<
>

Zidane está cansado de las críticas

play
Zidane, al periodista: 'Muy bonito hablar de lo negativo del Madrid, vende más' (0:40)

El técnico francés fue directo en la conferencia, donde aceptó estar cansado de oír que su equipo anda mal. (0:40)

MADRID -- Real Madrid “no está tan mal” como “se dice”, señaló Zinedine Zidane. El entrenador del conjunto merengue insistió en defender tanto su gestión como el trabajo de sus jugadores pese al mal momento de su equipo; que suma dos partidos sin conocer la victoria, se encuentra virtualmente fuera de la competencia en la Liga y hace escasos tres días que cerró la eliminatoria de octavos de final de la Copa del Rey, en casa, con un equipo plagado de suplentes que apenas pudieron firmar un decepcionante empate 2-2 ante el Numancia un equipo de Segunda División.

Pero para el técnico la situación aún no es grave.

“Hoy lo que se dice del Real Madrid es negativo, pero yo no lo veo así. Pero es lo que hay; debemos sacar lo positivo. Estamos vivos en todo lo que hay y sacar adelante (la temporada). No estamos tan mal como se puede decir. Hay que buscar la energía positiva y seguir adelante”, señaló el técnico en rueda de prensa celebrada tras el entrenamiento del viernes, el último antes de recibir al Villarreal este sábado en el Santiago Bernabéu.

El técnico no ha querido referirse a otro aspecto “positivo” en concreto más que el hecho de estar “vivos en todas las competiciones”, aunque en Liga se reduzca a una cuestión meramente matemática si se toma en cuenta que el Real Madrid jamás ha logrado recortar una distancia de 16 puntos para proclamarse campeón de Liga.

Zidane tampoco ha querido hacer un ejercicio público de autocrítica.

En su lugar, el técnico ha señalado a los medios de comunicación como responsables de la mala imagen del Real Madrid, insinuando un trato injusto ya que, opinó, “vende más” destacar los aspectos negativos del Real Madrid.

“Estoy cansado de eso (escuchar que su equipo está mal). Esto no lo voy a cambiar y tampoco quiero, pero yo voy a ver lo positivo. Es muy fácil decir que todo está mal en vuestra posición pero ustedes saben que no todo es negativo aquí. Pero es muy bonito hablar de negativo en el Real Madrid porque vende más”, espetó el técnico.

Los números, sin embargo, contradicen al entrenador.

Real Madrid está más cerca de los rivales de Europa League - con solo tres puntos de ventaja sobre el Sevilla y cuatro sobre el rival en turno, Villarreal – que de tomar por asalto al Valencia, firme en la tercera posición con cinco puntos de ventaja.

El cuadro merengue ha logrado sacar una victoria en los últimos cuatro partidos (0-3 en casa del Numancia) y hace casi tres meses, desde mediados de octubre, en que el Real Madrid no logra hilar dos victorias consecutivas en la Liga. Los últimos ocho partidos del Real Madrid en la competición doméstica se han saldado en tres victorias, por tres empates y dos derrotas.

Ha cosechado 32 puntos de 51 posibles y solo ha podido vencer a uno de los cuatro rivales directos por puestos europeos, al Sevilla, con una goleada por 5-0 en el único partido de la temporada en que el Real Madrid ha marcado más de tres tantos.

Zidane, sin embargo, considera que su equipo solo necesita “confianza” y regularidad para solucionar el problema.

“Cuando haces una charla es para sacar lo positivo. Luego hay que demostrarlo en campo. Lo que nos falta a nosotros es la continuidad necesaria para recuperar la confianza y esto se logra ganando dos partidos. Para nosotros lo más importante es ganar y últimamente es difícil ganar partidos, pero nosotros vamos a seguir”, apuntó Zidane.

En el mismo orden de ideas, el técnico pidió a la grada del Bernabéu que haga oídos sordos a las críticas y acuda a apoyar al equipo frente al Submarino Amarillo, a pesar de que su equipo suma dos partidos en casa sin ganar.

“No estoy preocupado. Yo lo que digo (a la afición) es que no escuchen mucho lo que se puede decir porque no podemos decir que todo es negativo. Necesitamos a la gente. Igual que cuando estamos bien no hay que tener mucha euforia y cuando hay momentos un poco difíciles necesitamos que la gente esté con su equipo y nada más”, señaló.