<
>

"Cuando lo hace Ramos todo destaca un poco más"

play
Según Sergio Ramos, Salah podía haber seguido jugando la final de Kiev (0:45)

Las explicaciones del capitán del Real Madrid sobre una de las jugadas más polémicas del año. (0:45)

MADRID -- Sergio Ramos se defiende. El capitán del Real Madrid, concentrado con la selección española que disputará el Mundial de Rusia 2018, se defendió de las acusaciones en su contra de haber “lesionado” a Mohamed Salah a propósito durante la final de la Champions League en que el conjunto merengue venció por 3-1 al Liverpool el 26 de mayo pasado.

En su defensa, el también capitán de la selección española sostuvo que la jugada en que resultó lesionado Salah, quien tuvo que abandonar el terreno de juego a la media hora de iniciado el partido, fue producto de una acción del egipcio.

“Le han dado una bola al tema de Salah…”, dijo, un tanto molesto.

“No quería hablar porque todo se magnifica. Viendo bien la jugada, él me agarra primero del brazo y yo caigo del otro lado. De hecho se lesiona el otro brazo y dicen que le hago una llave de judo”, señaló el central merengue en referencia a las numerosas críticas en las redes sociales a la dureza con la que se empleó, especialmente, una burla por parte de la Unión Europea de Judo que afirma que una llave similar “está prohibida” en dicho deporte.

“He hablado con Salah por mensajes y estaba bastante bien. Si se hubiera infiltrado, podía haber jugado la segunda mitad. Yo lo he hecho, tampoco ha sido para tanto.

“Parece que cuando lo hace Ramos se destaca todo un poco más. No sé si es que cuando estás en el Madrid y ganas tantos años la gente lo mira de otra manera”, señaló.

Asimismo, se deslindó de cualquier responsabilidad en torno a la conmoción que sufriera Loris Karius después de recibir un codazo del defensa en la primera mitad.

“Después el portero (Karius) dice que estaba conmocionado por un choque conmgio… Solo falta que Firmino diga que estaba resfriado porque le cayó una gota de sudor mía”, espetó.

De acuerdo a un comunicado del Hospital General de Massachusetts, donde fuera sometido a pruebas, el alemán “sufrió una conmoción cerebral durante el partido” y de acuerdo con la evaluación “existió una posible disfunción espacio-visual que probablemente se produjera tras el impacto. Es posible que afectara a su rendimiento”.