Fútbol
Jordi Blanco, ESPN Digital 218d

Brighton por fin es equipo de la Premier League

BARCELONA -- El Brighton & Hove Albion , después de 34 años, volverá a jugar en la primera división del fútbol inglés. Los Seagulls, las Gaviotas, debutarán, por fin, en la Premier League después de haberse quedado a las puertas del ascenso en tres de las últimas cuatro temporadas. La felicidad es completa al sur de Londres.

“Debuté en Primera con el Espanyol, ascendí con el Almería y jugué Champions con el Valencia pero… Esto es increíble; una felicidad incomparable” sostuvo Bruno Saltor, capitán y leyenda de un Brighton que a sus 36 años sigue siendo indiscutible y que podrá cumplir su sueño de jugar en la Premier.

“El año pasado perdimos el ascenso directo en las dos últimas jornadas y cuando nos eliminó el Sheffield Wednesday en el play-off pensé que nunca lo conseguiría. Era la tercera vez… Fue una amargura muy grande, así que lograrlo ha sido histórico y a la vez increíble para nosotros” resumió el lateral catalán, entre la algarabía de una ciudad entregada a la euforia.

El Amex Stadium, un moderno estadio inaugurado en julio de 2011, suele llenar sus 30.000 localidades en cada partido. Antes, durante 96 años, jugó en el legendario Goldstone Ground y hasta 2011 malvivió en el complejo del Withdean Stadium. A medio camino de la nada, en 2009 Tony Bloom, un tipo que hizo fortuna jugando al póquer, compró el club. A partir de ahí renació la historia.

“El Brighton siempre ha tenido una hinchada fiel, pero muchos nunca han visto la Primera División” apunta Brian Owen, periodista local que aún recuerda el único paso del equipo por la máxima categoría, ente 1979 y 1983, cuando el descenso estuvo acompañado de la derrota en la única final de la FA Cup que jugó, ante el Manchester United y cayendo por 4-0 en el desempate.

El Brighton volvía a intentarlo este curso consciente de que el papel de favorito indiscutible era para el Newcastle de Rafa Benítez y entendiendo que otros clubs como Leeds, Fullham, Reading o Norwich partían con tantas o más opciones para lograr el soñado ascenso… Pero la temporada ha acabado siendo excepcional, sobrándole tres jornadas para conseguir el objetivo.

En 32 de las 43 jornadas disputadas se ha mantenido en puestos de ascenso directo y solamente en 2 estuvo fuera de las seis primeras plazas, allá por el mes de septiembre de 2016. Con la eclosión del francés Anthony Knockaert, por quien el Brighton pagó 3,5 millones de euros para ser el tercer fichaje más caro de su historia, y un grupo compacto en el campo y unido fuera de él, la temporada ha acabado por ser histórica.

DESDE LA NADA

En 2009 el club deambulaba invisible por la tercera división, League 1, cerca del descenso y jugando sus partidos en un campo ‘de prestado’, cuando en noviembre fichó a Gustavo Poyet. El uruguayo, con el único bagaje de ser ayudante de Juande Ramos en el ToTtenham Tottenham, aceptó el reto y salvó al equipo.

Al año siguiente ascendió a Championship, segunda división, y en 2012 se catapultó, ya en su nuevo y flamante Amex Stadium. Con Poyet disputó el play-off de ascenso en 2013 y en 2014 lo hizo, contra toda lógica por el debilitamiento de su plantilla, a las órdenes de Óscar García.

En ambas ocasiones fue eliminado y no fue hasta la llegada de Chris Hughton, que sustituyó en el banquillo a Samy Hyypia, que recuperó el pulso. Se salvó por los pelos del descenso en 2015… Y volvió al play-off en 2016 después de perder la plaza de ascenso directo en la última jornada ante el Middlesbrough. Y volvió a quedar eliminado.

“Comenzamos la temporada fuertes y a medida que pasaron las semanas vimos que esta vez sí podíamos lograrlo” explicó Bruno, quien recordó que la derrota, cruel, sufrida ante el Newcastle en el Amex Stadium en febrero (pasó del 1-0 al 1-2 en el minuto 89) reforzó más si cabe el ánimo en el vestuario.

“Sufriremos en la Premier… Pero es un premio merecido y lo vamos a disfrutar” concluye el capitán, el único que queda en Brighton de la colonia hispana que un día formó con Ulloa, Orlandi o Calderón, jugadores todos ellos añorados por una hinchada fiel y que celebró a lo grande el ascenso.

Brighton, conocida entre otras cosas con el mote de ‘playa de Londres’ (la ciudad está situada a 53 millas al sur de la capital británica), disfrutará la próxima temporada de la Premier.

Una fiesta por todo lo alto.

^ Al Inicio ^