<
>

¿Cómo solucionar el problema del grito en los estadios? Un sociólogo analiza

play
¿Cómo solucionar grito homofóbico en los estadios? (2:09)

El sociólogo Miguel Ángel Lara analiza el comportamiento de la afición mexicana. (2:09)

MÉXICO -- Si la Federación Mexicana de Futbol desea evitar multas por el grito catalogado como homofóbico por la FIFA, debería presentar una explicación “desde el punto de vista científico social”, de acuerdo al sociólogo Miguel Ángel Lara, quien recomienda a la organización tratar con más fundamentos el tema, en lugar de solo pensar en erradicarlo con campañas publicitarias.

“Hay que demostrarle a la FIFA con estudios. Tenemos a la Universidad Autónoma de México, a la Universidad Iberoamérica, a la Escuela Nacional de Antropología e Historia, que bien pueden colaborar con la Federación Mexicana de Futbol y con la Liga MX a entender qué procesos sociales están detrás del grito. Pero mientras no haya estudios y más se le diga al mexicano que lo deje de gritar, más lo gritará. No puedo decir si está bien o mal, pero la gente tiene derecho a hacer lo que le pegue la gana dentro de un estadio y eso no lo entienden los directivos”, compartió en entrevista con ESPN Digital.

El grito, de acuerdo al mismo sociólogo, refleja lo que ocurre en el país, aunque no es la imagen que se da al exterior debido a que hay otros aspectos más contundentes. Lo que sí cree el investigador, es que el futbol “está configurado con todo lo que pasa en el país. No es un fenómeno aislado y hay que tener esa visión para enlazar al futbol en todos los ámbitos de la vida social de este país”.

Sobre el contexto de la palabra, “antes era muy fuerte y ahora es una palabra coloquial. Esto se debería explicar a FIFA”, sostuvo Lara, quien piensa que ese problema, que ha causado hasta 10 multas a la Federación Mexicana de Futbol, se debería tratar de la siguiente manera:

“Hay que entenderlo, saberlo explicar, eso es el primer paso y luego que se vaya difuminando poco, que se vaya borrando con otras actitudes”

Alguna medida coercitiva como parar un juego o sacar a los aficionados del estadio, tampoco sería la mejor opción para erradicar el grito.

“Sácame que lo voy a seguir gritando’. ‘No importa, sácame, si me castigas, lo seguiré haciendo’. Pero no hay un diálogo con la afición. No es a través de la televisión que las principales figuras del futbol mexicano tendrían que dialogar, sino un frente a frente con el público. Tan sencillo es que al principio de todos los partidos, los capitanes de cada equipo dijeran un pequeño discurso sobre el grito. Con eso y un buen espectáculo de futbol, aplacas al público”, insistió Lara.