Fútbol Americano
EFE 507d

Alemania va por el bicampeonato ante rivales duros

La permanencia de Joachim Löw en el banquillo es el principal aval de la selección alemana, campeona del último Mundial -el de Brasil 2014- y de la Copa Confederaciones disputada este mismo año.

Con él ha celebrado el fútbol germano sus éxitos más recientes. La regularidad y la competitividad definen, de hecho, su hoja de ruta. Joachim Löw tomó el relevo de Jurgen Klinsmann en 2006 y, con él en el cargo, se sucedieron la plata en la Eurocopa de 2008, el bronce en el Mundial de 2010 y el oro en el Mundial de 2014.

En las citas continentales de 2012 y 2016 su equipo se vio apeado en semifinales, pero la ilusión de los aficionados renació en la pasada Copa Confederaciones.

Jóvenes valores como Leon Goretzka se dejan ver ya en un grupo que sigue contando con la jerarquía de Mats Hummels, el liderazgo de Toni Kroos y la magia de Mesut Özil.

A ellos apelará el próximo mes de junio en Rusia, coincidiendo con el arranque de la fase de grupos del Mundial.

México, Suecia y Corea del Sur serán sus primeros rivales. Todos ellos han quedado encuadrados en el Grupo F.

Con el conjunto norteamericano, su rival en las semifinales de la Copa Confederaciones de este año, se reencontrará el 17 de junio en el estadio Luzhniki de Moscú. El duelo europeo ante el combinado sueco tendrá lugar el día 23 en Sochi. Ya el 27 de junio se topará con Corea del Sur en el cierre de la fase de grupos.

En esos tres encuentros, según reconoció Joachim Löw, el vigente campeón del mundo espera "sentar las bases del éxito" y confirmarse como gran favorita a ceñirse su quinta corona mundialista tras haberlo hecho previamente en 1954, 1974, 1990 y 2014.

"Éste es un trofeo mágico", expuso durante la celebración del sorteo el internacional alemán Miroslav Klose.

Por él volverán a suspirar pese a la pujanza de Brasil, Francia, España o Argentina, su rival en la final del último Mundial.

Un gol en la prórroga de Mario Götze le dio el título y a él sigue aferrándose, con el colectivo como principal argumento.

Ése será su gran valor ante México, un equipo que quedó al frente de la CONCACAF durante la campaña clasificatoria y que selló su billete a Rusia a falta de tres jornadas para su conclusión.

Javier Hernández 'Chicharito', máximo goleador histórico de la Tri, es la figura de un combinado que pisó los cuartos de final en 1970 y 1986, sus mejores resultados.

Suecia, en la apertura de una nueva etapa sin su estrella Zlatan Ibrahimovic, se erigió en verdugo de Italia en la repesca. El equipo nórdico querrá poner igualmente en entredicho el teórico favoritismo de la escuadra alemana, como también el combinado surcoreano.

Bajo la dirección de Shin Tae-Yong -sustituto de Uli Stielike- la escuadra asiática confirmó su presencia en el que será su décimo Mundial. Salvó, así, una temporada delicada que continuará en Rusia.

Los tres comparten el deseo de comprometer el pase a octavos de final de Alemania, la indiscutible favorita en el Grupo F.

^ Al Inicio ^