Fútbol
EFE 533d

Deschamps espera confirmar buen nivel de Francia en la Eurocopa

PARÍS.- El seleccionador de Francia, Didier Deschamps, aseguró hoy que los buenos resultados de su equipo en los últimos amistosos deben confirmarse en un partido oficial, en vísperas de que mañana se enfrenten a Rumanía en el duelo inaugural de la Eurocopa.

"Hace dos años que no jugamos un partido oficial. Tengo ganas de ver a mi equipo en esa situación. La última vez que jugamos uno eran otros jugadores", señaló el técnico de los "bleus" en la rueda de prensa oficial previa al partido de mañana.

Con nueve victorias en los diez últimos partidos, Francia ha generado una gran euforia, pero el seleccionador aseguró que es prematura: "Todo está por hacer".

"Alemania y España tienen un histórico, los primeros porque son campeones del mundo y los segundos por todo lo que han conseguido. Comienzan la competición con la ambición legítima de poder ganarla", afirmó.

Deschamps reconoció que "Francia es competitiva, con un potencial ofensivo muy interesante" pero señaló que "en una gran competición es necesario tener un buen equilibrio y ser capaces de defender bien", una faceta que, dijo, está en plena reconstrucción tras la plaga de bajas en ese sector.

Por el contrario, el técnico indicó que en ataque son capaces de "marcar goles y crearle dificultades al adversario".

Aunque declaró que la posesión del balón no es una obsesión, afirmó que puede ser un medio para ganar partidos "a condición de que se sepa qué hacer con ella" y que "no sirva para darse pases en el centro del campo".

"Yo prefiero un equipo más vertical, tener el balón no te hace ganar el partido", agregó.

Aunque dijo ser consciente que contra Rumanía, su rival de mañana, se encontrará con un equipo que les dejará el dominio del encuentro, aunque rechazó el calificativo de defensivo.

"No es una nación ultradefensiva, tiene una organización defensiva de gran calidad, pero es capaz de presionar al rival, de llevarle al error. Tiene esa capacidad de desmontar al adversario, de pasar muy deprisa del ataque a la defensa. Defienden muy bien, con mucha disciplina, pero no se quedan ahí. Pueden ir muy arriba y cuando tienen el balón saben qué hacer con él", comentó.

Deschamps señaló que ha trabajado para que sus jugadores no sientan la presión de afrontar el partido inaugural frente a su público como algo negativo.

"Es un partido de apertura, con todo lo que eso representa. No hay que hacer una montaña, nos vamos a aislar de eso, no creo que influya en nuestra forma de afrontarlo. Vamos a empezar el partido con ganas, con determinación, con generosidad, sin olvidar que es el debut, pero cuanta menos influencia tenga el entorno sobre los jugadores, mejor", señaló

^ Al Inicio ^