Fútbol
Tom Adams 74d

La situación de Alexis Sánchez, un desastre para Wenger y Arsenal

Sólo pasaron cinco semanas desde que Arsene Wenger sugirió que el hecho de que Alexis Sánchez comenzara a cursar el último año de su contrato era "una situación ideal" para Arsenal, lo cual sonó bastante extraño en su momento.

Entretanto, Sánchez sufrió una lesión que convenientemente lo dejó fuera del inicio de la temporada mientras buscaba una vía de escape del club. Luego tuvo un rendimiento pésimo cuando sí estuvo disponible, en la derrota por 4-0 ante Liverpool el 27 de agosto. Entonces comenzaron a circular rumores de que sus propios compañeros querían que fuera vendido antes de la fecha límite, y se cayó un pase de £60m a Manchester City. Sánchez estaba furioso y aparentemente no quería volver a jugar con el club, y estalló en Instagram luego de sufrir dos malos resultados con Chile, donde nos dio una idea de su tormento. Para colmo, Wenger reconoció el miércoles que haber retenido a Sánchez podría terminar costándole al club hasta £140m.

Esto está lejos de ser ideal. Más bien, para decirlo sin rodeos, es un completo desastre. Arsenal no tiene las £60m que le ofreció Manchester City ni tampoco un reemplazante, luego de que Thomas Lemar, de Mónaco, rechazara la oportunidad de iluminar la Europa League. Y lo más preocupante es que puede que ni siquiera tengan al mismo jugador que convirtió 72 goles en 144 partidos con el club antes del inicio de esta temporada. Muchos se han preguntado si Sánchez estará dispuesto a colaborar como antes, luego de evaporarse el pase que tanto deseaba justo en la fecha límite.

Existe un argumento deportivo para mantener Sánchez hasta el último año de su contrato y permitir que se vaya mediante un pase libre, pero sólo tiene sentido si se cumplen dos condiciones: (a) que Sánchez se encuentre en un nivel óptimo, y b) que Arsenal esté en la misma página y al menos compita en serio por un título importante, que esta temporada sería la Premier League. La campaña recién empieza, pero quien haya visto el rendimiento de Arsenal y lo haya considerado como un equipo con posibilidades de ganar el título vive en un maravilloso mundo de fantasía. Mantener a Sánchez y no hacer nada en la liga simplemente es una pérdida de tiempo para todos.

Y si Arsenal pretende lograr algo esta temporada, necesita que Sánchez, por lejos su mejor jugador, se encuentre en óptimas condiciones. Ya parece haber pocas chances de que firme un nuevo contrato, así que esto es todo. Es la última batalla. ¿Podrá Wenger sacarle lo suficiente como para que valga remotamente la pena haber rechazado la oferta de City? Ése es el cálculo que le queda a Arsenal.

Los primeros indicios del receso internacional fueron poco prometedores. Sánchez se desahogó en Instagram, donde dijo estar "cansado" de las críticas de los periodistas y algunos hinchas de Chile. Pero su última publicación en Instagram, el miércoles por la noche, ofreció más esperanza.

El énfasis en "FOCUS", o concentración, es lo que Wenger y todos los seguidores de Arsenal quieren escuchar. Esa debe ser la tarea de Sánchez durante los próximos nueve meses de cara al mundial del año que viene, si es que Chile clasifica. Pero cabe preguntarse hasta qué punto esta proclamación fue una astuta medida de relaciones públicas. Sánchez siempre ha tenido un sello personal de excelencia y es una bola de energía implacable, pero puede que el pase frustrado a City haya afectado su compromiso, aunque sea inconscientemente. ¿Puede recuperar la concentración tan rápida y eficazmente?

Wenger se encuentra en una posición difícil. Sánchez quería irse y Arsenal finalmente estuvo dispuesto a venderlo, pero aquí están, atados al menos hasta enero, y probablemente hasta el final de la temporada. La esperanza del equipo de alcanzar su meta se apoya sobre los hombros de un jugador que no quiere estar en el club. Puede que en su última publicación de Instagram haya dicho que estaba de vuelta en "casa", pero el jugador estaba muy entusiasmado con la idea de irse de Arsenal, y de Londres, este verano.

El partido local contra Bournemouth este fin de semana parece una buena oportunidad para poner a prueba su concentración. Pero les esperan desafíos mucho más grandes, y Arsenal necesita que Sánchez se encuentre en óptimas condiciones para poder superarlos.

Tom es uno de los blogueros de Arsenal para ESPN FC. Puedes seguirlo en Twitter @tomEurosport

^ Al Inicio ^