Fútbol
Tom Marshall 16d

Layún sobre Osorio: "Él cree en lo que hace y en su metodología"

BRUSELAS -- El lateral de la Selección de México y Porto, Miguel Layún solía ser culpado por casi todo.

Cuando las cosas iban mal en 2012 en el América, el hashtag "Todo es culpa de Layún" fue muy popular en México.

Cinco años después la situación ha cambiado. Layún ganó un título de la Liga MX con las Águilas, participó en la Copa del Mundo de Brasil 2014, jugó en el Watford en la Premier League, disputó la Champions League con Porto y ahora sigue siendo uno de los jugadores claves en el ‘Tri’ de Juan Carlos Osorio de cara a Rusia 2018.

ESPN FC se sentó con el jugador de 29 años en el hotel del combinado tricolor en Bruselas, donde México jugará contra Bélgica el viernes, para conversar de diversos temas, incluidos los sacrificios que hizo para mudarse a Europa, por qué el entrenador de México Juan Carlos Osorio es respetado por los jugadores y su futuro inmediato a nivel de clubes.

Tom Marshall: ¿Qué tan importante es para la Selección Mexicana jugar partidos en Europa ante escuadras como Bélgica y Polonia?

MIguel Layún: Nos acerca mucho más a lo que será la Copa del Mundo. Son selecciones muy competitivas. Tienen jugadores en las mejores ligas, en los mejores equipos y esa competencia nos pondrá a prueba. Eso es lo que queremos para llegar a la Copa del Mundo con un nivel más alto.

TM: El técnico de México, Juan Carlos Osorio, recibe muchas críticas de la prensa nacional, pero ha tenido un respaldo constante de los jugadores del ‘Tri’. ¿Qué te hace creer en él?

ML: Principalmente, es que él cree en lo que hace y en su metodología. Cuando alguien cree en sí mismo es mucho más fácil transmitir tu idea. Con nosotros ha tenido una fuerte conexión. Él ha podido exigir y transmitir lo que quiere y eso es lo que creo que nos ha convencido. Nos ha mostrado su gran habilidad para aprender en todo momento. Esas son las personas que, para mí, tienen la capacidad de lograr grandes cosas.

TM: ¿Puede México hacer historia en el próximo Mundial?

ML: Ese es siempre el objetivo, aunque creo que a veces es difícil expresarlo porque cada cuatro años se habla de lo mismo y cada Copa del Mundo termina de la misma manera. Lo que sí puedo decir con certeza es que si la gente pudiera ver lo que realmente sucede en el interior, entendería que ha habido muchos cambios para tratar de alcanzar el objetivo, que es hacer historia, hacer algo diferente… hacerlo mejor.

TM: 26 de los 28 jugadores en el equipo de Bélgica juegan en clubes fuera del país. ¿Crees que es importante que México continúe exportando jugadores para mejorar el equipo nacional?

ML: Creo que es muy importante para el futbol mexicano. Al igual que es muy importante competir con equipos nacionales de calidad, también es importante jugar en las mejores ligas y enfrentar a clubes de alto nivel.

TM: Parece que siempre tuviste claro tu objetivo de jugar en Europa pero, ¿cómo te sentiste después de que tu primera aventura en Italia no funcionó como hubieras esperado?

ML: Me considero una persona muy decidida al momento de cumplir con mis objetivos, metas y sueños, y soy muy exigente conmigo mismo. Es imposible para mí conformarme con algo. Si logro el éxito, estoy pensando en el próximo desafío. Me gusta tratar de explorar mis límites. Cuando comencé a jugar quise jugar en la primera división (en México) y luego a largo plazo en Europa porque quería competir con los mejores para ver si tenía lo que se necesita. Tuve mi primera experiencia en Italia (con Atalanta) que no fue positiva. En realidad, fue todo lo contrario. No fue visto como una experiencia positiva, pero lo fue. Después de eso supe que quería regresar.

TM: ¿Qué tipo de sacrificios tuviste que hacer para mudarte a Europa por segunda vez?

ML: Pues de entrada sacrifiqué el tema económico porque si tenía la posibilidad de quedarme en América con un buen contrato. Se acercaron conmigo para hablar de una renovación porque querían que me quedara y la propuesta que yo tenía de Europa, que en ese entonces era del Watford, no era una propuesta económica que fuera atractiva, pero al final mi objetivo, como se lo hice saber en ese momento a la directiva de América y me entendió y estaré siempre muy agradecido, fue que no era un tema económico lo que yo estaba buscando, que yo quería superarme .El tema económico vendría después, no era una prioridad para mí. Al principio fue un poco difícil la decisión de ir a la segunda división porque realmente yo no conocía mucho la Championship.

Después, cuando llegué ahí, quedé fascinado porque la competencia que hay es increíble. Incluso la pondría por encima de varias primeras divisiones de otros países. La competencia fue algo que me encantó y me abrió los ojos en el sentido que la única manera de realmente mejorar es cuando tienes la capacidad de abrirte para aprender cosas nuevas. El sacrificio más grande fue eso. no el aceptar venir de un equipo tan importante en México como América a una segunda división en un país extranjero y sacrificando el tema salarial pero al final la apuesta valió la pena

TM: Parece que te ha sido un poco difícil tener minutos en el Porto esta temporada. ¿Cómo es tu relación con Sergio Conceicao?

ML: Siempre he sido consciente de que las decisiones técnicas y tácticas dependen completamente del entrenador, no de mí, y creo que la calidad de los jugadores que hay en el equipo actual es bastante pareja. Por ejemplo, Alex (Telles), con quien básicamente estoy compitiendo por la banda izquierda, es un jugador con mucho talento, pero también creo y sé que puedo competir con él y que tengo el talento necesario. Sin embargo, si lo eligen a él no hay problema. Sucedo lo mismo en otro lado de la cancha con Ricardo (Pereira) y con Maxi (Pereira).

TM: La iniciativa "Yo por México", junto a Javier Hernández para ayudar a los afectados por los terremotos de septiembre en México, fue ampliamente aplaudida. ¿Crees que los jugadores tienen la responsabilidad de ayudar en tales situaciones?

ML: No lo veo como una responsabilidad porque si se convierte en una responsabilidad, pierdo el sentimiento que me llevó a hacerlo. Ayudarse unos a otros es importante como seres humanos. Y más sabiendo que en este tipo de situaciones todos somos vulnerables, que es algo que nadie puede controlar. La persona más rica del mundo no podrá salvarse de un desastre natural.

Al final, creo que es esa conexión humana la que no podemos perder. Honestamente me pongo triste todos los días al ver noticias sobre ataques terroristas, delincuencia y situaciones desagradables y en mi opinión creo que estamos perdiendo poco a poco ese lado humano. Nos enfocamos a veces en tantas cosas que perdemos esa conexión con otras personas y con suerte lo que hicimos (con Yo por México) no solo ayudará a los afectados por el terremoto, sino que realmente conmovió y motivó a otras personas para pensar que ellos también pueden hacer algo dentro de sus posibilidades.

^ Al Inicio ^