Fútbol
Paola Núñez | ESPN Digital 345d

Una España 'parchada' recibe a Macedonia

GRANADA -- España recibirá este sábado a Macedonia en el estadio de Los Cármenes, en Granada, con la misión de mantenerse a la cabeza del Grupo G de la Clasificación Europea al Mundial de Rusia 2018 y lo hará con un equipo inédito, obligado por las circunstancias.

No es un asunto cualquiera. Acude al encuentro prácticamente sin veteranos. El único que pasa de la centena de partidos es David Silva (107); sólo seis pueden presumir de haber disputado un torneo ‘grande’ de selecciones – el canario, Juan Mata, Aritz Aduriz, Sergio Busquets y los arqueros David De Gea y Pepe Reina–, y tienen un título.

Sin los lesionados Sergio Ramos, Gerard Piqué, Jordi Alba, Andrés Iniesta,  y Diego Costa, que este jueves se unió a la lista de bajas, España se ha quedado sin defensa y centro delantero titulares, sin los hombres de mayor experiencia y, lo más importante, sin sus líderes.

No es casualidad que el defensa central del Real Madrid, actual capitán de la Roja y quien se recupera de una lesión, se acercara a la concentración para comer con los hombres de Lopetegui un día antes de que la expedición partiera hacia Granada. 

Pero ahí donde parece haber un vacío de liderazgo y experiencia, Lopetegui ve una oportunidad. La de mandar al campo a un equipo formado en su mayoría por los hombres de la nueva generación –los que llegarán al Mundial plenamente consolidados y con edades idóneas entre los 25 y 27 años – y donde tendrá que emerger los próximos líderes del equipo español, pues nadie olvida que para entonces Ramos tendrá 32 años, Iniesta 34, y Piqué habrá disputado su último torneo con la selección si es que se mantiene firme en su intención de poner fin a su carrera internacional. 

Se perfilan David De Gea y Thiago, capitanes de aquel equipo campeón en el Europeo sub-21 disputado hace tres años y habituales ya en los llamados del vasco.

En aspectos deportivos, también es una oportunidad para terminar de afinar el cambio de sistema a una línea de tres defensas con la que el entrenado ha coqueteado en los últimos partidos tomando en cuenta que el rival, “que juega con tres centrales y dos carrileros” como ha detallado el técnico, se antoja idóneo para probar un parado más arriesgado, si bien Lopetegui le resta importancia.

"Se mitifican mucho los dibujos tácticos pero todo está en los jugadores. Nuestra intención es siempre la misma (ganar). Hemos tenido diferentes bajas en la convocatoria pero tenemos jugadores para los que es una gran oportunidad estar aquí", señaló el técnico en rueda de prensa previa al último entrenamiento del conjunto español.

Lopetegui no ha querido revelar la alineación que utilizará para el encuentro argumentando que desea que “la conozcan primero los jugadores”.

Sin embrago, no es un técnico que se caracterice por hacer más cambios de lo necesario pese a las diferencias en el parado y las pruebas que ha realizado en la semana apuntarían a un once conformado por De Gea en la portería, Nacho, Bartra y Azpilicueta (o Monreal), en la defensa; Thiago, Sergio Busquets y Koke (o Isco), en el pivote; bandas para David Silva y Vitolo, y a falta de Costa, –a quien esperó hasta el último minuto– con Morata en punta.

El resto, incluidos los novatos Iago Aspas y Sergio Escudero, podrían tener oportunidad el martes, cuando España se enfrente a Inglaterra en Wembley, un partido que motiva más a los jugadores por el escenario y el rival, pero que carece de importancia al tratarse de un amistoso.

Y es que no es poca cosa lo que se juega la Roja pese a que apenas es la cuarta fecha de una larga clasificación.

"Intentaremos ser los primeros de grupo. Esa es nuestra voluntad aunque sabemos qué no será fácil", dijo Lopetegui.

Y no puede ser de otra manera, pues la clasificación europea al Mundial está carísima. Sólo avanza de manera directa el primero de grupo y los ocho mejores segundos (de nueve) se reparten otros cuatro boletos. 

Lo esperado (desde el inicio) es que el ‘mano a mano’ por el boleto directo se dispute entre Italia y España. Por ahora, la Roja lleva mano como líder gracias  la diferencia de goles, los Azurri les pisan los talones muy de cerca. Ambos se encuentran igualados a siete unidades y cualquier titubeo le complicaría la vida.

Lopetegui  no quiere mirar “tan lejos”, sobre todo, porque Macedonia puede ser un rival mucho más complicado de lo que parece, como ha advertido desde hace semanas, recordando que “estuvieron a pocos minutos” de sacarle un empate a Italia en la última fecha FIFA.

“En nuestros planes sólo está Macedonia; el Mundial está lejano. Estamos ahora luchando para estar en él”, señaló el entrenador.

^ Al Inicio ^