Fútbol Americano
Alfonso Duro | ESPN Digital 38d

Álvaro Morata ya ha disipado todas las dudas

En el Atlético de Madrid y su entorno, había quien tenía serias dudas de lo apropiado que era fichar a Álvaro Morata en el pasado mercado de invierno. No han transcurrido ni tres meses de aquello y ya nadie alberga duda alguna. Morata es el hombre ideal para la delantera de Diego Simeone, uno de los pilares sobre los que se edificará el nuevo equipo colchonero.

Y lo cierto es que había motivos para no confiar del todo en el delantero internacional español.

El año 2018 fue muy difícil para él, pues a una dolencia de espalda a principio de año le siguieron meses muy malos en cuanto a producción goleadora, lo que le costó el puesto titular en el Chelsea y quedarse sin Mundial de Rusia. Morata optó por reinventarse tras el verano, tanto que incluso cambió de dorsal en el equipo londinense para ahuyentar las malas vibras, pero la presente temporada empezó igual o peor de lo que acabó la anterior.

En cinco meses de competición y habiendo también perdido la confianza de Maurizio Sarri, el madrileño sólo consiguió nueve goles en 24 partidos, cuatro de esos tantos en las rondas iniciales de la FA Cup y la Carabao Cup. Sus números no invitaban a hacer una gran inversión por Álvaro, que en el verano del 2017 le había costado al Chelsea cerca de 85 millones de euros.

Sin embargo Simeone tenía claro que, de existir la oportunidad, quería al chico a su lado. El técnico argentino llevaba años detrás de su fichaje, pues siempre le ha parecido el tipo de jugador que puede aportar muchísimo en el ataque de su equipo --más aún tras su paso por la Juventus y lo mucho que desarrolló su juego posicional en Turín.

Morata ha disputado 10 partidos desde su llegada al Wanda Metropolitano --cesión de 18 meses con opción de compra después-- el invierno pasado, pero en ese poco tiempo ya ha descorchado el champán y dejado bien claro que era el hombre ideal para fichar por el equipo rojiblanco. En esta primera decena de partidos ha anotado cuatro goles, incluyendo el último, el fin de semana pasado ante el Celta de Vigo, que fue de una bellísima factura.

Si a esto le añadimos los tres goles legales que le robaron las malas decisiones de los árbitros tras revisar el VAR, nos damos cuenta que la aportación del canterano del Real Madrid ha sido nada menos que espectacular en este corto período de tiempo.

Con Diego Costa suspendido por lo que queda de temporada y pudiendo incluso dejar el equipo el verano que viene, en el club colchonero se frotan las manos ya tras el gran negocio que hicieron al firmar a Morata. En el delantero español Simeone ha encontrado el relevo ideal de los Diego Forlán, Radamel Falcao y Diego Costa, que tan buenos réditos le dieron al club.

Un nueve de área, corpulento, que va bien por arriba, pero que es sacrificado en el repliegue y en la presión. Ese es el arquetipo de hombre-gol que siempre ha buscado Simeone en sus delanteros, algo a lo que no lograron adaptarse cañoneros de la calidad de Jackson Martínez, Mario Mandzukic, Luciano Vietto o Kevin Gameiro.

Morata, sí. Al exmadridista la han bastado 10 partidos con la rojiblanca para demostrar que es el indicado para el puesto y así, a base de golazos y esfuerzo, disipar cualquier duda que le quedara a los incrédulos que no apostaban por él.

^ Al Inicio ^