Fútbol
Servicios de ESPN.com 19d

Man City le sacó ocho puntos a United y Spurs

Manchester City prosiguió su racha triunfal tras ganar este domingo con mucha polémica al Arsenal por 3-1, gracias a un tanto de penal dudoso del 'Kun' Agüero y a otro de Gabriel Jesús en fuera de juego previo de David Silva.

Con este resultado, el cómodo líder de la Premier League le saca 8 puntos a los escoltas Manchester United (perdió contra Chelsea) y Tottenham (ganó y alcanzó el segundo lugar).

El conjunto de Pep Guardiola, líder destacado de la Premier League, no falló en el Etihad Stadium ante unos 'Gunners' valientes, pero que, aunque sufrieron un arbitraje que consideraron adverso, estuvieron siempre a merced de los 'Citizens'.

Veinte minutos duró la resistencia del Arsenal, que ni con el francés Francis Coquelin y el suizo Granit Xhaka como medios defensivos logró frenar las acometidas de los locales. Así, tras varias aproximaciones con peligro, De Bruyne rompió la lata con un disparo con la zurda al palo largo de Cech tras un buen uno-dos con Fernandinho en el área.

No fue hasta la segunda mitad que los hombres de Pep doblaron su ventaja, pero el tanto llegó con polémica, puesto que el árbitro castigó con penalti un ligero empujón dentro del área del español Nacho Monreal sobre Sterling. Agüero no falló desde los once metros, y con un disparo ajustado al palo derecho de Cech, subió el 2-0 al marcador.

El descuento llegó un cuarto de hora después, obra del francés Alexandre Lacazette. El fichaje más caro en la historia del Arsenal, que había entrado poco antes por Coquelin, redujo diferencias con un buen lanzamiento tras un gran pase del Ramsey y metió a los suyos de lleno en el partido.

Pero la reacción de los londinenses duró nueve minutos: en el 74, Cech encajó el tercero de la tarde después de que David Silva, en claro fuera de juego, encontrara a Gabriel Jesús en boca de gol para restaurar la diferencia de dos goles.

No se volvió a mover el luminoso del Etihad y el City se llevó tres puntos de oro que amplían su diferencia en lo más alto de la Premier Lague con el Manchester -que cierra la undécima jornada en casa del Chelsea (17:30 GMT)- hasta los ocho puntos.

Por su parte, el Arsenal de Arsene Wenger se coloca sexto, con 19 puntos, los mismos que Liverpool y Burnley, a 12 del líder, el City.

CHELSEA VENCIÓ A MANCHESTER UNITED
Un testarazo imperial de Álvaro Morata dio este domingo una balsámica victoria al Chelsea sobre el Manchester United en Stamford Bridge (1-0) y dejó, de paso, vía libre al Manchester City en la cabeza de la Premier League.

El primer gol del internacional español en los últimos seis partidos -desde el triunfo sobre el Atético de Madrid en septiembre- revivió al vigente campeón de liga, que se plantó en noviembre tras un mes de octubre más que dubitativo.

La derrota entre semana a manos del Roma en la Champions League (3-0) dejó 'tocado' a Antonio Conte, quien recuperó a tiempo a N'Golo Kanté, mejor jugador del año en Inglaterra el curso pasado. Y su equipo lo notó.

El técnico italiano introdujo tres modificaciones con respecto al 'once' que se inclinó en el Stadio Olímpico, y dio entrada, además de al mencionado Kanté, a los defensas Andreas Christensen y Gary Cahill. Sorprendió la ausencia de David Luiz, quien se quedó fuera por "motivos tácticos", tal y como explicó Conte antes del choque.

En el United, José Mourinho se decantó por los mismos once hombres que batieron hace ocho días al Tottenham Hotspur (1-0), con tres centrales -Jones, Bailly y Smalling- y Marcus Rashford ganándole la partida en el extremo izquierdo a Anthony Martial.

Los 'Diablos Rojos' saltaron al césped de Stamford Bridge sabedores que, tras el triunfo del City sobre el Arsenal (3-1), sólo les valía la victoria para no perder de vista en lo alto al equipo de Pep Guardiola.

Sin embargo, apenas hubo noticias de los de Manchester en Londres, ya que durante todo el primer tiempo y gran parte del segundo estuvieron a merced de los 'Blues', con una presión alta que los ahogó por completo.

Los primeros 45 minutos fueron muy planos, aunque dominados por los de casa, que tuvieron ocasiones de sobra para estrenar el marcador. La más clara, y no exenta de polémica, llegó al poco de arrancar el choque, cuando Jones introdujo el balón en su propia portería pero la jugada fue anulada por falta previa de Morata.

Los 'Blues' pudieron estrenarse con una serie de ocasiones marradas por Bakayoko; primero tras un pase de Zappacosta que inexplicablemente mandó fuera y después con un disparo que tocó en Bailly se marchó desviado por poco.

Eden Hazard, increíblemente activo pese al marcaje al hombre al que le sometió Bailly, estuvo cerca de cantar gol con un lanzamiento desde el área grande que sacó De Gea con una mano salvadora. Cesc estuvo atento al rechazo, pero llegó tarde y su testarazo posterior se fue fuera.

Pocas noticias hubo del United en los primeros 45 minutos, y sólo Rashford con un cabezazo que se marchó alto y Lukaku con un zurdazo desde la frontal que despejó Courtois desde el suelo inquietaron a la zaga local.

La historia se repitió en la segunda mitad, aunque esta vez con la recompensa del gol para el más valiente, que fue el Chelsea. Así, los 'Blues' subieron el 1-0 al marcador a los 10 minutos de la reanudación y poco después de que Hazard marrara una ocasión de oro desde dentro del área tras un pase de Cesc.

Falló Hazard, pero no Morata, quien en la jugada siguiente, con un testarazo imperial -y la ineficacia de la defensa local, que le dejó solo- tras un centro magnífico desde la derecha de Azpilicueta (quinto pase de gol a su compatriota este año) batió a De Gea y subió el 1-0 al marcador del Bridge.

Ahí le tocó mover fichas a Mourinho, que dio entrada a Martial y al ya recuperado Fellaini por Mkhitaryan y Jones, respectivamente. Los cambios insuflaron un nuevo aire al United, pero, entre el buen hacer de la defensa y las paradas magníficas de un Courtois acertadísimo, consiguieron mantener su portería a cero.

El técnico luso metió a otro atacante más -Lingard- en lugar de un carrilero -Young-, pero Conte respondió con un volante de marca -Drinkwater- por uno de creación -Fàbregas- en busca de salvaguardar el resultado.

Lo intentó con ahínco la visita en los minutos finales -con el tiempo cumplido Rashford mandó un libre directo fuera-, pero el luminoso no se volvió a tocar y el Chelsea se llevó una trabajada y merecida victoria que le deja, con 22 puntos, a sólo uno del Tottenham y del United, mientras que el Manchester City, que hoy cumplió frente al Arsenal, se escapa en lo más alto de la Premier League.

^ Al Inicio ^