Fútbol
EFE 506d

Previo del Grupo B: Inglaterra, con ilusión renovada

INGLATERRA: JUVENTUD Y EXPERIENCIA PARA DAR LA SORPRESA DE FRANCIA 

La renovada selección inglesa afronta con un optimismo inusitado la Eurocopa de 2016, aferrada a la mejor generación de futbolistas jóvenes de los últimos tiempos y con el objetivo de superar la barrera de los cuartos de final.

La excelsa fase de clasificación, con diez victorias en otros tantos encuentros y un balance de 31 goles a favor y sólo tres en contra, en la que los ingleses lideraron el grupo E por delante de Suiza y Eslovenia, sirvió al seleccionador para inyectar sangre nueva en un equipo que fracasó estrepitosamente en la Copa del Mundo de Brasil 2014.

Los Steven Gerrard, Frank Lampard, Phil Jagielka, Glen Johnson y Leighton Baines dejaron su sitio a jóvenes como Dele Alli, Eric Dier, John Stones y Danny Rose, futbolistas que en las últimas dos temporadas se han convertido en titulares indiscutibles y piezas clave en sus equipos.

Roy Hodgson ha acometido una renovación en la selección y ya ha asegurado que el objetivo principal es ser competitivos en el Mundial de Rusia 2018, pero sin dejar de lado la Eurocopa de este próximo verano.

Por ello, ha decido formar una lista con sólo cuatro futbolistas de la convocatoria inicial de 26 mayores de 30 años: el delantero Wayne Rooney, el centrocampista James Milner, el defensa central Gary Cahill y el tercer portero Tom Heaton.

Encuadrada en el grupo B junto a sus vecinos de Gales, Rusia y Eslovaquia, la renovada Inglaterra parte como principal favorito para una clasificación a octavos que, a priori, no debería ser complicada.

La llamada de Marcus Rashford, un atacante de sólo 18 años que hizo su debut con el Manchester United el pasado mes de febrero, es una de las sorpresas de la convocatoria del seleccionador, que quiso premiar su buen momento e incluirlo junto los prolíficos Jamie Vardy y Harry Kane, Daniel Sturridge y Wayne Rooney.

El capitán Rooney, tal y como ha hecho esta temporada en el United, tendrá una posición más retrasada, casi como centrocampista, dotando de garra y kilómetros a la medular y surtiendo de balones a Kane, Bota de Oro en la última Premier League, y a Vardy, segundo en la lista de máximos artilleros.

Las dudas de Hodgson se ciernen, sobre todo, en saber quién será el acompañante de los dos atacantes -pujan por el puesto James Milner, Adam Lallana y Raheem Sterling- y cuáles serán los dos laterales.

La titularidad de Gary Cahill y Chris Smalling en el centro de la zaga parece inamovible, con el joven John Stones como tercer central, mientras que para los laterales se debe decantar por Kyle Walker, Nathan Clyne, en el derecho, y Danny Rose o Ryan Bertrand en el izquierdo.

RUSIA RECUPERA LA ALEGRÍA CON LA SALIDA DE CAPELLO

Rusia destituyó al italiano Fabio Capello y en menos de un año enderezó el rumbo del equipo, que tenía muy difícil clasificarse para la Eurocopa, y recuperó la alegría bajo las órdenes de Leonid Slutski, un técnico local.

"Nuestro norte son las semifinales de la Eurocopa 2008", dijo Vitali Mutkó, ministro de Deportes y presidente de la Unión de Fútbol de Rusia.

Parece que ha pasado una eternidad desde que la selección rusa eliminara a Holanda en los cuartos de final de la Eurocopa disputada en Austria y Suiza y se plantara sorprendentemente en semifinales, donde cayó ante España (0-3).

Arshavin, la gran estrella de ese equipo, es historia, al igual que Pavlyuchenko, pero un técnico ruso, Leonid Slutski, ha logrado devolver la ilusión a los aficionados.

Campeón de liga con el CSKA, Slutski ha liberado a los futbolistas, que estaban atenazados por el exceso de disciplina impuesto por el centurión Capello.

El italiano clasificó brillantemente a los eslavos para el Mundial 2014, dejando en la cuneta a la Portugal de Cristiano Ronaldo, pero desde entonces todo fue cuesta abajo.

En Brasil los rusos no lograron ninguna victoria, por vez primera en la historia, incluido la URSS, y la clasificación para Francia estuvo llena de incidentes extrafutbolísticos debido al impago del salario del italiano y sus ayudantes.

Esto afectó al rendimiento de los futbolistas y enrareció el ambiente en el vestuario hasta que Capello se fue y Slutski apeló al orgullo de los suyos para lograr el billete para la Eurocopa.

Cuatro victorias seguidas, incluida una sobre la Suecia de Ibrahimovic, obró el milagro y ahora los rusos viajan a Francia llenos de confianza y sin ningún complejo, ya que nadie daba un duro por ellos hasta hace poco.

Slutski, un entrenador muy alejado de la escuela soviética, ha optado por un esquema mucho más ofensivo que el de Capello, aunque no ha introducido cambios radicales en la convocatoria.

Tres futbolistas del CSKA que disputaron la Eurocopa en 2008 son los puntales en la defensa: Akinféev en la portería e Ignashévich y Vasili Berezutsky en el centro.

Tras la baja del veterano y fino Zhirkov por una lesión en el tendón de Aquiles, Rusia tiene unos laterales poco incisivos, aunque no renuncian a sumarse al ataque, especialmente Smólnikov (Zenit).

El fijo en el medio centro es el polivalente Glushakov (Spartak Moscú), mientras Shátov (Zenit) es un jugador mucho más creativo y del que dependerá mucho el ataque, especialmente tras la baja de Dzagóev.

La lesión de última hora del jugador que marcó el gol en la última jornada que dio el título al CSKA es un problema para Slutski, ya que su calidad mezclado con su olfato de gol son insustituibles. Quizás por eso fue convocado el veterano Shirókov, pese a su pésima temporada, en la que incluso fue suplente en el equipo moscovita, ya que es un futbolista que puede marcar diferencias, aunque difícilmente aguantará los 90 minutos.

La delantera es donde los rusos han sorprendido en los últimos meses con una troika con gran futuro, aunque 'el niño bonito' de Capello, Kokorin, ha bajado mucho su nivel desde la renuncia del italiano. Dzyuba, el héroe del partido ante Suecia, ha mejorado muchísimo tanto en la selección como en el Zenit, donde formó un peligrosísima dupla con el brasileño Hulk y marcó quince goles.

Con todo, el mejor jugador de la temporada en Rusia con diferencia fue Smólov, máximo goleador con 20 goles en una treintena de partidos, algo que no ocurría desde 1998. Por méritos, Smólov debería salir de inicio junto a Dzyuba, pero Kokorin se adapta mucho mejor a las bandas, por lo que parte con ventaja.

La única nota disonante ha sido la convocatoria de última hora del hasta hace poco defensa alemán, Román Neustadter (Schalke), que nació en la Unión Soviética y que fue llamado pese a no tener aún pasaporte ruso, lo que no ha sentado bien a la prensa y a algunos jugadores.

Rusia, que se ha concentrado en Suiza, debutará ante Inglaterra y después se enfrentará a Eslovaquia y la Gales de Bale, con los que probablemente se disputará el segundo puesto del grupo.

BALE LIDERA A GALES EN SU PRIMER GRAN TORNEO DESDE 1958

El atacante del Real Madrid Gareth Bale es la cara más reconocible de una selección de Gales que afronta en la Eurocopa de este verano su primer gran torneo internacional desde la Copa del Mundo de Suecia 1958.

Bale, autor de siete goles en la fase de clasificación, que supusieron nueve puntos para los 'dragones', llega en el mejor momento de la temporada a la cita continental y sabiendo que gran parte de las opciones de su equipo pasan por sus botas.

La mejor selección galesa de los últimos tiempos finalizó en segunda posición el grupo B en la clasificación, sólo por detrás de la todopoderosa Bélgica, y superó a Bosnia-Herzegovina, Israel, Chipre y Andorra.

Guiados magistralmente por Chris Coleman, quien arribó al banquillo de la selección en 2012 en lugar del fallecido Gary Speed, los 'dragones' llegan a la Eurocopa de Francia sin presión y sabiendo que conseguir el pase a octavos sería un éxito.

Encuadrada en el grupo B junto a Inglaterra, Rusia y Eslovaquia, la rocosa Gales pugnará, a priori, con los hombres de Leonid Slutsky por la segunda plaza, aunque no descarta prestar batalla a la imberbe Inglaterra.

Coleman ha construido un conjunto que hace del contragolpe su principal arma, con una defensa sólida con buena salida de balón, con el veterano Ashley Williams en el centro de la zaga, dos laterales rápidos -Chris Gunter y Ben Davis-, y un centro del campo de calidad.

El mediocampista del Arsenal Aaron Ramsey, un 'box to box' (de área a área) típico del fútbol inglés, es otro de los grandes nombres del combinado británico, y formará en la medular con Joe Allen (Liverpool) y Andy King (Leicester) o Joe Ledley (Crystal Palace).

El seleccionador confía en que Ledley, pieza clave en su once, se recupere a tiempo de su fractura en la pierna y pueda integrar la lista definitiva que viajará al país galo.

El punto débil de los 'dragones' es la endeble delantera, con Hal Robson-Kanu (Swindon Town) y Sam Vokes (Burnley) pujando por ser el acompañante de Bale.

Vokes se perdió gran parte de la fase de clasificación por una aparatosa lesión de rodilla, pero esta temporada ha vuelto a brillar en el Burnley, con el que ganó la Championship, segunda división del fútbol inglés, y ascendió a la Premier League, y podría recuperar su puesto en el once de Coleman.

"La gente se interesa por nosotros porque tenemos a Bale y piensa que somos un equipo de un sólo futbolista. Es cierto que no hubiéramos llegado a donde estamos sin él", aseguró el seleccionador.

"Pero tenemos otras cualidades que aportan otros jugadores que nos convierten en un buen equipo. Somos un conjunto muy organizado y que pelea siempre junto", comentó Coleman, artífice, junto a Bale, de la histórica clasificación de los 'dragones' para la Euro.

ESLOVAQUIA SE ESTRENA EN LA EURO CON EL CONTRAGOLPE COMO VIRTUD

Eslovaquia se estrena en Eurocopa con el contragolpe como principal virtud

Tras su estreno mundialista en Sudáfrica 2010, donde el equipo pasó a octavos de final, Eslovaquia se dispone ahora a disputar su primera Eurocopa, después de haber desplegado un gran juego colectivo y mostrar un contragolpe letal.

Es un sueño hecho realidad para este equipo que entrena Jan Kozak, y que consiguió el pase directo a Francia culminando una trabajada fase de clasificación en el grupo de España.

Los de Kozak acabaron en segunda posición después de La Roja, a la que vencieron en el primer partido de Zilina con su arma letal, el contraataque, y mandaron a Ucrania a la repesca.

Kozak, exinternacional de Chequia de talante muy apasionado y que se retiró como jugador tras 21 años en los campos de juego, asumió las riendas de Eslovaquia en julio de 2013, en medio de una desastrosa campaña de clasificación para el Mundial de Brasil, al que los centroeuropeos al final no llegaron.

Ahora sí que lo han hecho, de la mano de jugadores desequilibrantes como son el volante del Nápoles Marek Hamsik, Róbert Mak, del PAOK Tesalónica, y el ex españolista Vladimir Weiss, actualmente en las filas del Al-Gharafa de Catar.

Y unos laterales muy incisivos, como Peter Pekarik y Tomas Hubocan, comandados a su vez por el poderoso central del Liverpool Martin Skrtel.

El técnico ha lamentado la lesión a última hora de Róbert Vittek, uno de los artífices del éxito de Sudáfrica, donde eliminaron al cuadro italiano, y que no estará a punto para la fase final de la Eurocopa.

En su lugar, Kozak apostará por Michal Duris, ariete del Viktoria Pilsen, flamante campeón de liga checo, y también por el joven Adam Zrelák, del Slovan de Bratislava, que ha cautivado al entrenador, aunque todo dependerá de cómo rinda en los próximos amistosos contra Georgia, Alemania e Irlanda del Norte.

Otra de los quebraderos de cabeza es el problema de talón que arrastra el lateral Hubocan, lo que podría obligar a Kozak a alinear al veterano Dusan Svento.

Pero en la línea medular de creación no faltarán los motores del equipo, tanto Juraj Kucka, del Milan, como el ídolo del Nápoles, Hamsik, un jugador de 29 años que debutó hace una década con la selección absoluta y ahora pasa por su mejor momento.

Kozak quiere probar en la recta final de preparación antes de la Eurocopa a jugadores de la selección sub-21, como el defensa Milan Skriniar del Sampdoria, Matus Bero, del Trencin eslovaco, y el mencionado atacante Zrelak.

Los centroeuropeos tendrán que medirse a Inglaterra, un equipo joven que no perdió un solo punto en la fase de clasificación, a la Gales de Gareth Bale y a Rusia.

No es de extrañar que Kozak haya elegido tanto a Irlanda como Irlanda del Norte para medirse en los partidos amistoso previos a la Eurocopa, y -como él ha reconocido- así ganar el máximo de experiencia con equipos anglosajones.

^ Al Inicio ^