Fútbol
EFE 520d

Rosicky: "Es el final de la Eurocopa para mí"

PRAGA -- El capitán de la selección checa de fútbol, Tomas Rosicky, anunció que la Eurocopa terminó para él, tras sufrir una lesión muscular en el partido frente a Croacia que acabó en empate, 2-2.

"La pierna no está bien, y está claro que es el fin del campeonato para mí", dijo Rosicky a la cadena CT Sport.

A pesar de su malestar, el hasta ahora jugador del Arsenal continuó en el terreno de juego, ya que su entrenador había realizado ya los tres cambios.

Antes de la lesión, fue el autor de la magistral asistencia a Milan Skoda, que éste remató de cabeza a las mallas.

"Fueron dos tiempos totalmente distintos. Al principio estábamos atemorizados, pero lo dejamos todo en el campo", afirmó también el capitán.

Rosicky reconoció que el equipo apareció al final "cuando no teníamos nada que perder, y se convirtió en un partido relámpago".

Anteriormente, el centrocampista reconoció que su equipo cometió "muchos errores", que les costaron los tantos croatas.

Skoda, que acortó distancias en el marcador con un soberbio tanto de cabeza en la recta final del partido, y señaló que el empate, 2-2, con que concluyó el choque le supo a poco.

"Es un punto clave, pero podríamos haber conseguido más", afirmó el jugador del Slavia de Praga, que entró por David Lafata y marcó un tanto de bella factura dando esperanzas a los suyos.

"Conseguí cabecear y no sé cómo pasó, pero me alegró", explicó el delantero de 30 años, que remató tras un certero pase con el empeine Rosicky.

El otro goleador, Tomas Necid, transformó un penalti en el tiempo añadido, después de no haber dispuesto de una sola ocasión de superar al guardameta Danijel Subasic en el tiempo regular.

"Aunque fue el primer toque del balón, estaba con ganas de marcar", aseveró Necid, que no dudó en pedir tirar la pena máxima.

"El delantero debe tener hambre de gol", aseguró.

Sobre las bengalas arrojadas al campo por los hinchas croatas cuando quedaban diez minutos para la conclusión, y que obligó a interrumpir el partido 5 minutos, el portero checo Petr Cech afirmó que les benefició.

"Nos ayudó la pausa por los hinchas, porque (los croatas) tenían el partido controlado. Disponían de ocasiones de contragolpe. Pero a partir de entonces no hicieron casi nada", afirmó el meta del Arsenal.

El técnico checo, Pavel Vrba, que dijo que había que conseguir cuatro puntos en la segunda y tercera jornada, confía en que tras el empate de hoy la clasificación a octavos esté en sus manos.

"Lo tenemos en nuestras manos", aseguró.

^ Al Inicio ^