Fútbol
Dermot Corrigan | ESPN Digital 21d

Cristiano: Ser padre es "un sentimiento que no puedo describir"

La estrella del Real Madrid Cristiano Ronaldo dice que convertirse en padre le ha hecho ganar trofeos de una manera nueva y más satisfactoria.

Ronaldo ha ganado 13 trofeos desde que se unió al Madrid por el entonces récord mundial de 92 millones de euros (108 millones de dólares) en 2009, mientras que también se atribuyó una serie de premios personales, incluyendo cuatro Ballon d'Or.

Las dos últimas temporadas han sido las más fructíferas de su carrera, con el Madrid ganando títulos consecutivas de la Champions League y el campeonato de La Liga 2016-17, también capitaneó a Portugal en la victoria en la Eurocopa 2016.

En un texto que escribió para The Player’s Tribune, el portugués de 32 años describió cómo sus emociones han cambiado con el tiempo en el Santiago Bernabéu, un lugar donde no ganar todo es visto por otros como un fracaso.

"En los últimos ocho años, he conseguido cosas increíbles en Madrid", escribió Ronaldo. "Pero para ser honesto, ganar trofeos más adelante en mi carrera se ha convertido en un tipo diferente de emoción. Especialmente en estos dos últimos años.

"En Madrid, si no ganas todo otras personas lo consideran un fracaso. Esta es la expectativa de grandeza. Este es mi trabajo. Pero cuando eres padre, es un sentimiento completamente diferente. Es por eso que mi estancia en Madrid ha sido especial, he sido futbolista, sí, pero también padre ".

Ronaldo explicó el sentimiento que tiene de compartir sus victorias con Cristiano Jr. ahora de 7 años, y lo conecta de nuevo cuando era niño, jugando fútbol en Madeira e impresionando a su familia.

"Cuando estaba en el campo después del pitido final (de la final de la Champions League de 2017), sentí que había enviado un mensaje al mundo", dijo.

“Pero entonces mi hijo entró al campo a celebrar conmigo… y la emoción cambió al instante. Él estaba corriendo de un lado para otro con el hijo de Marcelo. Agarramos el trofeo juntos. Y después paseamos por el campo de la mano.

“Es una alegría que jamás había sentido hasta ser padre. Son tantas las emociones pasando al mismo tiempo que es imposible describir con palabras lo que sentí. Solo puedo compararlo con aquel momento en Madeira, cuando estaba calentando en el campo y vi a mi madre y mis hermanas juntas en la grada”.

^ Al Inicio ^