<
>

Leo, protagonista de la fiesta en el Miniestadi

play
Valverde ha mostrado aptitudes frente al Barcelona (2:52)

La mesa de Fuera de Juego analiza los motivos del gran momento del Barcelona de Valverde, que ha sacado una buena ventaja y parece marchar derecho a un nuevo título de Liga. (2:52)

BARCELONA -- Leo Messi se convirtió este viernes en el protagonista inesperado, e incómodo, de la habitual jornada de puertas abiertas que la plantilla del Barcelona celebra cada principio de año en el Miniestadi. Los más de 10 mil espectadores que se dieron cita en las gradas del recinto, en gran número niños, aplaudieron con ganas a los cracks azulgranas mientras muchas charlas de sus acompañantes versaban alrededor del argentino.

Una información del diario El Mundo dio a entender este viernes que Messi podría dejar el Barça en caso de independencia de Cataluña… Una situación a la que apenas nadie dio crédito en el Miniestadi. “Leo no se va a ir. Todo eso son ganas de enredar”, explicó un aficionado que puso de manifiesto, de manera clara, su convencimiento con el crack.

‘Ganas de enredar’, una forma, fácil, de hablar y decir las cosas. Y de lo que la plantilla de Valverde, con Messi a la cabeza, se alejó absolutamente. El cuerpo técnico, los entrenadores, fueron los primeros en dejarse ver por el césped del Miniestadi, apareciendo inmediatamente después los futbolistas entre el griterío de un público entregado.

El club se escudó en la “confidencialidad” para no comentar nada y una fuente apenas dejó patente que el Barcelona “nunca comenta los contratos privados de sus deportistas”. Ausente a todo ello, Messi no ocultó su sonrisa en un césped que conoció de manera escasa cuando formando parte de la cantera jugó en él con el equipo juvenil o el Barça B.

Carrera continua de entrada y los famosos rondos después hicieron las delicias de los presentes, que aplaudieron de forma especial al ídolo… Y que tuvieron a Paulinho entre los más aclamados.

Unos 45 minutos después de comenzar el entrenamiento, los futbolistas que fueron titulares en el partido del jueves contra el Celta abandonaron el recinto y se llevó a cabo un minipartido, en el que intervinieron el resto, con Messi, Suárez, Dembélé, Iniesta o Jordi Alba como principales integrantes, prolongándose esta sesión de puertas abiertas durante otros 50 minutos.

Y así acabó la jornada, festiva y típica en el FC Barcelona en la apertura de cada año. Un entrenamiento de puertas abiertas que hizo las delicias de unas 10 mil personas que acudieron al Miniestadi antes de que los jugadores se repartieran por grupos para acudir a diversos hospitales y entregar obsequios a los niños ingresados en dichos centros.

En la jornada ni se echó en falta la ausencia de Arda Turan, quien se ausentó por, oficialmente, sufrir un proceso gripal de acuerdo a lo informado por el club azulgrana, que no dio más información ni trató el rumor que apunta que el jugador turco estaría, está, muy cerca de abandonar un Barça donde ya nadie espera nada de él.