<
>

Oribe Peralta: el goleador discriminado

play
Peralta suma un año más (0:18)

El jugador del América festeja su cumpleaños numero 33 (0:18)

CIUDAD DE MÉXICO -- Cada que se ‘viste de corto’ y entra a la cancha emprende una batalla en busca de goles y credibilidad.

Fue durante años un futbolista ‘promedio’ que naufragaba entre ser titular de forma esporádica y ocupar la banca la mayor parte del tiempo. Su pasado tuvo pocas luces en clubes como Morelia (en donde debutó), Monterrey, Jaguares e incluso en una primera etapa con Santos.

Oribe Peralta es el modelo palpable de un delantero que con trabajo y perseverancia se abrió camino y logró salir del anonimato, para instalarse en un sitio de privilegio: la consolidación.

Tiene seis o siete años en estado de gracia, regalando actuaciones memorables y goles de alto diseño que lo catapultaron a ser un referente de la Selección Mexicana; sin embargo, su carácter reacio y la poca afinidad que tiene con los reflectores han provocado que no se le otorgue el reconocimiento que merece. Tremenda injusticia.

El apodado ‘Hermoso’ tiene escrito su nombre con letras de oro en la historia del futbol mexicano, pues fue uno de los grandes artífices de la primera, y hasta el momento única medalla dorada en la historia del futbol mexicano, en Londres 2012.

Fue convocado a esa Selección tras la negativa de Javier Hernández, quien en ese entonces militaba en el Manchester United, y lo que fue un recurso de último momento se convirtió en la decisión más acertada en todos los sentidos.

En el torneo local tiene títulos de Liga con Santos, el equipo de sus amores donde desea retirarse, y con el América, su club actual en el cual, por cierto, tuvo una muy mala final en el Apertura 2016, pues de forma por de más rara e inexplicable se perdió un par de ocasiones claras para anotar; una en la Ida, y la segunda en el Volcán.

Parece un contrasentido, pero en México nuestros escasos futbolistas destacados ‘venden’ menos que otros del mismo o incluso de inferior nivel que tienen la etiqueta de ‘foráneos’.

La historia del futbolista originario de La Partida, Torreón, está marcada por la lucha, pues durante mucho tiempo fue un atacante ‘mediano’ y su despunte y aparición en los primeros planos se dio tarde, cuando rondaba los 27 años de edad.

Pero desde entonces, los fantásticos goles que ha firmado en el torneo regular, en la Liguilla y con la Selección Mexicana de Futbol, son equiparables a ‘pinturitas’ de las Ligas de primer mundo que vemos semana a semana en la televisión.

Oribe es un futbolista ‘total’: le da el mismo valor al uso de los pies y la cabeza; piensa y ejecuta, no es un delantero dependiente; juega y hace jugar; define y asiste; aprende e ilustra.

En la batalla por ganar credibilidad y evitar ser ‘discriminado’ por no ser mediático, Peralta gana por goleada, y el ‘medio’ poco a poco se ha ido sumando a esta victoria.