Fútbol
Martín Bater. ESPN Digital 630d

El Top-10 de los jugadores más interesantes de la Eurocopa

La Eurocopa es, junto a la Copa América, uno de los únicos dos torneos continentales que reúne a selecciones campeonas del mundo y a planteles con constelaciones de estrellas dignas de admiración. La clave de este torneo que reúne a los 24 mejores equipos de Europa no solo es seguir a las más brillantes de todas, las que todos conocemos de cada domingo en La Liga, la Bundesliga o la Premier, sino que también se trata de discernir a aquellas supernovas listas para explotar en Francia dentro de un par de meses.

A continuación te presentamos una lista de 10 jugadores a seguir con información de lujo para que tú también te sientas todo un crack y dejes boquiabierto a tus amigos cuando estés frente a la tele y les cuentes todo sobre ese delantero ucraniano que la está rompiendo en París.

Considera lo que viene a continuación un manual de bolsillo sobre lo mejor que Europa tiene para ofrecer en su competencia más prestigiosa a nivel de selecciones.

Cristiano Ronaldo (Portugal): ¿Nadie está a su nivel?

Te guste o no, esta prima donna del Real Madrid que se queja cuando su equipo pierde clásicos y que varios consideran acumulador de goles “de adorno”, también es el segundo mejor jugador del mundo y el mejor delantero de Europa.

Podrás decir que él se borró en el 0-4 contra Alemania del Mundial 2014, que su único tanto en aquel torneo contra Ghana fue tan de adorno como los que les mete al Levante o Espanyol en goleadas redundantes del Real Madrid, pero también ten en cuenta que Portugal solo había clasificado a dos semifinales continentales entre 1960 y el 2000 y que llegó a una final y una semifinal en las últimas tres ediciones de la Eurocopa con CR7 como parte vital de su plantel.

Cristiano necesita cuatro tantos para pasar al francés Michel Platini como máximo goleador de la historia de la Eurocopa, y la actual versión extendida de este torneo con una ronda adicional debería ayudarlo a conseguir ese objetivo.

Solo un pequeño detalle: Esta vez, si llegan a semifinales y van a la definición por penales, no esperen hasta el quinto penal para darle una oportunidad que quizás nunca llegue a su mejor ejecutor desde los 12 pasos. Ya sabemos cómo resultó eso contra España en el 2012.

Robert Lewandowski (Polonia): El tanque polaco.

Lewandowski es uno de esos “9” natos que parecen nacer con olfato de goleador y definen de mil y una maneras para maravillar a propios y extraños convirtiendo ¡cinco! goles en nueve minutos con el Bayern Múnich o despachándose con un triplete express en solo cuatro minutos para que Polonia golee a Georgia en las Eliminatorias rumbo a la Eurocopa.

Polonia fue la selección más goleadora de la fase clasificatoria con 33 tantos en 10 partidos, y Lewandowski fue el gran responsable de ello al contribuir 13 de ellos con dos hat-tricks en su haber como máximo goleador de las Eliminatorias.

Ah, y por si eres un entrenador rival pensando en cómo detener al actual máximo goleador de la Bundesliga con 23 tantos en 22 encuentros disputados, aquí te ofrezco una lista de como metió sus cinco goles en aquellos gloriosos nueve minutos:

  1. Oportunista en el área pescando un balón a la deriva

  2. Latigazo inatajable desde el borde del área

  3. Mano a mano con el arquero

  4. Misil de volea al ángulo llegando en velocidad al área

  5. Tijera letal y violenta Suerte con eso.

Gareth Bale (Gales): La esperanza de todo un país.

No es ningún secreto que Gales depende casi totalmente de la calidad estratosférica de Bale, pero él debería simplemente disfrutar la oportunidad que otro crack como su compatriota Ryan Giggs nunca tuvo al jugar la Eurocopa con Gales por primera vez en la historia de ese país.

Bale sabe lo que es bañarse de gloria, después de todo él fue el autor del gol que llevó al Real Madrid a su eventual consagración en la final de la Liga de Campeones contra el Atlético hace dos años. Sin embargo, el peso de la camiseta nacional es otro comparado con la de tu club. Si no lo creen pregúntenle a Cristiano Ronaldo o a Messi.

Bale es el quinto máximo goleador de la historia de su selección con 19 goles en 54 encuentros y tanto sus desbordes como presencia en el área son una preocupación constante para las defensas contrarias.

Paul Pogba (Francia): El líder de la revolución.

Este joven de apenas 22 años de edad es crack en serio y candidatazo a ser la gran figura del torneo.

Pogba es una gacela ambidiestra que cuenta con una agilidad envidiable para su 1,91 metros de altura y se perfila para volverse referente y pilar no solo del centro del campo, sino que de toda la selección francesa con una experiencia mundialista en la que respaldarse.

Si habría que compararlo con jugadores de la selección francesa, diría que cuenta con el despliegue incansable de Petit y el potencial de contar con la visión de juego de Zidane.

Pogba vio en persona como Messi ganó su quinto Balón de Oro este año, y tras la ceremonia él dijo que aspira “a ser mejor” que tanto la Pulga como Cristiano Ronaldo algún día.

Quizás lo sea en un futuro no muy lejano.

Zlatan Ibrahimovic (Suecia): El último espectáculo del artista del gol.

Ibrahimovic es un pintor que vive del arte del gol. El área es su plataforma y la pelota su pincel, y posiblemente esta Eurocopa sea su último gran torneo considerando que él va a cumplir 35 años en octubre.

Ibra cuenta con la misma cantidad de goles que Cristiano Ronaldo en la historia de la Eurocopa (6), pero curiosamente su porcentaje de efectividad es más elevado que el del portugués ya que él llegó a esa cantidad en cuatro partidos menos. Seis en 10 para el sueco, seis en 14 para CR7.

Suecia no hubiese llegado a la Eurocopa sin él, ya que Ibrahimovic fue autor de 11 de los 15 tantos de su equipo en la fase de grupos de las Eliminatorias.

Luego, en el repechaje, este veterano de mil batallas acarició la red para poner el 2-1 definitivo de la ida contra Dinamarca y su doblete en el partido de vuelta selló el pasaje de su selección a Francia.

Los murmullos sobre su rendimiento en compromisos trascendentales han sido constantes, pero rendimientos de ese tipo y una buena actuación en esta Eurocopa deberían ser suficientes para acallarlos definitivamente.

Den por seguro que todavía le queda una chilena mágica o una acrobacia impensada para maravillar al mundo entero.

Isco (España): Crack del futuro, ilusión del presente.

La debacle del Mundial 2014 que culminó en una eliminación humillante en primera ronda dejó en claro que había llegado la hora de un recambio generacional en la selección española, e Isco es fiel evidencia de que dicha transición podría ser menos dolorosa de lo pensado para los bicampeones vigentes de la Eurocopa.

Este mediocampista de 23 años es talento puro y no le pesa vestir la camiseta del Real Madrid, así que Paola Núñez, corresponsal de ESPN Deportes, nos cuenta sus sensaciones viéndolo jugar semana tras semana en la liga española.

"Isco es muy ágil, y tiene gran visión de juego pero...tiende a querer lucirse cuando no debe , no impacta al juego de la mejor manera cuando tiene que poner garra y a veces se le sale la cadena...eso sí, cuando madure y llegue a su plenitud, será mejor que Iniesta" , opinó Núñez.

Isco se perfila para formar parte del 11 titular en la formación del conjunto dirigido por Del Bosque y está listo para encarar su primer torneo grande tras perderse la Copa del Mundo hace dos años.

Por cierto, Iniesta es considerado uno de los mejores jugadores de la historia con su visión de juego y también es héroe de La Roja como autor del gol consagratorio contra Holanda del Mundial 2010.

Iniesta dirá presente en la que podría llegar a ser su última Eurocopa, y poco a poco va pasándole la posta a un heredero capaz de superar su legado.

Ivan Rakitic (Croacia): Caudillo del mediocampo.

Rakitic a veces se pierde en la conversación de este Barcelona actual de Messi, Neymar y Luis Suárez. Es más, seguramente el suyo sería el tercer o cuarto nombre mencionado del propio mediocampo azulgrana detrás de Busquets e Iniesta y posiblemente Mascherano. Sin embargo, cuando se trata de Croacia, no hay jugador más importante que él para el conjunto rojiblanco.

El ídolo histórico de Rakitic es Robert Prosinecki, aquel incansable mediocampista que formó parte de la selección croata que hizo historia al salir tercera en el Mundial de Francia ’98 cuando él tenía 10 años.

18 años más tarde, Rakitic vuelve al escenario del momento deportivo más importante de la historia de su país buscando reeditar aquella gloria. Sus características de juego son similares pero muy superiores a aquellas de Prosinecki, ya que Rakitic cuenta con la misma capacidad para desbordar y llegar al gol pero su nivel es más elevado que aquel de su ídolo.

Thomas Müller (Alemania): El goleador silencioso.

A Ibrahimovic y Cristiano Ronaldo les encanta alardear fuera de la cancha tanto o más que inflar redes dentro de ella, pero Müller cultiva un perfil más bajo sin dejar de ser letal dentro del área generando ataques de pánico generalizados en las defensas rivales.

Su calidad es enorme y esta se refleja en su promedio de gol con la selección alemana al contar con 31 tantos en apenas 68 partidos disputados. Cinco de ellos fueron los que lo ubicaron como segundo máximo anotador de la última Copa del Mundo, y sus 10 tantos en total lo convirtieron en apenas el tercer jugador de la historia en llegar a esa cifra tras apenas dos Mundiales.

Müller también se destaca en su club con 17 goles en 23 partidos en la liga alemana y tercer máximo anotador de la Champions.

Titular indiscutido, goleador nato, crack total.

Eden Hazard (Bélgica): Goles para dar un salto de calidad.

Tanto Hazard como Bélgica tienen que demostrarle al mundo entero que no solo son los consentidos de los hipsters del mundo del fútbol.

El delantero belga ha sido comparado a Messi por su (falta de) altura y capacidad excepcional tanto para desbordar como llegar al gol. Así supo ser nombrado como Jugador del Año tras consagrarse como campeón de la Liga Premier anotando 14 goles en 38 partidos para el Chelsea.

Su presente es mucho menos brillante con apenas dos goles por la Copa FA y ninguno en la liga doméstica hasta ahora, pero su entrenador Guus Hiddink cree que está mejorando tras ser testigo de su gol en la abultada victoria por 5-1 sobre el Manchester City y la posterior ovación del público local.

Toda Bélgica espera que este sea el comienzo de su repunte, ya que será difícil que gane la Eurocopa por primera vez en su historia si una de sus grandes figuras no está en su plenitud absoluta.

Wayne Rooney (Inglaterra): El último “Bad Boy”.

Inglaterra nunca ha ganado la Eurocopa y no ha vuelto a las semifinales desde que fue anfitrión de esta en 1996. Rooney espera poder torcer esa historia a fuerza de goles.

Este rebelde si tiene una causa y busca ampliar su ventaja en la cima de la tabla histórica de goleadores de su selección, la cual lo ve como firme líder con 51 tantos en 109 presencias.

Si llega a los Cuartos de Final con presencia perfecta, habrá igualado a Steven Gerrard con 114 partidos disputados para su país. Las semifinales lo llevarían a superar a Gerrard en ese rubro e igualar a David Beckham con 115, y una hipotética final lo dejaría solito en el segundo lugar de todos los tiempos con 116. Solamente quedaría el ex arquero Peter Shilton en su camino con 125.

Sin embargo, los logros personales son secundarios para un jugador que lo supo ganar todo con el Manchester United y ahora quiere saborear las mieles de la gloria con su selección por primera ¿y última? vez.

^ Al Inicio ^