Fútbol
Paola Núñez | ESPN Digital 242d

Se respira tensión en Gijón por visita de la selección de Israel

MADRID -- Gijón amaneció este jueves entre ruido de helicópteros sobrevolando las inmediaciones del estadio El Molinón, fuertemente resguardado por agentes de la mayoría de divisiones policiales españolas, incluida la Unidad de Subsuelo de la Jefatura Nacional, la Brigada de Información o de la Unidad de Intervención Policial así como agentes de la Mossad de Israel.

Todos ellos como parte de un fuerte dispositivo de seguridad en torno al partido de clasificación para el Mundial de 2018 que tendrá lugar este viernes en el recinto gijonés entre España e Israel.

Según la prensa local, se trata de un operativo sin precedentes en la ciudad asturiana; se calcula que duplicará en efectivos al número habitual para eventos masivos de alto riesgo (entre mil y dos mil).

En gran parte, las medidas de seguridad responden al protocolo adoptado por el país ibérico para los eventos masivos desde que se instauró el nivel 4 de alerta terrorista en España tras los ataques en París de 2015.

Pero, además, el encuentro ha sido declarado de alto riesgo por el Ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, luego de que el movimiento internacional BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones), que se desprende del Comité Nacional Palestino y, entre otras cosas, propone boicotear “productos, artistas, empresas, intelectuales y equipos (deportivos) israelíes” debido al conflicto en la Franja de Gaza, convocara a una protesta masiva en la víspera del encuentro con el lema ‘Tarjeta Roja a Israel’, a la que, de acuerdo con La Voz de Asturias, se han unido hasta 15 agrupaciones de defensa de los derechos humanos.

Dicha protesta iniciará aproximadamente dos horas antes del encuentro y recorrerá las calles de Gijón hasta llegar al Molinón.

Ya desde principios de semana la ciudad de Gijón se ha visto inundada por carteles reivindicativos y protestas callejeras; especialmente desde que la delegación de la selección de Israel llegara a Asturias el miércoles pasado para concentrarse en un hotel a pocos kilómetros de distancia del estadio.

“Debemos darle al deporte lo que es el deporte, dejar la política para los que se dedican a la política y no tratar de mezclarlo porque vamos a salir todos perdiendo", señaló Daniel Kutner, embajador de Israel en España y Andorra, en una entrevista publicada por el departamento de comunicación de su embajada.

La tensión que se respira en Gijón debido a la presencia del combinado israelí – que ha viajado acompañado por su propio dispositivo de seguridad – obedece a la controversial postura del Ayuntamiento de la ciudad, que abiertamente rompió filas con la postura del Estado para apoyar al movimiento de boicot.

De ahí que desde diciembre pasado, cuando el Molinón fue designado como el escenario del encuentro por la Federación Española de Futbol, medios y autoridades israelíes, así como formaciones políticas locales, mostraran extrañeza por la elección de la sede.

De todas las ciudades españolas con equipos de Primera División, y por tanto, la infraestructura necesaria para la disputa de un encuentro internacional, Gijón figura como la única cuyo Ayuntamiento se sumó de manera oficial a la campaña del movimiento BDS.

En enero de 2016, el Ayuntamiento de Gijón encabezado por Carmen Moriyón de Foro Asturias y con el apoyo del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Xixón Sí Puede e Izquierda Unida, anunció que acataba la resolución del Parlamento Europeo que reconoce el Estado de Palestina y solución de dos Estados con las fronteras trazadas en 1967.

Además, autorizó una iniciativa en la que la ciudad se declaró “espacio libre de Apartheid” (ELA), y se comprometió a “adoptar las medidas legales oportunas” para impedir “la contratación de servicios o compra de productos a empresas cómplices de violaciones del Derecho Internacional y de la Declaración Universal de los Derechos Humanos”, así como a “fomentar la cooperación con el movimiento DBS, articulado a nivel estatal por la Red Solidaria contra la Ocupación de Palestina”.

La aprobación de dicho boicot, no obstante, fue revocada en el pleno del pasado 12 de marzo de 2017 luego de que el PSOE se retractara y Foro Asturias, formación política a la que está afiliada la alcaldesa, se abstuviera en las votaciones, algo que no ha hecho sino enrarecer aún más el ambiente.

Según informó el cuerpo diplomático israelí, Daniel Kutner asistirá al encuentro en el Molinón, donde se reunirá con la alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón previo al arranque del mismo.

^ Al Inicio ^