<
>

Enrique Bonilla prevé que bajarán las quejas por la regla 20/11

Enrique Bonilla, presidente de la Liga Bancomer, en conferencia de prensa. Imago 7

Si algunos entrenadores como Ricardo Ferretti han mostrado su inconformidad por la existencia de la regla 20/11, Enrique Bonilla, presidente de la Liga Bancomer, sentenció que estas sensaciones dejarán de existir una vez que los jugadores jóvenes que reciban sus oportunidades empiecen a funcionar sobre el terreno de juego.

“Es una regla que ya probó su utilidad, es una regla que en su origen causó esta misma sensación de inconformidad, pero conforme se dan las jornadas y los jugadores aprovechan sus oportunidad las inconformidades van desapareciendo. Hubo un momento en el que se cumplía todo esto sin la necesidad de la regla y posteriormente hubo una baja en la participación de los jóvenes y por eso se implementó de nuevo. Estoy seguro que en unas jornadas no habrá tanta inconformidad de algunos”, expresó el presidente de la Liga en conferencia de prensa.

La regla recién implementada opera tanto para Liga como para la Copa y el Veracruz no cumplió con los 180 minutos que debían sumar sus jóvenes para el partido contra el América, algo que hubiese supuesto una sanción acorde al reglamento. Sin embargo, esto no ocurrió porque la Comisión Disciplinaria utilizó su facultad para determinar que no se hizo con dolo de parte del conjunto jarocho, expuso Bonilla.

“No somos responsables de las Comisiones, pero la Disciplinaria tiene la facultad de interpretar los reglamentos y las circunstancias por las que se dan un evento y la sanción que considere conveniente. En este caso, la Liga mandó la solicitud a la Comisión Disciplinaria de que hiciera el análisis de lo sucedido, se hizo y consideró todos los puntos importantes y la resolución que tomaron es que Veracruz trató de cumplir, pero no hubo dolo ni mala fe y por eso se tomó la decisión. Así nos lo informaron a la Liga”, compartió.

PERIODO DE TRANSFERENCIAS INTERNAS SIGUE ABIERTO

El ejecutivo de la Liga también explicó que casos como el de Eduardo Tercero, quien recientemente fue anunciado por Tigres como nuevo refuerzo a pesar de que estaba registrado con Lobos, se pueden presentar más veces siempre y cuando los jugadores no hayan sido considerados para ninguna alineación del equipo al que originalmente pertenece.

“En aras de ayudar a algunos jugadores que se han quedado sin contrato como el caso Alanís, se estableció que durante la temporada que aquellos jugadores que fueron registrados por un club y el entrenador no fuera a contar con él podría ser transferido a otro club de la Liga dentro del periodo establecido y fue el caso de este muchacho (Eduardo Tercero)”, sostuvo.