<
>

¿Por qué José Mourinho necesita desesperadamente a Ibrahimovic en el Manchester?

play
José Mourinho reclama respaldo del United (1:22)

El nuevo y flamante refuerzo de Fuera de Juego en Inglaterra, Eduardo Fernández Abascal, nos comenta cómo se vive la situación del técnico y el futuro que proyecta con su equipo. (1:22)

Si se creen los rumores en los círculos de futbol en Manchester, José Mourinho está considerando un movimiento para llevar a Zlatan Ibrahimovic de vuelta al Manchester United en enero.

Si bien el entrenador del United aún no ha confirmado o negado su interés, hay muchas razones para que él haga todo lo posible para que el sueco vuelta a Old Trafford, aunque solo sea un par de meses.

Desde la perspectiva puramente futbolística, el final de la carrera de Ibrahimovic en el United en 2017-2018 -cuando anotó un solo gol en siete juegos después de regresar antes de lo previsto luego de una lesión en el ligamento cruzado- siguiere que su impacto en el campo sería mínimo si regresa a la Premier League durante la temporada baja de la MLS.

Ibrahimovic también tiene 37 años. Pero los 21 goles en 25 juegos para el LA Galaxy desde que se dirigió a California en marzo ofrece pruebas de que todavía hay vida en el ex delantero del Barcelona, Juventus y el Paris Saint-Germain.

Sin embargo, el valor de regresar a Old Trafford no será medido por Mourinho en los goles. El verdadero valor de Ibrahimovic para la presión insuficiente de Mourinho sería la influencia del sueco en el vestuario.

Para algunos en el United, no es un coincidencia que la falta de armonía dentro del equipo se haya convertido en un problema desde que Ibrahimovic se mudó.

No es ningún secreto que Mourinho está luchando para reafirmar su autoridad sobre algunos integrantes del equipo, ya que las fuentes le dicen a ESPN FC que el mes pasado muchos jugadores de algo nivel se han enfadado y frustrado con el entrenador debido a su trato con compañeros, decisiones tácticas y el comportamiento negativo alrededor del campo de entrenamiento.

Ibrahimovic no proporcionaría una cura milagrosa para el descontento, pero su presencia dentro del grupo durante sus 18 meses en el United fue significativa, y todos los jugadores, jóvenes y veteranos, lo consideran un líder. Aún más importante, Ibrahimovic actuó como un amortiguador en el vestuario y Mourinho debido a su larga relación con el entrenador con el que había trabajado en el Inter de Milán.

Desde que Ibrahimovic dejó al United -con la salida de Wayne Rooney al Everton durante el verano anterior, otra salida importante para la cohesión del vestuario- las fuentes le dijeron a ESPN FC que se han formado grupos dispares, sin que ningún jugador sea capaz de llenar el vacío que dejaron Ibrahimovic y Rooney.

Paul Pogba es el jugador de más alto perfil en el equipo del United, pero hasta el momento no ha sido capaz de ganarse el respeto que Ibrahimovic ganó instantáneamente debido a su personalidad y sus logros profesionales. Alexis Sánchez, el jugador mejor pagado del United, es considerado como una figura remota, que carece del carisma de Ibrahimovic, mientras que otros han formado pequeños grupos basados en la nacionalidad o el idioma compartidos.

Ibrahimovic también dirigió con el ejemplo, inspiró a los jóvenes con su humildad y su dedicación, y lideró el frente cuando hablaba con los medios.

Él fue considerado como el “hermano mayor buena onda” del United, incluso por gente como Pogba -los dos jugadores están representado por el agente Mino Raiola, por lo que ya estaban cerca- y su salida ha creado un vacío imprevisto por Mourinho.

El United aprendió a lidiar sin Ibrahimovic en el campo, con los goles de Romelu Lukaku la temporada pasada que reemplazó los que anotó el sueco, pero el efecto dominó de su movimiento a la MLS ahora se siente fuera del campo.

Si Mourinho sigue a cargo del United par cuando llegue enero (lo que no es seguro), una movida por Ibrahimovic no sería la idea más loca. De hecho, podría ser justo lo que el entrenador necesita para cambiar a su equipo descontento.