<
>

Barça alcanzará ingresos anuales por casi 15 mdd

play
Leo Messi, pasión de multitudes (0:35)

El argentino tuvo problemas para salir del Camp Nou por la gran cantidad de hinchas. (Cuatro) (0:35)

BARCELONA -- El FC Barcelona presentará este jueves el acuerdo de patrocinio con la multinacional turca Beko, que pasará a convertirse en sponsor Premium del club gracias a un contrato que le representará al Barça un ingreso de 71 millones de dólares por tres temporadas. Al tiempo, la empresa Damm, principal compañía catalana de cervezas, también acordó ampliar su relación con el Barça hasta el año 2022, por un montante total de 34.5 millones.

El club azulgrana, de esta manera, aumenta sus ingresos por vía de patrocinios en unos 15 millones de dólares anuales, una cantidad lo suficientemente importante en los planes financieros de la directiva, a pocos meses de entrar en vigor el nuevo y millonario contrato con la multinacional Nike para disparar sus retos económicos.

Beko, compañía de electrodomésticos que firmó su primer contrato con el Barça en la temporada 2014-15, pasará de lucir su logotipo en las mangas de la camiseta de los partidos a lucirla en el pecho de la camiseta de entrenamiento y a lucir en la fachada de la Masia del club en la Ciudad Deportiva. Hasta ahora pagaba 10 millones de dólares anuales, cifra que aumentará más allá de los 23,6 para convertirse en una de las grandes alianzas con el club.

La cervecera Damm, por su parte, prorrogó su compromiso por cuatro temporadas más, ampliando su localización de exclusividad y convirtiéndose en patrocinador global. Por ello, el Barcelona pasará de ingresar 6.2 millones de dólares a 8.6 anuales para alcanzar esos 34.5 en los cuatro años que durará el nuevo contrato y que entrará en vigor de forma inmediata.

OBJETIVOS

La empresa catalana es una de las marcas que mayor fidelidad han mostrado al Barça, del que es sponsor desde el año 2002 de forma ininterrumpida, alcanzando a partir de ahora un status principal que el club azulgrana recibió con agrado.


El objetivo inmediato del Barcelona es, ahora, encontrar una marca con el potencial financiero suficiente para darle apellido al Camp Nou. Encontrar este 'title rights' se contempla como indispensable en la junta directiva de Josep Maria Bartomeu para comenzar las obras de remodelación del estadio azulgrana, que se confía se inicie durante este 2018.

Descartada la firma con la farmacéutica Grifols, que negó una información que había llegado a ser contemplada por el propio club se sigue en la búsqueda de ese patrocinador capaz de poner sobre la mesa 400 millones de dólares por sumar su nombre al Camp Nou durante 30 años, un plazo que algunas fuentes consideran demasiado largo pero que, en cuanto a la cantidad se refiere, serviría para sacar adelante el proyecto lo antes posible.