Fútbol
Paola Núñez 494d

Las claves del triunfo norirlandés sobre Ucrania

El triunfo histórico de Irlanda del Norte fue la sorpresa de la jornada; cuando todo mundo esperaba que el segundo lugar del Grupo C se definiera en el encuentro entre Ucrania y Polonia, el cuadro norirlandés aprovechó sus escasas virtudes para vencer por 2-0 a los ucranianos, que se enfilan a proclamarse como la gran decepción de la Eurocopa.

El balón parado

Irlanda del Norte no tiene muchos recursos; es un equipo plano, que juega un futbol casi rudimentario. En resumen, y, como bien tuvo a apuntar en la víspera el técnico de la selección de Ucrania, Mykhailo Fomenko, que juega “como puede”. Y lo que pudo hacer fue sacar lo máximo de las debilidades del rival, el balón parado una de ellas y quizás la más grave. Ucrania tiene un pie fuera de la Euro después de dos derrotas por 2-0; ambas encaminadas por una jugada a balón parado que pilló mal colocada a la defensa y selladas con una jugada letal al contraataque. Irlanda del Norte le tuvo tomada la medida a Ucrania desde el principio, pues el tanto que puso el 0-1 en el marcador ni siquiera fue su primer intento. Tres de sus siete disparos a puerta llegaron en jugadas de estrategia.

Irlanda del Norte aprende rápido

 

El cuadro norirlandés presentó una notoria mejoría en menos de una semana. Martin O’Neill envió a la cancha a un equipo que daba la impresión de tener más ideas que el que sacó contra Polonia. En lugar de una línea de tres hombres en defensa y un conglomerado de seis en la media para bloquear el paso del rival, O’Neill utilizó la clásica línea de cuatro, con tres medios en el pivote, dos interiores y dos puntas. En la práctica Irlanda siguió defendiendo con ocho, fue igual de ineficiente al pase (completó el 56 por ciento) y volvió a entregar el balón (esta vez acabó con el 30% de la posesión), pero aprovechó mejor las bandas y supo escoger los momentos para hacer daño, de tal modo que acabó con siete tiros a puerta, tres más que Ucrania, de 12 intentos en total. En defensa también mejoró bastante; con 13 entradas exitosas en total. Mención aparte merece el defensa Gareth McAuley, quien abrió el marcador con un cabezazo y tuvo una contribución clave para dejar la puerta a cero con siete despejes, tres bloqueos y una intercepción

El inoperante ataque de Ucrania

Todo ese talento que Ucrania tiene en las botas de Konoplyanka y Yarmolenko brilló por su ausencia. Ninguno de los dos futbolistas, claves en la creación del equipo de Fomenko, tuvo mayor repercusión en el juego. El mediocampista del Sevilla estuvo perdido la mayor parte del tiempo y, como ocurriera contra Alemania, fallón en las ocasiones que tuvo. Hasta cuatro veces intentó probar al arquero norirlandés – alguna a la desesperada - pero todas desviadas. Lo más destacado de Konoplyanka fue un balón colgado al centro del área que nadie supo aprovechar. Estuvo más cerca de anotar Oleksandr Zinchenko, un jugador de 19 años que en los ocho minutos que estuvo en la cancha creó dos ocasiones e intentó un remate a puerta. Resulta llamativo que Ucranina ejerciera un total dominio del terreno de juego y del balón y que apenas firmara 15 intentos, y de éstos, sólo cuatro fueran a puerta.

^ Al Inicio ^