Fútbol
Felipe Ramos Rizo 83d

Jornada negra para el arbitraje en México

MÉXICO -- Después de la jornada No 1, donde los arbitrajes no influyeron en el marcador ni cambiaron el rumbo del partido (aclarando que no fueron grandes trabajos pero la jornada salió bien), la dos fue todo lo contrario y regresaron al nivel que mostraron en torneos anteriores.

El viernes vimos el trabajo de Oscar Macías que se confío, salió sobrado y tuvo el partido más ríspido de la jornada con agresiones, patadas y no hizo nada, un trabajo fatal que seguramente lo llevara al banquillo.

En el Atlas vs. UNAM vimos un Eduardo Galvan Basulto muy verde. Arriesgaron al árbitro y el partido. No tiene la menor idea para arbitrar en la Primera División y con 37 años qué podrá aportar al arbitraje, pero entiendo que es hermano de un ex compañero de Arturo y lo tendrá que apoyar.

Siempre comenté que hay futuro para hacer de Fernando Hernández un gran árbitro, pero en el Gallos vs. Lobos influyó rotundamente al no expulsar a Medina al minuto 6. Qué poca personalidad y valor.

Fernando Guerrero tuvo un gran trabajo en el Cruz Azul vs. Chivas. Ojalá y ande así todo la temporada, con muy buen criterio y desgaste físico. Felicidades.

Jorge Isaac Rojas, después de la expulsión de Basanta en el Monterrey vs. Veracruz, ni ganas de verlo. Insisto en que es un árbitro amateur con gafete de FIFA.

Y pensar que César Ramos está muy cerca de representar a México en el Mundial, qué pena. Dos penales muy claros que no sancionó en el Pachuca vs. América. Que dé gracias a que ganó América, porque de lo contrario se lo estuvieran comiendo vivo.

Enrique Santander estuvo en otro partido lleno de brusquedad. Independientemente de que Necaxa ganó con un gol en fuera de juego, pésimo arbitraje.

Marco A. Ortiz en el Toluca vs. León la libró y con buen trabajo. Qué gusto ver un novato con tantas ganas de triunfar; va por muy buen camino.

Roberto García, el consentido de la Comisión de Árbitros. Inexplicable que lo repitieron en el Santos vs. Tigres después de su trabajo en Tijuana, donde sancionó 40 faltas. Es el árbitro con más amonestaciones en dos partidos, 17 que de poco sirven. No sancionó un claro penal sobre Aquino que pudo representar el triunfo para Tigres. Escaso nivel muestra Roberto, ahora entiendo porque FIFA y Concacaf ya escasamente solicitan sus servicios.

Vimos nuevamente las protestas de los técnicos y jugadores que los árbitros no quieren controlar. No cambia nada, seguimos viendo árbitros sumisos con falta de personalidad.

^ Al Inicio ^