<
>

Sevilla se queja por el nuevo formato de la Supercopa

play
ESPN Datos: Barcelona empata récord de victorias en Copa del Rey (1:24)

Alba Galindo brinda una mirada de los numeritos que dejó la victoria de los culé ante el Sevilla. (1:24)

MADRID -- La decisión de la Federación Española de Futbol de que la Supercopa de España entre Barcelona y Sevilla se dispute a partido único, el próximo 12 de agosto, y a falta de la autorización de la FIFA “y que se hagan las gestiones oportunas”, en una sede fuera del país, en Tánger, Marruecos, no ha caído bien en Sevilla.

Después de que Luis Rubiales, presidente de la RFEF, oficializara la fecha durante una rueda de prensa celebrada este lunes en la Ciudad del Futbol de las Rozas, Madrid, el club hispalense ha publicado un escueto comunicado en sus redes sociales en la que indica que aún no ha sido informado de tal decisión.

“Ante las noticias y preguntas de los medios en relación a la decisión de la RFEF sobre la disputa de la Supercopa de España a partido único, el Sevilla FC aclara que la Federación aún no ha comunicado al club nada de forma oficial al respecto”, señaló el club andaluz.

Sevilla ya había manifestado su inconformidad con dicha perspectiva por “respeto” a su afición.

“Rechazamos la opción de jugar a partido único y mantenemos nuestra intención de jugar a doble partido los días 5 y 12 de agosto porque tenemos un compromiso con nuestra afición y abonados”, señaló el presidente de la institución, Pepe Castro, tras la reunión de su Consejo Administrativo del pasado viernes, al tiempo que informaba que ya había hecho saber su postura al presidente de la RFEF.

No obstante, Castro afirmó también que de tratarse de una “imposición” de la Federación, se vería obligado a aceptar ya que “no nos vamos a quedar sin jugar la Supercopa”.

Según la versión de Luis Rubiales, el cambio de formato en la disputa de la Supercopa, que hasta ahora se ha disputado a doble partido, responde a “un convenio colectivo firmado entre la AFE y la Liga que habla de una jornada de descanso y que hacía inviable jugar los días 5 y 12 (de agosto)”.