<
>

Chivas juega contra su reciente historia en partidos de vuelta

MÉXICO -- Las Chivas corren el riesgo de quedar fuera en su segundo juego de Semifinal ante Toluca, ya que en las últimas tres participaciones en la Liguilla que se fueron con empate al juego decisivo, quedaron eliminados por sus rivales en turno.

Cabe señalar que las últimas dos veces, el encargado de darles la despedida de las finales fue su ‘enemigo deportivo’ América, en una ocasión en el Azteca y en otra en el Estadio Chivas.

Quedan en el recuerdo de la gente sus últimas llaves de Liguilla, en las que sus sueños de ‘campeonar’ fueron bruscamente frenados por sus contendientes, luego que en la ida se fueran iguales al segundo encuentro y no fueran capaces de salir avante de la serie.

Los tapatíos venían de una crisis de resultados y de cuatro torneos sin calificar, cuando en el Clausura 2015, ya de la mano de Matías Almeyda, consiguieron nuevamente el boleto a la ‘fiesta grande’, en la que alcanzaron las Semifinales por el título.

En esa ocasión dejaron fuera a su ‘archienemigo’ Atlas de Guadalajara, cuando se encontraron con el Santos Laguna en la segunda ronda. Allí conseguirían un 0-0 en el primer juego y en el decisivo, el cual se llevó a cabo en el entonces Estadio Omnilife, los verdiblancos dieron la campanada al eliminar al ‘Rebaño’ al son de 0-3.

De nuevo en el Clausura 2016 al ‘chiverío’ le tocó disputar los Cuartos de Final ante las Águilas, primero en el Estadio Chivas y luego en el Coloso de Santa Úrsula. En la ida el partido quedó empatado sin goles y en la vuelta los de Coapa hicieron valer la localía en el Estadio Azteca, donde ganó 2-1 y avanzar en la Liguilla del futbol mexicano.

SU ÚLTIMA ELIMINACIÓN

En el pasado Apertura 2016, nuevamente América y Chivas se volvieron a encontrar en la segunda ronda de la fase final y el ‘Rebaño’ igualó 1-1 en el Azteca.

Sin embargo, en el segundo encuentro los azulcremas salieron inspirados y en un partido de mucha tensión, fueron más efectivos que los locales, imponiéndose por la mínima diferencia (con gol de Oribe Peralta) para un 2-1 en el global, el cual dejaba a los rojiblancos sin aspiraciones de título.