Fútbol
Sebastián Martínez Christensen 540d

Un cuadro inestable con todos los grandes del mismo lado

PARÍS -- Llegó la desintoxicación del fútbol, al menos por dos días.

Recién el viernes comenzarán los octavos de final de la Eurocopa en Francia, y entre los últimos 16 equipos que quedan con vida, hay algunas sorpresas que conforman un cuadro particular.

Hubo un partido en específico que terminó afectando la lógica y generando una congestión de rica historia de un lado de los cruces.

Croacia venció a España, ganó el Grupo D y pateó el tablero. Eso significó que los cinco equipos que fueron campeones del mundo en el continente europeo están del mismo lado del cuadro.

Justamente España se mide a Italia en el primer cruce de pesos pesados este lunes en París, en lo que ya es el partido más esperado de la copa hasta el momento.

 

Aunque eso no es todo, dado que si uno de esos equipos quiere llegar a la Final, tendrá que pasar por Alemania, Inglaterra y Francia, que son potenciales obstáculos previos a un potencial partido decisivo.

Esto no es bueno para el anfitrión, que primera se verá las caras con Irlanda, ni para los actuales campeones del mundo, ni para un conjunto inglés que está en pleno recambio generacional, y era mencionado como una probable sorpresa para este torneo.

Existe el viejo dicho que indica que hay que ganarle a todos, aunque siempre me pareció algo no muy apegado a la realidad.

Partidos como estos implican un desgaste mental y físico más exigente que de tener un cruce más accesible. En otras palabras, la suerte también cuenta, y tener un camino allanado es siempre lo ideal a mi juicio.

Justamente en esa vereda de enfrenta se encuentran Bélgica y Portugal. Los belgas son a mi criterio los favoritos a representar el lado opuesto de la llave, aunque será un duelo interesante ante la sorpresiva Hungría.

A los lusitanos se los menciona por Cristiano Ronaldo, quien anotó dos goles y se quedó a uno del récord histórico de goles en Eurocopa que le pertenece a Michel Platini, pero la realidad es que Portugal no ha jugado para nada bien y de hecho aún no conoce la victoria en este torneo.

Sí creo que deberíamos mencionar más a Croacia, justamente el próximo rival de Portugal, que ha dejado una gran imagen; de hecho venció a España sin la presencia de su principal figura Luka Modric.

Entre las otras particularidades, hay que decir que tres equipos debutantes accedieron a la etapa eliminatoria, cuando sólo tres en total lo habían hecho con anterioridad en la historia de la Euro. Irlanda del Norte y Gales se verán las caras, mientras que Islandia se medirá a Inglaterra.

Portugal en 1984 y Suecia en 1992 accedieron a semifinales como debutantes, estableciendo los mejores torneos para naciones haciendo sus primeras armas en este campeonato.

Dónde sí sonríen es en el Reino Unido, teniendo en cuenta que sus cuatro representantes --Escocia no clasificó a la Euro--, siguen con vida.

Irlanda obtuvo su pasaje dramáticamente tras obtener apenas su segunda victoria en la historia de esta competencia a falta de cinco minutos para el final del partido ante Italia.

En los duelos restantes, Polonia enfrentará a Suiza, en un partido en el cual Robert Lewandowski seguirá en búsqueda de su primer gol del torneo. Alemania, por su parte, se medirá a Eslovaquia, que clasificó como la mejor tercera de los cuatro que pasaron de esa forma.

El cuadro promete fuegos artificiales tan pronto como este fin de semana. Los equipos de mayor renombre están todos del mismo lado, mientras que Bélgica tiene una oportunidad inmejorable de finalmente hacerle honor a su ránking FIFA.

^ Al Inicio ^