<
>

En Barcelona comprenden la razón de Neymar para coquetear con Real Madrid

play
Neymar será operado el sábado: ¿Llega al Mundial? (0:36)

El médico de la Selección de Brasil explicó los plazos de recuperación del crack del PSG. (0:36)

Neymar se ofrece al Barcelona sabiendo que no puede volver y así fichar por el Madrid, vendiéndolo como un despecho del Barça”.

La frase, quizá no literal, pero, sin duda, sí establecida en el contexto, sintetiza y resume la manera en que alrededor del Camp Nou se perciben los movimientos del brasileño y obliga a mirar la vista atrá, descubriendo que no es el primer caso.

Neymar amenaza con repetir el caso de Ronaldo Nazario, quien en el verano de 2002 fichó por el Real Madrid, tres días después de que Louis Van Gaal, en aquél entonces entrenador del Barça, vetase personalmente su fichaje.

La situación no es exactamente la misma, los protagonistas y actores secundarios tampoco y el peso económico de la teórica operación sería muy distinto, pero, en el fondo, catapulta al plano las similitudes.

Con el PSG convertido en un polvorín tras la eliminación a manos del Real Madrid en la Champions, Neymar se ha catapultado otra vez al plano y su futuro se especula en todos los sentidos. Tal es así, que mientras Valverde en el Barça pasó por alto “las elucubraciones” respecto a su regreso, a Zidane no le pareció “imposible” que el Madrid pudiera pagar 400 millones de euros por su fichaje.

La incorporación al club merengue sería una auténtica bomba.

De momento se contempla poco menos que una quimera, pero, poco a poco, las especulaciones siguen creciendo en Barcelona, en Madrid, en París y también en Brasil.

El fenómeno
La tarde del 27 de agosto de 2002, Massimo Moratti negoció directamente con Joan Gaspart, presidente del club azulgrana, una cesión por una temporada con opción de compra con un costo de 3 millones de euros a descontar si al cabo de un año se hacía efectivo el traspaso.

“No”, sentenció fríamente Van Gaal, quien argumentó ante la prensa que fichar a Ronaldo “atentaría contra la filosofía del club y tiene una actitud poco positiva”, antes de sorprender afirmando que otra razón era su estado físico.

“Su físico genera inseguridad”, clamó el holandés, apenas dos meses después de conquistar el Mundial en Japón.

Sandro Rosell, persona de máxima confianza de Ronaldo y con mucho prestigio en Brasil por su trabajo en Nike (se afirma que fue el único “extranjero” que entró en el vestuario de la canarinha en la celebración del título de 2002), fue quien hizo de enlace entre Inter de Milán y FC Barcelona para concretar aquel regreso, que solamente se frustró por decisión de Van Gaal y que provocó su fichaje por el Real Madrid.

Florentino Pérez, presidente merengue, había trabajado durante todo el verano el fichaje del “Fenómeno” y quedó, tal cual, helado cuando conoció la posibilidad de su vuelta al Barça. En cuanto supo de lo dicho por Van Gaal, contactó con Rosell (con quien le unía buena relación) y reactivó con urgencia la operación, que se cerró finalmente el 31 de agosto.

Repetición
Ronaldo fichó por el Real Madrid, porque el Barcelona no le quiso recuperar y al cabo de 16 años, el asunto regresa al plano a través de Neymar.

El jugador del PSG ha movido hilos para conocer las opciones que existirían de su retorno al club azulgrana, pero se sospecha que todos sus movimientos van encaminados a, en cierta manera, suavizar su marcha al Bernabéu.

Despechado por la negativa del Barça a ficharle, Ney tendría de cara a la opinión pública una excusa indiscutible para irse al Real Madrid, donde el presidente, que vuelve a ser Florentino Pérez, es el valedor máximo para incorporarle al club.

Alrededor del Bernabéu, de hecho, la candidatura de Neymar suma adeptos a cada día que pasa y un histórico como el propio Roberto Carlos animó al club a dar el paso, si es posible, de su fichaje.

El ex lateral merengue compartió vestuario y éxitos con Ronaldo y consideró, como otros hay en el Real, que la llegada de Ney, teniendo en cuenta su pasado en el Barça, sería una operación, deportivamente, redonda.