Fútbol
Arch Bell, ESPN.com 17d

Tres cosas del duelo entre Estados Unidos y Panamá

 

La selección de Estados Unidos logró una gran victoria 4-0 frente a Panamá en la novena jornada de eliminatorias de la CONCACAF rumbo a Rusia 2018. Aquí son los tres claves del partido en el Estadio Orlando City de Orlando, Florida.

1. Un contundente Estados Unidos aplasta a Panamá

La presión era casi insoportable. Antes del inicio del EE.UU-Panamá, todos los ojos estaban bien puestos en el Orlando City Stadium y todo el mundo esperaba un partido cerrado, apretado y sufrido. Al final, hubo una goleada, inesperada, pero muy bienvenida por la selección Estados Unidos que sacó un triunfazo por 4-0 para conseguir tres puntos de oro y acercarse al Mundial de Rusia.

En este Hexagonal el delantero Jozy Altidore no había marcado ningún gol, pero, ante Panamá, el jugador del Toronto FC realizó un gran partido, anotando un doblete y dando una asistencia. Fue el mejor partido de Altidore con la selección desde hace mucho tiempo.

A pesar del juego físico del conjunto canalero, el joven atacante Christian Pulisic dejó su marca con un bonito gol y asistencia en el primer tanto de Altidore. También hay que destacar el trabajo de Bobby Wood, quien provocó un penaltí y metió el gol que sentenció el partido.

Estados Unidos respondió de la mejor manera gracias a la contundencia de su ataque. El trabajo todavía no está hecho, pero con esta confianza hay más fe que nunca en que se realizará el objetivo.

2. La defensa arranca mal, pero termina bien

Con el marcador 2-0, a favor de Estados Unidos, Panamá tuvo su mejor momento del partido. El equipo canalero dominó el medio del campo y tuvo unas claras ocasiones de gol. Si no es por las atajadas del portero Tim Howard, hubiera sido un partido mucho más cerrado. Pero lo más notable fue la falta de organización en el fondo Estados Unidos. La defensa  dejó demasiados espacios y nuevamente el central Omar González cometió un par de errores. Tuvo la suerte de que perdonó Panamá.

Pero se vio otro equipo al arranque de la segunda mitad. Estuvo mucho más compacto y sólido. Mantuvo bien las líneas y despejó el balón con confianza.

El ingreso de Dax McCarty por Pulisic en el minuto 56 fue la última pieza. McCarty, un mediocampisto defensivo, sabe cómo proteger a las defensas y cumplió bien el trabajo. Por primera vez en este Hexagonal, la defensa del Estados Unidos jugó 45 minutos sin complicarse la vida. Es un paso adelante.

3. Sólo importa Trinidad

Ahora hay que pasar la página y pensar en Trinidad y Tobago. Será un partido extraño. Trinidad ya está eliminado y no tiene nada en juego. Además, probablemente habrá poco público en el estadio. Pero así los equipos pueden ser más peligrosos.

Sin algún tipo de presión, Trinidad puede jugar con libertad y arriesgarse. No será nada fácil para los de Bruce Arena. Igual al partido contra Panamá, un gol temprano sería el mejor amigo de Estados Unidos. Con una victoria, asegura su pase al Mundial y con un empate también podría calificar, pero Estados Unidos tiene que fijarse en los tres puntos.

Este Hexagonal ha sido bastante complicado para Estados Unidos, así que no sorprendería si terminara con más dificultades.

^ Al Inicio ^