<
>

Zidane, indignado por acusación de robo

play
Zidane se siente indignado cuando hablan de 'robo' (1:15)

El técnico del Madrid opina que el adjetivo hacia el pase a semis en la Champions no es el correcto (1:15)

MADRID -- Zinedine Zidane se dijo “indignado” por las acusaciones a su equipo de “robo” después de que su equipo consiguiera la clasificación a semifinales de la Champions League pese a la derrota por 1-3 ante la Juventus gracias a un polémico penal en el tiempo de compensación que rompió el empate global 3-3.

El técnico sostuvo que “no es normal” que polémica decisión del árbitro inglés Michael Oliver de conceder el tiro penal al Real Madrid tras un derribo de Mehdi Benati a Lucas Vázquez en el área en tiempo de compensación se mantenga viva después de “tres días”, y la atribuye a que “molesta” que su equipo haya conseguido la clasificación.

“Cada uno puede opinar muchas cosas, si hay penal o no, no lo voy a discutir. Pero cuando se habla de robo, yo estoy indignado. Al final lo que hacemos molesta a mucha gente. Esto no lo podemos cambiar. Yo voy a defender a los míos que han hecho un partido enorme”, señaló el entrenador del Real Madrid en rueda de prensa celebrada este sábado.

Para Zidane, el Real Madrid “merecía pasar sin duda” y mostró su descontento con las acusaciones a sus jugadores, tanto en España, como en los medios extranjeros.

“No voy a contestar porque es normal, pero decir que es un robo… Y no solo es aquí, porque también en Francia y la prensa extrajera”, comentó el técnico del Real Madrid.

Tras lo sucedido el pasado miércoles en el Santiago Bernabéu, en el club merengue consideran que las críticas son injustificadas y casi difamatorias. No es la primera vez que se les acusa de haber sido beneficiados por el cuerpo arbitral de manera premeditada. Y si esta vez no se habla de las ‘bolas calientes’ en los sorteos para que el Real Madrid quede emparejado con el rival más débil posible, es porque le ha tocado enfrentarse a tres campeones en las eliminatorias. PSG, Juventus y, en la siguiente ronda, Bayern Munchi.

Para Zidane “es una vergüenza cuando hablamos de robo”, y sumó la “decepción” a la indignación, y ha pedido “parar” los ataques a sus jugadores.

“Me decepciona. Estoy muy, muy decepcionado por lo que se dice. No sobre el penalti, porque lo he dicho, se puede opinar, es interpretación. El árbitro ha decidido que es penalti. Para mí es penalti. Para otros a lo mejor no, Pero lo que se dice, los robos, etc... Sinceramente hay que parar.

No me puedo creer que la gente diga estas cosas. Nosotros trabajamos todos los días para estar preparados. Cuando la gente dice que hemos robado, no puedo estar de acuerdo con eso”, señaló.

El técnico sostuvo que “no me parece normal” que la polémica – y las acusaciones en contra de su equipo – se mantengan vivas “tres o cuatro días” después.

Me parece normal hablar en el momento y ya está. Penalti, hay penalti. Yo no sé de qué hablamos (después). Tu puedes opinar, pero todo lo que hicimos hasta el penalti. La Juve ha hecho un gran partido, se metió en la dinámica con el 0-3. Pero conseguimos el gol y estamos en semifinal. Todo lo que ha sido (después), casi tres cuatro días, es demasiado”, dijo.

Zidane, que atribuye la polémica a los “celos”, afirmó que de todos modos “no va a cambiar la historia del Real Madrid” .

“Buffon habló por un calentón”

Las acusaciones de “robo” al Real Madrid tanto en redes sociales como en la prensa internacional no han sido las más sonadas. Ya desde que concluyera el encuentro, Giorgio Chiellini confrontó directamente a los merengues y los acusó de haber “pagado” para pasar. Por su parte, el arquero GIanluigi Buffon, arremetió con dureza contra el silbante Michael Oliver, de quien dijo “tiene un bote de basura en lugar de corazón” además de no estar preparado para un partido de esta magnitud por haber pitado un penal con diez segundos restantes en el reloj.

Ante las palabras de Buffon, quien viera la roja por protestar e insultar al árbitro en el que sería su último partido en Champions League, Zidane lo atribuyó a “un calentón” y dijo “aceptar sus sensaciones” al verse eliminado.

“Yo lo que ha dicho… Es un momento de calentón. El suyo ha tardado un poco. Pero es un poco… no lo podemos cambiar. Hay que aceptar su sensación. Dicho eso, nosotros creo que merecíamos la calificación a la semifinal y es lo que me interesa”, dijo Zidane, quien dijo no temer que la polémica provoque que su equipo se vea afectado por las decisiones arbitrales en las semifinales frente al Bayern Munich.

“No lo pienso; pienso en entrenar bien. Venimos con ilusión y nadie nos va a quitar la ilusión de hacer las cosas bien. Vamos a pensar que los árbitros van a hacer su trabajo como lo vamos a hacer nosotros. No pensar que después de lo que se ha hablado, alguno va a querer hacer daño arbitrando mal. No es así”, comentó.