Fútbol
Jordi Blanco | ESPN Digital 35d

La Federación Española despide a la 'Jefa' de la selección y estalla la crisis

 BARCELONA -- La Federación Española de Fútbol, bajo el mando de su presidente ‘interino’ Juan Larrea despidió a María José Claramunt, directora de la selección española, conocida como ‘jefa’ de la selección y cuya destitución amenaza con provocar una auténtica crisis en el vestuario de la Roja.

De entrada, de acuerdo a lo publicado por el diario Marca, Sergio Ramos, Piqué y Busquets llegaron a amenazar con abandonar la selección si se confirmaba el despido de Claramunt y ahora estarían sopesando qué camino tomar en forma de presión y al mando de los futbolistas, que incluso al margen del seleccionador Julen Lopetegui, exigen la celebración de elecciones “inmediatas” en la federación.

Investigada en el marco de la ‘Operación Soule’ que provocó la detención y encarcelamiento de Ángel María Villar y su mano derecha Juan Padrón, Claramunt, hija de un excelso futbolista del Valencia en la década de los 70 del pasado siglo e íntimo amigo de Villar, era considerada la persona con mayor influencia en el vestuario de la selección, gozando de una simpatía por parte de los futbolistas que llegó a provocar que algunos de ellos llegasen a amenazar a la federación con “tomar medidas” si se consumaba el despido.

“Esperemos que tomen las decisiones con calma para que vuelva la tranquilidad, pero María José Claramunt es una persona de máxima confianza para los jugadores”, explicó Sergio Ramos el cinco de septiembre en Liechtenstein, cuando ya se sospechaba que Larrea, el presidente interino al que ni tan solo dejaron entrar en el vestuario, quería desembarazarse de la directora.

Claramunt era tan estimada por los futbolistas como despreciada por los empleados y temida por los dirigentes. De fuerte carácter, era acusada de comportarse con “formas indignas” de acuerdo a una fuente federativa, donde su despido ha provocado expectación, y temor, por lo que pueda suceder en el futuro inmediato.

INSUSTITUIBLE

Su influencia entre los jugadores, con los veteranos al mando, era de tal consideración que incluso el seleccionador Julen Lopetegui habría mostrado sus dudas respecto a la conveniencia de la decisión de su despido. No en vano, para los futbolistas la figura de la directora era intocable porque no solo les solucionaba cualquier problema personal y ayudaba a sus familias durante las concentraciones, sino que a través de los contratos de patrocinio de la Federación les conseguía excelentes porcentajes en los derechos de imagen que ingresaba la federación.

Larrea mantenía una relación muy fría con Claramunt, a la que afeó ya hace meses que su gestión como responsable de márketing y patrocinadores había sido muy deficiente, personalizando esa acusación en la pérdida de empresas de primer nivel. Sin embargo, y por más que la directora general Esther Gascón (enemiga de la despedida) pretendiera mantener un discurso de normalidad, “somos muchos los que trabajamos de manera honrada y tenemos que seguir haciéndolo”, lo que ocurra en el futuro inmediato preocupa de manera evidente.

Junto a Sergio Ramos, Piqué y Busquets reclamaron durante la última concentración de la selección (en los partidos ante Albania e Israel) que se mantuviera a María José Claramunt en su puesto, pero el apoyo de los futbolistas, con quienes la dirigente mantenía una relación más estrecha que incluso el seleccionador, no fue suficiente para evitar un despido que amenaza con provocar una crisis entre el vestuario de la selección y la federación española.

ELECCIONES Y AMENAZAS

“Queremos ir a Rusia con estabilidad y equilibrio, no con esta gente”, citó la Cadena Cope a una fuente del vestuario de la selección, desde donde se exige la celebración “inmediata” de elecciones a la presidencia de la federación española.

La relación entre Juan Luis Larrea y los jugadores de la selección es “inexistente” y falta por ver hasta qué punto alcanza la amenaza que lanzaron Sergio Ramos, Piqué y Busquets respecto a dejar la selección por el despido de Claramunt, quien se mostró “sorprendida” al recibir la noticia este jueves.

“El domingo iba a marcharme a Rusia para preparar el Mundial… Estoy mal” admitió Claramunt, la ‘Jefa’, al recibir la notificación de su cese. “He recibido muchísimo apoyo” solventó, deseando “lo mejor” para la selección. Pero sabedora, consciente como todo el entorno del equipo nacional, de la crisis que se avecina en todos los ámbitos de la federación y al que deberá hacer frente como buenamente pueda Julen Lopetegui.

^ Al Inicio ^