<
>

32 equipos en 32 días: Australia

play
32 Selecciones en 32 días: Australia (0:30)

Los 'Socceroos' debutan ante Francia en el Grupo C. (0:30)

Capitán: Mile Jedinak

Director técnico: Bert van Marwijk

Apodo: Socceroos

Ranking FIFA: 40

CÓMO SE CLASIFICARON
Los Socceroos clasificaron a último momento tras terminar en el tercer puesto detrás de Japón y Arabia Saudita en el Grupo B de la tercera ronda de eliminatorias. Luego, debieron enfrentar partidos de ida y vuelta contra Siria y Honduras y el éxito en esos enfrentamientos cruciales le aseguraron su cuarto Mundial consecutivo. Inmediatamente después de conseguir su boleto a Rusia, el técnico Ange Postecoglou anunció su renuncia.

FORTALEZAS
La ofensiva a toda costa le dio al equipo australiano un éxito sin precedentes bajo el mando de Postecoglou y es casi una certeza que dicha actitud permanezca en el futuro cercano, incluyendo cuando el equipo salte a la cancha en Rusia. Esa fiera actitud será ligeramente calmada por el nuevo técnico Bert van Marwijk, quien insistirá en su medio campo y defensiva para acallar a la oposición. Hasta ahora, todo va como los Socceroos lo han planificado, siendo el equilibrio del equipo su mayor fortaleza. Esta estrategia también es cónsona con los jugadores que tiene a disposición van Marwijk, unos mediocampistas capaces de convertirse en el fiel de la balanza en cualquier momento, como lo son Aaron Mooy, Massimo Luongo y Tom Rogic

DEBILIDADES
Perder a un entrenador influyente siempre es algo difícil. Sin embargo, cuando esa pérdida es sufrida por un equipo a meses de la mayor competencia a nivel mundial, esa situación se hace más relevante. Los jugadores australianos no saldrán en público a reconocer el vacío dejado por la ausencia de Postecoglou, pero sabrán que él debería estar allí con ellos. Esa sensación de que algo falta muy probablemente rondará por el vestuario, particularmente al inicio del torneo. Con lo anterior en mente, un buen arranque contra Francia en su partido inaugural en Kazán podría disipar muchas de esas sensaciones y darles a los jugadores mayor fe en van Marwijk, a pesar de su poco tiempo al mando de la selección.

FIGURA

Aaron Mooy cuenta con todas las destrezas necesarias a fin de convertirse en una de las estrellas del Mundial. Tras haber tenido un sólido desempeño en la Premier League con Huddersfield, Mooy dejó en claro todo lo desequilibrante que es, capaz de jugar con vértigo asesino. De hecho, su habilidad en la transición entre defensa y ataque de forma veloz podría ser la clave para que Australia sorprenda a sus rivales del Grupo C más cotizados. Necesita estar a su mejor nivel para así darle a los Socceroos la oportunidad de meterse en octavos de final y, de hacerlo, no sorprendería que el joven de 27 años termine transferido a un equipo de mayor renombre la próxima temporada.

PROBABLE ALINEACIÓN TITULAR

LO QUE DICE LA PRENSA LOCAL
“La derrota 4-1 contra Noruega, seguida por el empate 0-0 con Colombia, expuso los problemas iniciales que necesitan ser arreglados rápidamente antes de ir a Rusia. Si bien un jugador como Massimo Luongo ha mostrado sus credenciales, otros, particularmente a la defensiva, harán que el nuevo mentor holandés evalúe de cerca otras opciones presentes en Australia y el mundo del fútbol.” - Fox Sports Australia.

PRONÓSTICO
Las expectativas son relativamente bajas, dados los cambios en el cuerpo técnico y rivales complicados en su mismo grupo, como lo son Francia, Dinamarca y Perú. De hecho, muy pocos le dan a Australia posibilidades de avanzar más allá de la fase de grupos. Sin embargo, con los jugadores habiéndose familiarizado con el plan de juego de van Marwijk tras los amistosos previstos próximamente, este equipo ciertamente luchará hasta el final. Si los australianos se convierten en un hueso duro de roer a la defensiva, podrían conseguir uno o dos resultados positivos. No hay duda alguna de que será difícil para Australia poder terminar entre los dos primeros del Grupo C; aunque, gracias a uno de los grupos mundialistas más parejos en memoria reciente, no es totalmente descabellado.