Fútbol
Jordi Blanco | ESPN Digital 44d

Julen Lopetegui, el líder silencioso

BARCELONA -- Julen Lopetegui cumplió, con sobresaliente, su primera tarea como seleccionador de España. Desde la normalidad y la seriedad, sin dejarse manejar por nadie, el entrenador vasco respondió a la sorprendente confianza que le otorgó Ángel María Villar en julio de 2016 y ha recuperado la mejor versión de aquella roja que nació con Luis Aragonés y se hizo eterna bajo el mando de Vicente del Bosque.

“Hemos vivido al día, buscando tomar las mejores decisiones pensando en el equipo y en el bien común” admitió el seleccionador tras la victoria definitiva frente a Albania, casi quince meses después de aquel 21 de julio en que esperándose el nombramiento de Joaquín Caparrós como sucesor de Del Bosque en el banquillo de la ‘Roja’ se catapultó, inesperadamente, el entrenador vasco.

Seis meses después de su despido como técnico del Porto, Julen Lopetegui tenía acordado su fichaje con el Wolverhampton, de la Segunda División inglesa, en sustitución del galés Kenny Jackett. Había visitado las instalaciones de los Wolves en Inglaterra y tenía casi perfilado su proyecto cuando Villar, en persona y a espaldas de todos sus colaboradores, le llamó.

Ahí comenzó todo. “Le preguntó si el fichaje por el Wolverhampton estaba cerrado y le animó a frenarlo porque le quería en la selección”, recuerda un empleado de la federación, donde la actualidad se vive con evidente preocupación tras el encarcelamiento del presidente... Aunque deportivamente el renacer del equipo nacional señaló directamente a la excelente labor de Lopetegui.

SIN PAUSA...

El técnico vasco, de 51 años y que tras unos comienzos ‘curiosos’ en los banquillos se hizo valer en las categorías inferiores de la federación española, le tomó de inmediato el pulso al cargo. Venció España su debut amistoso (0-2) en Bélgica tras la Eurocopa de Francia y, de sopetón, comenzó a entenderse el acierto de su nombramiento.

“No pareció nunca un novato. Desde el primer día mostró una hoja de ruta muy clara y no se ha desviado” apunta el mismo empleado, conviniendo que su firmeza a la hora de desempeñarse en la tormenta alrededor de Piqué y el agradecimiento que nunca ha ocultado por la confianza de Villar le han hecho granjearse el respeto absoluto de un vestuario que ha sabido manejar con inusitada soltura.

“Quiero mandarle un recuerdo a Villar porque imagino que lo estará pasando mal” sorprendió en una sala de prensa a viva voz, en una alocución con los periodistas que aún no han encontrado un resquicio con el que ganarse una confianza más allá de lo profesional. Atiende a unos y a otros, sonríe por igual a todos pero a nadie, por el momento, mima de forma distinta como de alguna manera sí hicieron sus antecesores.

CERCANO

En el interior del vestuario es metódico, tranquilo y cercano. Se apoya en sus colaboradores, dejándose aconsejar, y no le supone ningún problema cambiar una opinión si se le convence con argumentos.

Y así, también, se ha ganado a sus jugadores, liderando una revolución tranquila en la que ha ido dando galones a futbolistas a los que apadrinó durante su etapa en las categorías inferiores sin quitar del plano a consagrados como Piqué, Sergio Ramos, Silva o Busquets, quien este lunes alcanzó su partido número 100 con una selección en la que Iniesta mantiene guardado un puesto.

La selección de Lopetegui se ha constituido de 36 futbolistas en los que tanto ha dado que hablar la pujante juventud como la recuperación, inesperada y sorprendente, de David Villa, en un guiño evidente del entrenador respecto a que el rendimiento y la identificación con la camiseta es un plus.

El plus que pide Julen que es, a fin de cuentas, el que él mismo ofrece todos los días.

^ Al Inicio ^