<
>

Messi y su novena renovación como azulgrana

play
Messi renovó contrato con Barcelona (0:51)

Extendió su vínculo con el club Culé hasta 2021, firmando por una clausula de 700 millones de euros. (0:51)

BARCELONA -- Leo Messi firmó este sábado su nuevo contrato, que le unirá al Barcelona hasta junio de 2021 y que viene a sustituir al que se acordó en julio, cuando tras contraer matrimonio en Rosario se anunció con toda pomposidad.

Puede considerarse su novena renovación como azulgrana, o una modificación de la octava, firmada por su padre y demás asesores en el verano de 2017, en su cláusula de rescisión ha pasado de los 300 a los 700 millones de euros y, se supone, su salario habrá disfrutado un aumento para argumentar esa subida del precio de su libertad.

Este será el décimo contrato de Messi desde que debutó en el primer equipo del Barça, en 2004 y a las órdenes de Frank Rijkaard, la novena renovación de contrato desde la que firmó en junio de 2005 con Joan Laporta de presidente y segunda con Bartomeu al frente del club tras el acuerdo que plasmaron en mayo de 2014, un día después de acabar la temporada.

JUNIO 2005

Acabada la temporada 2004-05, días antes de cumplir los 18 años y con el Barça recién proclamado campeón de Liga, Joan Laporta amplió el contrato de Messi hasta 2010, convirtiéndole en futbolista del primer equipo de pleno derecho.

Leo había participado en nueve partidos oficiales desde su debut en octubre de 2004 frente al Espanyol y Rijkaard ya había advertido al entonces presidente del excelente futuro que le aguardaba…

SEPTIEMBRE 2005

… Y que se confirmó en el Mundial juvenil que se disputó aquel mismo mes de junio, en que Argentina conquistó el campeonato disputado en Holanda. Messi fue el mejor jugador y el máximo goleador con seis dianas.

El 24 de agosto, mientras entre bastidores se especulaba con una cesión al Espanyol, Leo se exhibió ante la Juventus en el Trofeo Gamper y eso provocó no solo un cambio de planes en cuanto a quedarse en el primer equipo sino, el 16 de septiembre, una nueva mejora de su contrato, pasando de tener el mínimo estipulado como jugador del primer equipo a una cifra bastante superior.

ENERO 2007

En plena recuperación de una lesión sufrida en noviembre de 2006 frente al Zaragoza y especulándose con la existencia de clubs interesados tanto en Inglaterra como Italia en su fichaje, Laporta volvió a intervenir.

Bajo contrato hasta 2010, Messi firmó un nuevo compromiso hasta 2014 aumentando su salario hasta los 4 millones de euros y cláusula de rescisión hasta los 150 millones. Un mes y medio después anotó su primer hat-trick al Real Madrid…

JUNIO 2008

El Barça cambió profundamente al acabar la temporada 2007-08. No solo se marchó Rijkaard para ocupar Guardiola el banquillo azulgrana, sino que, por expreso deseo del nuevo entrenador dejaron el club varios futbolistas, destacando Deco y Ronaldinho entre ellos. Y eso motivó que Messi pasara a convertirse en el nuevo cabeza de cartel del equipo.

Laporta lo entendió rápido cuando Guardiola le dio los galones en su primera rueda de prensa y decidió trasladar ese status deportivo al financiero, mejorando su salario hasta los 8,5 millones de euros por temporada, manteniendo 2014 como fecha final y la misma cláusula de rescisión.

SEPTIEMBRE 2009

Campeón de Liga, Champions y Copa, cerrada la primera temporada de Guardiola con un éxito incuestionable, el Barça comenzó la siguiente conquistando la Supercopa de Europa y la de España con un Messi soberbio… Y una nueva modificación de su contrato.

“Es probablemente el mejor jugador que he visto y que veré nunca”, afirmó el entrenador catalán semanas antes de que Laporta le citase en las oficinas y en un abrir y cerrar de ojos acordase una ampliación hasta junio de 2016, ampliando la cláusula de rescisión hasta los 250 millones de euros y aumentando su salario hasta los 10,5 millones por temporada.

DICIEMBRE 2012

Después de firmar hasta cuatro mejoras en cuatro años, la siguiente tardó tres años en llegar y se produjo antes de acabar el año 2012. Semanas antes de conquistar el Balón de Oro por cuarta vez consecutiva y a punto de cerrar el año con 91 goles para batir la marca de Gerd Müller, Messi fue citado por Sandro Rosell.

Siguiendo lo sucedido con otros jugadores de gran calado como Xavi o Puyol, el Barça quiso premiar el impacto del crack argentino, aumentando su salario hasta los 12 millones de euros, manteniendo, eso sí, la cláusula de rescisión en 250 millones y el final de su contrato en 2016.

MAYO 2014

La última firma, hasta hoy, se produjo el 19 de mayo de 2014, un día después de que el Atlético de Madrid conquistase la Liga en el Camp Nou en una tarde de infeliz recuerdo para todo el barcelonismo, Leo incluido.

Aquella fecha, justo antes de marcharse con su selección para la disputa del Mundial de Brasil, Messi acordó con Bartomeu un nuevo contrato que se extendía hasta junio de 2018, que mantenía su cláusula en 250 millones de euros pero que aumentaba su salario hasta los 20 millones de euros por temporada, lo que le convertía en el futbolista mejor pagado del mundo en aquel momento.

Aquella última renovación llegó después de una temporada convulsa en todos los órdenes y que en el plano personal le salpicó en diciembre de 2013, cuando el entonces directivo Javier Faus puso en duda la conveniencia de mejorar las condiciones de Messi.

JULIO 2017

Después de meses, de hecho podría hablarse de hasta un año, de especulaciones y de retrasos cuando se daba por hecho un acuerdo que no se plasmaba en una nueva firma, el presidente del FC Barcelona anunció la renovación del jugador hasta junio de 2021, no como se había dicho hasta 2022, con una cláusula de rescisión de 300 millones de euros.

Poco después, sin embargo, estalló el caso Neymar y, en paralelo, se intuyó que el acuerdo entre el club y Messi no estaba cerrado totalmente. El Barça quiso salvaguardarse ampliando la cláusula de rescisión y los consejeros del argentino, obviamente, le dieron cuerda a una nueva negociación que trastocaría ese contrato en varios órdenes.

NOVIEMBRE 2017

Messi, 25 de noviembre, posa con el presidente del Barcelona firmando el nuevo contrato que le mantendrá en el Camp Nou hasta el 30 de junio de 2021. Para que no existan dudas, el propio Bartomeu reconoció que no es exactamente el mismo que se acordó con su padre y demás representantes en verano porque “se ha adecuado la cláusula de rescisión”.

“Quiero pasar toda la vida y toda mi carrera acá en el Barcelona. Era mi sueño” sentenció crack rosarino tras la firma del contrato, que no solo le reconfirmará como el futbolista mejor pagado, probablemente solo por debajo del salario que disfruta el Apache Carlos Tévez en Shanghai, sino como el líder futbolístico y espiritual del Barça en las próximas temporadas.

Se acabó el culebrón…