Fútbol
Daniel Montes de Oca 53d

El Pulso: Chivas, un campeón de memoria corta


EL PULSO


CIUDAD DE MÉXICO -- En México la memoria es corta y la lengua larga. Son suficientes 125 días y un torneo desastroso para olvidar que el Guadalajara aún es Campeón, trofeo que levantó apenas el pasado 28 de mayo.

Se atiende a la inmediatez y pocas veces al análisis. Cierto, los números y la realidad de las Chivas son sumamente pobres: apenas nueve puntos de 33 disputados y un penoso lugar 16 en la tabla general.

Sin embargo, y sin afán de una defensa a ultranza a un club que por momentos extravió una idea futbolística, son factores diversos los que han provocado la debacle rojiblanca que los tiene prácticamente fuera de la Liguilla y con vacaciones adelantadas en la Jornada 12.

Matías Almeyda viajó al pasado Draft todavía con el confeti en la cabellera por la celebración del título, y con dos sueños guajiros en la maleta: Javier Aquino e Hirving Lozano eran las apuestas del Rebaño Sagrado para reforzarse de cara a la presente campaña.

Evidentemente el ‘Pelado’ volvió a casa con las manos vacías. Los ‘refuerzos’ serían la cantera, se anunció con cierta resignación, y de esta manera un puñado de chavitos fue incorporado a la pretemporada del club, porque tarde o temprano los que estuvieran listos serían lanzados al ruedo.

Por otra parte, el equipo no contó con hombres clave al arranque del Apertura 2017, pues Rodolfo Pizarro, Orbelín Pineda, Alan Pulido, Jair Pereira y Hedgardo Marín fueron convocados para disputar la Copa Oro con la Selección.

Antes de la justa en Estados Unidos llegó otra mala noticia a Guadalajara: Alan Pulido sufrió fractura de húmero en un juego amistoso con el Tri frente a Paraguay y se perdería más de medio torneo.

Por si algo faltaba, ‘Gallito’ Vázquez y Oswaldo Alanís también se lesionaron y estuvieron fuera entre dos y tres encuentros.

Bajo este panorama, las Chivas que habían brindado una Liguilla brillante coronada con una Final espectacular ante el poderoso Tigres, sencillamente ya no eran las mismas.

A los imponderables se sumó la baja de juego de futbolistas que fueron fundamentales en la obtención de la estrella 12: Orbelín Pineda no volvió a ser el mismo desde que regresó de la Selección con el fracaso a cuestas de la Copa Oro.

Edwin Hernández y Jesús Sánchez volvieron a un rol ‘cumplidor’ para olvidar el protagónico; Carlos Fierro dejó de ‘volar’ por la banda derecha y perdió la titularidad; Rodolfo Cota demostró una inconsistencia que no se le conocía, y así prácticamente uno a uno de los futbolistas rojiblancos, quizá salvo Pizarro que ha mantenido un nivel destacado.

Dicen que los equipos grandes no buscan pretextos en medio del fracaso y Chivas no debe hacerlo, más allá de que la campaña cuesta arriba estaba con toda certeza hasta cierto punto presupuestada.

Llegó la resaca de la fiesta al Rebaño, que hace apenas tres jornadas brindó una actuación redonda frente a Pachuca, lo que hizo suponer que podía repuntar, pero rápido volvió a la realidad tras empatar con Pumas y llevarse dos reveses frente a Lobos y Tigres.

En el duelo ante los Tigres volvió a tener un desempeño prometedor: los apretó en la salida, les cortó los circuitos, nulificó a sus hombres clave, y si ya el empate 0-0 era injusto por la superioridad rojiblanca, la derrota por un penalti inexistente resultó mayor.

Chivas es un campeón de memoria corta, sí, pues la campaña está prácticamente perdida; sin embargo, las ‘lenguas largas’ que juzgan y ríen a costillas del todavía campeón solo atienden a la inmediatez, nunca al análisis.

CUADRO DE HONOR

León Renace

La llegada del técnico uruguayo Gustavo Díaz al León ha resultado un gran acierto de la directiva esmeralda hasta el momento. El club estaba hundido en los últimos lugares, lejos de puestos de Liguilla y se hablaba de una mala relación de varios futbolistas con el entonces entrenador Javier Torrente; sin embargo, con el cambio en el timón, ‘La Fiera’ suma cuatro victorias consecutivas en La Liga, lo que coloca al equipo en cuarto lugar general. Pero lo más importante es que el conjunto vertical, letal por las bandas sobre todo con Elías Hernández, y contundente en el área con Mauro Boselli, está de regreso y amenaza con meterse a la Liguilla para dar batalla.

REPROBADO

Pumas Pobre

La crisis del Club Universidad parece no tener fin. El intento de una ‘filosofía’ fallida –si es que así se le puede llamar– tiene a los Pumas en el último lugar de la tabla general. Rodrigo Ares de Parga, presidente del patronato auriazul, se ha cansado de predicar que están tratando de revivir las fuerzas básicas y jugar con mayoría de canteranos… Pues bien, ahí están los resultados: ocho derrotas en 11 cotejos, goleados, humillados y exhibidos por Cruz Azul. Sin alma, sin rumbo, sin una idea, sin técnico, porque Sergio Egea no era el idóneo tras estar como directivo, y con un plantel mal armado. Un desastre total estos felinos que por si fuera poco volvieron a perder al goleador Nico Castillo, que es lo único rescatable que tienen. Pobres Pumas; Pumas pobres.

^ Al Inicio ^