<
>

El Barcelona iguala el récord de 38 partidos sin perder en Liga

BARCELONA -- El FC Barcelona colocó nuevamente el 7 de abril en la historia dorada del club. Venció al Leganés para igualar un récord en la Liga española de 38 jornadas enlazadas sin conocer la derrota y lo hizo el mismo día que se cumplían 44 años de la conquista de un título que permanece en la leyenda.

El 7 de abril de 1974, sumando 26 partidos invicto, el Barcelona que dirigía Rinus Michels desde el banquillo y Johan Cruyff desde el terreno de juego, ganó por 2-4 en El Molinón al Sporting de Gijón y con cinco jornadas de antelación al final del campeonato se proclamó campeón... Rompiendo una sequía de nada menos que 14 años sin haberlo conseguido.

Es aquella temporada, la 1973-74, una marcada de manera especial en la historia de la Liga española, puesto que fue la primera en que los clubes pudieron fichar futbolistas extranjeros y el Barcelona incorporó a sus filas a Johan Cruyff, procedente del Ajax, en una incorporación que provocó una auténtica revolución.

Cruyff no pudo debutar hasta la octava jornada por un conflicto entre el Barça y el Ajax, que no cedió la ficha federativa del holandés durante el primer mes y medio de competición, lo que provocó que Johan entrase en juego con el equipo derrumbado en la posición 14, solo un punto por encima del descenso y habiendo perdido tres partidos (Elche, Celta y Real Sociedad) de siete disputados...

A partir de ahí, sin embargo, el cuadro azulgrana se convirtió en un avión a reacción. Johan debutó el 28 de octubre frente al Granada en el Camp Nou y anotó dos goles en el 4-0 de la victoria de un equipo que enlazó a partir de ahí 18 victorias y cinco empates para alcanzar el liderato en la jornada 13 y convirtiéndose en el auténtico dominador del torneo.

Tal fue así que en la jornada 29, de la que se cumplen este sábado 44 años, el Barça aprovechó la derrota del Atlético de Madrid en Murcia (1-0) para solventar a la primera oportunidad que tenía la conquista del título liguero. Un gol de Rexach y tres de Marcial consecutivos que sirvieron para convertir un 2-1 en el 2-4 final fueron definitivos.

El “Mamita, campeonamos” con que el peruano Cholo Sotil saludó por teléfono a su madre desde Gijón pasó a la leyenda de un equipo que terminó con una maldición de 14 años sin lograr el título... Pero que a partir de ahí se pasó otros 11 antes de volver a conquistarlo.

Era aquel un Barça que poco o nada tiene que ver en cuanto a sus éxitos con el actual... Pero la casualidad quiso que este 7 de abril en que escribió un récord en la historia de la Liga fuera a coincidir con otro 7 de abril que los libros de historia del club mantienen en la memoria colectiva del barcelonismo.