<
>

La noche en la que el futbol se suspendió en Veracruz

play
Jugadores abandonan el 'Pirata' Fuente (0:12)

'Pato' Araujo, futbolista del Puebla aborda el autobús tras la cancelación del duelo contra el Veracruz (0:12)

La incertidumbre fue constante en Veracruz. Minutos después de las 19:00 horas, una vez que se dieron a conocer las suspensiones de ocho y 10 partidos a Enrique Triverio y Pablo Aguilar por 'intento de agresión' hacia Miguel Ángel Flores y Fernando Hernández en juegos de Copa, comenzó a trascender que la cuarteta arbitral comandada por Luis Enrique Santander no saldría a pitar el cotejo de Liga entre Veracruz y Puebla. La noticia se confirmó oficialmente 50 minutos después. El futbol se suspendió en el puerto jarocho.

Los silbantes encargados del encuentro llegaron a las 18:30 horas al Luis 'Pirata' Fuente y siguieron atentamente la conferencia en la que se anunciarían los castigos hacia los jugadores que, aquejan, agredieron a sus compañeros, y por lo que exigían sanciones ejemplares. Las suspensiones de ocho y 10 partidos no los dejaron conformes y se tomó la decisión de no salir a pitar.

Al no permitirse el ingreso de aficionados al 'Pirata' Fuente, la expectativa es que el ingreso al estadio fuera mucho más sencilla para los medios de comunicación, pero no ocurrió así. Solo algunos lo lograron y cuando todavía no trascendía que se pudiera suspender la jornada. Al resto se le mantuvo afuera sin explicación alguna.

Por la puerta de entrada y salida de los árbitros solo se tenía registrada su llegada y a las 23:30 horas estaba marcado que llegaría la camioneta del hotel que los dejó en el inmueble. Eso, siempre y cuando, el partido se desarrollara de manera normal.

A las 20:15 horas el departamento de prensa de Tiburones pidió a los medios que estaban dentro del estadio salir del mismo, pues "el partido se suspendió por causas ajenas a nosotros", refiriéndose al club como tal, mientras que a los que estaban afuera se les informó que no habría más acceso por el mismo motivo.

Mientas eso ocurría, minutos antes en la cancha del estadio, Aníbal Ruíz se desvaneció, una ambulancia ingresó al campo y se lo llevó de inmediato al hospital. De inicio se reportó un desmayo, luego comenzaron a salir las voces de que fue un infarto y finalmente se dio a conocer que falleció por un infarto fulminante en la misma cancha. Todo eso mientras se debatía si habría juego o no.

A las 20:30 horas el autobús del Puebla ya calentaba motores, lo que daba una señal más de que era cuestión de tiempo para que los equipos abandonaran el estadio. 30 minutos después, los primeros en irse fueron los hermanos Chargoy, dirigentes de la Franja, con rostro notablemente desencajado, ya sabiendo del deceso del 'Maño'. Unos instantes después, salió el equipo por completo en su autobús con dirección al hospital para despedirse de quien hasta este viernes, fue auxiliar técnico de José Saturnino Cardozo.

Justo salieron los 'Camoteros' y el Veracruz hizo lo propio. Poco a poco los jugadores subieron a su autobús y se marcharon de su estadio sin haber jugado y ni siquiera calentado. Fue una acción extraña, poco habitual para ellos. Los pocos aficionados que había afuera les gritaban y se limitaban a saludar a lo lejos. Su autobús se fue resguardado por la policía.

En punto de las 21:35 horas llegó el momento de los hombres más esperados, quienes salieron en grupo, trajeados y ya con la camioneta de su hotel esperándolos. Luis Enrique Santander y José Luis Camargo fueron por delante. Abordaron el vehículo y abandonaron el estadio, resguardados también por elementos de seguridad. Por más intentos que hubo de los medios por obtener alguna reacción, los silbantes se negaron, mantuvieron su rostro serio y trataron de ni siquiera voltear a ver hacia fuera para evitar contacto visual con la gente y la prensa.

El futbol de Primera División fue suspendido en Veracruz. El balón no rodó en una noche en la que los jueces se negaron a impartir justicia, a manera de reclamo por una suspensión que piensan, no fue suficiente para respetar su figura.