la primera mitad – consecuencia de medirse a un equipo con una defensa de cinco – y apenas logró disparar un par de ocasiones. Aun así la grada no le perdonó el fallo ante una oportunidad clarísima y lo siguió pitando hasta que abandonó el terreno a 15 minutos del final.

Zidane ha pedido “tranquilidad” y “paciencia” para su compatriota, pero cada vez es más difícil, incluso para sus compañeros, justificar su sequía.

“Aquí nos han pitado a todos. Si te pitan es que hay que mejorar en algo”, dijo Marcelo tras el encuentro. No obstante, el brasileño recalcó la profesionalidad de su compañero y se sumó al ruego de “paciencia”.

“Es difícil jugar cuando te pitan pero hay que entrenar como lo hace Benzema, dar la cara como lo hace él…”, agregó.

Preocupa más el caso de Cristiano; que de marcar la mitad de los goles del equipo merengue en todas las competiciones, ha pasado a figurar como el jugador ‘de Champions’. Si bien ha marcado en las cuatro jornadas de Champions League y marcha como máximo goleador con seis tantos, sólo lleva un gol en la Liga, su peor cosecha en casi una década.

Su actuación ante Las Palmas ha sido casi dolorosa; ocho disparos y solo uno a puerta, incluidos tres cobros que se fueron por las nubes. Zidane, sin embargo, prefirió concentrarse en lo que sí hace.

“Cristiano ha dado un pase de gol y yo te puedo decir que está muy contento por el pase que dio a Isco; y en un gol muy bonito, el tercer gol al contraataque. Sabemos que Cristiano está más feliz cuando marca, puede ser, pero él y yo y todos estamos convencidos que va a hacer la diferencia. Lo está haciendo en la Champions. De momento en la Liga no, pero es útil al equipo y Cristiano va a ser al final el que haga la diferencia”, dijo Zidane.

El francés intentó así poner calma destacando la intervención del portugués para el tercer gol merengue calificándolo de “decisivo” – aunque no fuese aquel el gol que decidiera el encuentro si no, en realidad, el de Casemiro – un tanto casi fortuito y que forzó a Las Palmas a abrir su defensa para buscar el empate.

“Lo más normal en el Bernabéu es que el resultado se te escape.

Los goles han venido de una peinada en un corner. El segundo ha sido uno de los goles en la Liga este año y otro después de una falta clara que no se ha pitado y nos han hecho daño en la transición. Los jugadores están jorobados porque veíamos que teníamos nuestras opciones en el primer tiempo. Hoy hemos hecho un partido. Podemos estar orgullosos, no del resultado, pero hemos tenido opciones”, afirmó el técnico del conjunto canario Paco Ayestarán.

^ Al Inicio ^