Fútbol
Daniel Montes de Oca 33d

El Pulso: Cruz Azul y la esperanza perdida


EL PULSO


CIUDAD DE MÉXICO -- “El más terrible de los sentimientos es el sentimiento de tener la esperanza perdida”.

La frase le pertenece al poeta español Federico García Lorca, y en esta ocasión ayuda a entender el cúmulo de sinsabores padecidos por Cruz Azul en las últimas dos décadas.

La Máquina lo hizo de nuevo: volvió a perder un partido que no podía perder. Caras largas, manos en la cabeza y gestos de rabia e impotencia fueron otra vez el común denominador entre la golpeada afición celeste.

Ante el América nunca ha sido un enfrentamiento cualquiera y ahora menos que nunca. Era el último Clásico Joven en el Azul –al menos en torneo de Liga–, una simbólica despedida de la que ha sido su casa durante los últimos 20 años.

Sin embargo, Cruz Azul se abandonó, apenas compitió con un inicio vertiginoso que se apagó en pocos minutos y llegó la tradicional debacle ante el rival que viste de amarillo y lo tiene maniatado desde hace seis enfrentamientos.

La contienda se esperaba pareja entre el sublíder y sexto general con una sola derrota en la campaña, pero Paco Jémez y los suyos pagaron con goles un imperioso deseo de atacar en el que descuidaron el sector defensivo.

Darwin Quintero y Oribe Peralta se plantaron ante Jesús Corona con una alarmante complacencia tras recibir sendas paredes, y solo tuvieron que ‘fusilar’ a quemarropa al capitán celeste. Con el 2-0 en la primera parte el Clásico Joven perdió su atractivo.

El resto fue una historia recurrente protagonizada por distintos personajes: tibia reacción de La Máquina en complicidad con la relajación americanista, y cuando de nuevo se encendió la esperanza de empatar a 10 minutos del final tras el penalti convertido por el español Édgar Méndez, otro golpe de realidad. Error de Gabriel Peñalba y Mateus Uribe sentenció el 1-3.

La imagen de Chuy Corona con la mirada extraviada y el rostro desencajado se ha vuelto recurrente en los duelos ante el América.

Es la imagen de la esperanza perdida, la misma de miles de aficionados al Cruz Azul que cada ocho días se permiten soñar, más allá de que su equipo les da pocos motivos para hacerlo.

CUADRO DE HONOR

León Impresiona

La llegada del técnico uruguayo Gustavo Díaz al León ha resultado un gran acierto. El club estaba hundido en los últimos lugares, lejos de puestos de Liguilla y se hablaba de una mala relación de varios futbolistas con el entonces entrenador Javier Torrente; sin embargo, con el cambio en el timón ‘La Fiera’ suma cinco victorias consecutivas en La Liga, lo que coloca al equipo en tercer lugar general. Pero lo más importante es que el conjunto vertical, letal por las bandas sobre todo con Elías Hernández, y contundente en el área con Mauro Boselli, está de regreso y amenaza con meterse a la Liguilla para dar batalla.

REPROBADO

Pachuca Extraviado

Jesús Martínez, presidente del Pachuca, presumió al inicio del torneo que el actual es el “mejor plantel en la historia del club”. Sin embargo, esto no se ha reflejado en el terreno de juego, pues los Tuzos son el lugar 13 de la tabla general con siete partidos perdidos de 12 disputados. Mucha gira por Europa para ir a enfrentar al PSV y Celta de Vigo, pero la casa la tienen en ruinas. Es vergonzoso el paso del equipo que representará a la Concacaf en el Mundial de Clubes en diciembre próximo, aunque claro, pese a sus números no es imposible que se meta a la Liguilla debido a las bondades de la ‘competencia’. A equipos como el Pachuca se les debe exigir más, pues navegar en una medianía alarmante ya no va acorde con la historia que han construido.

^ Al Inicio ^