Fútbol
EFE 212d

Premier: Liverpool perdiò y Manchester United ganó

Un doblete del belga Christian Benteke, exjugador red, consumó la remontada del Crystal Palace en Anfield (1-2), que complica las opciones del Liverpool de amarrar un puesto de la próxima edición de la Liga de Campeones.

Dos despistes condenaron al conjunto de Jurgen Klopp que padeció en esta trigésima cuarta jornada su sexta derrota en la competición.

Y eso que los reds encarrilaron el encuentro a los veinticuatro minutos, con un golpe franco ejecutado por el brasileño Philippe Coutinho supuso el primer gol del partido.

No decayó el Crystal Palace, que acumula dos victorias y un empate en sus últimos tres compromisos para distanciarse de la amenaza del descenso.

De hecho, equilibró el marcador antes del descanso. En una acción entre el francés Yohan Cabaye que culminó Benteke con un disparo al primer toque fuera del alcance del meta belga Simon Mignolet.

Liverpool buscó una nueva ventaja tras el intermedio aunque el conjunto londinense no renunció a un premio mayor al contraataque y en las acciones a balón parado.

En un saque de esquina encontró el segundo gol el Crystal Palace. El lanzamiento fue botado por Jason Puncheon. Benteke, de cabeza, batió a Mignolet a veinte minutos del cierre.

No tuvo acierto después el Liverpool. Klopp recurrió a Trent Alexander-Arnold y retiró a Dejan Lovren. También dio entrada al español Alberto Moreno en el puesto de James Milner. Después sustituyó a Nathaniel Clyne por el serbio Marko Grujic.

Nada cambió. El Crystal Palace se marchó de Anfield con los tres puntos y el Liverpool se quedó sin puntuar.

Es tercero el equipo de Klopp en la clasificación. Pero con dos partidos más jugados respecto al Manchester City, cuarto, al que le saca dos puntos, y Manchester United, al que supera en tres.

El United salió con los tres puntos en su visita a Burnley (0-2), sumó su tercera victoria seguida en la Premier para situarse a un paso del cuarto puesto, en poder del Manchester City, el último que da acceso a la próxima edición de la Liga de Campeones.

Plagado de bajas, las últimas las del sueco Zlatan Ibrahimovic y el argentino Marcos Rojo, que se unieron recientemente a la del español Juan Mata, Phil Jones o Chris Smalling, el cuadro de Jose Mourinho dio un paso al frente en sus aspiraciones.

Instalado en las semifinales de la Liga Europa, donde le espera el Celta, el Manchester United, que saltó al césped con camisetas de apoyo a Ibrahimovic y Rojo, lesionados de gravedad, cambió el chip con acierto y salió airoso del estadio Turf Moor, en la trigésima cuarta jornada de Inglaterra.

El United dejó los deberes hechos en la primera parte. En el minuto veinte, el francés Anthony Martial culminó un contraataque con un pase final de Ander Herrera. A seis del descanso, Wayne Rooney, que recupera el protagonismo en los reds, aprovechó un rebote en el área local para llevar el balón a la red. Acumula el capitán red 251 goles en 552 partidos oficiales.

El equipo de Mourinho marcó el ritmo del encuentro en la segunda parte a pesar de los intentos de reacción del Burnley, que encajó su segunda derrota seguida, acumula tres partidos sin ganar y todavía no ha solucionado la permanencia.

El Manchester United, por su parte, se afianza en la quinta plaza y se sitúa a un punto del Manchester City, cuarto.

^ Al Inicio ^