<
>

32 equipos en 32 días: República de Corea

play
32 Selecciones en 32 días: Corea del Sur (0:29)

Gran mérito de Corea del Sur que ha conseguido clasificar a 9 mundiales consecutivos. (0:29)

Capitán: Ki Sung-yueng

Director técnico: Shin Tae-yong

Apodo: Los Guerreros Taeguk

Ranking FIFA: 61

CÓMO SE CLASIFICARON
Corea del Sur sufrió durante casi todas las eliminatorias asiáticas y fue impulsada por los fracasos de otras selecciones más que por su propio rendimiento. Consiguió solamente cuatro victorias en 10 partidos (todas como local) y jamás convenció. Tan mediocre lució Corea del Sur que el técnico Uli Stielike fue despedido dos juegos antes del final. Tras el último partido, con el objetivo cumplido, aparecieron duras las críticas locales a los jugadores que festejaban una clasificación que se alegaba no era merecida.

FORTALEZAS
A pesar de sus tropiezos rumbo a Rusia, Corea del Sur ha mejorado bajo la dirección de Shin Tae-yong. Los Guerreros Taeguk pueden atacar con una sorpresiva velocidad, tal como lo puede atestiguar la Selección Colombia que lidió con la ola surcoreana en un amistoso en noviembre. También tiene talento en el ataque. Son Heung-min ha brillado para Tottenham en la Premier League y la Champions League en la campaña y está ansioso por dejar su huella en Rusia. El equipo además cuenta con mediocampistas de alta clase, como Ki Sung-yeung, Lee Jae-sung y Kwon Chang-hoon. Si estas estrellas conectan y juegan en un espacio reducido en el campo entonces Corea del Sur puede afectar las aspiraciones de sus rivales mundialistas.

DEBILIDADES
Existe poca duda que el cuadro ha tenido problemas serios en la defensa desde que Guus Hiddink fuera el técnico en el histórico Mundial 2002. Los seguidores de la selección están acostumbrados a fallos de concentración que de repente resultan en, por ejemplo, que un simple balón aéreo se convierta en un desastre defensivo. Eso se suma a la tendencia de la línea de cuatro a cometer errores individuales. Los arqueros son otro problema. Kim Seung-gyu es un buen número uno, pero no es de clase mundial y se equivoca demasiado. Las jugadas de pelota detenida también son problemáticas, y Suecia, México y Alemania estarán ansiosos por atacar.

FIGURA

Son Heung-min es claramente la estrella y las probabilidades de Corea del Sur de avanzar dependen en gran parte del mediocampista de 25 años. Tan importante es el papel del delantero que Shin está listo para armar el equipo alrededor de “Sonaldo” y hasta ha tocado el tema de cómo mejor utilizarlo con el técnico argentino de Tottenham Mauricio Pochettino. La cuestión principal es si es mejor utilizar a Son en el lado izquierdo del ataque, como delantero único o como el segundo punta de una dupla de ataque. El experimento más prometedor llegó a finales de 2017 y las mejoras evidentes ante Colombia y Serbia salieron a relucir cuando Son y el ataque completo surcoreano se lucieron peligrosos en una alineación 4-4-2.

PROBABLE ALINEACIÓN TITULAR

LO QUE DICE LA PRENSA LOCAL
“No hay muchos jugadores de alta calidad en este equipo de Corea, lo que significa que alcanzar octavos de final será difícil. Los seguidores tienen esperanza que Corea por lo menos pueda dar esfuerzo positivo en cada encuentro” - Daily Economic News.

PRONÓSTICO
Para Corea del Sur, el objetivo en el Mundial será el de siempre: salir de la fase de grupos. Ha ocurrido en sólo dos ocasiones en nueve apariciones, pero ambas veces fueron en los últimos 16 años. Pocos en Seúl esperan o exigen una plaza en cuartos de final. La condición del cuadro coreano es mediocre, la calidad problemática y el grupo difícil. Su puesto en el ránking FIFA (61) es superior a la combinación de los puestos de Alemania, Suecia y México. Pero todo es negativo. La presión es mínima por las bajas expectativas y la percepción es que México es vencible -Corea hasta cuenta con marca decente ante este rival-. En ese caso, un resultado ante Suecia en el primer partido podría ser sufriciente y el último encuentro de la fase ante el campeón actual Alemania sería con el cuadro alemán ya está clasificado a octavos. De todos modos, jugar en la segunda ronda se trata de esperanza y no de expectativas. Lo que en realidad se espera es que Corea del Sur mejore la pésima campaña de 2014 y que no se dé por vencido hasta el último momento.