<
>

Asensio y Ñíguez piden ver al frente en nuevo ciclo de la selección española

play
Luis Enrique y su Selección madridista (0:27)

El técnico de La Roja explicó por qué jugaron 6 jugadores del Real Madrid en el 11 inicial. (0:27)

MADRID -- Marco Asensio y Saúl Ñíguez han emergido como las figuras más destacadas de España tras la primera jornada internacional bajo la batuta de Luis Enrique. Las que simbolizan esa ola de cambio que necesitaba el combinado ibérico.

Asensio fue el jugador más determinante en la victoria por 6-0 sobre Croacia con un gol y cuatro asistencias, mientras Saúl aportó un tanto en el triunfo por 1-2 sobre Inglaterra y otro más para iniciar la cascada en una histórica goleada sobre los balcánicos.

Su contribución contrasta con lo poco que pudieron hacer para sacar a España del atolladero en Rusia, donde el primero apenas vio acción - solo fue titular en una ocasión – y el segundo no disputó un solo minuto. Y algo que ha provocado que España se lamente por lo que “pudo ser y no fue” en caso de haber dado más responsabilidad a los jóvenes.

Ambos, en la cancha y fuera de ella, invitan a pasar página. Saúl Ñíguez quiere “olvidar” un “Mundial negro”. Marco Asensio, por su parte, a tener en cuenta “los errores” para corregirlos. Ambos, a soñar.

“El Mundial fue negro para nosotros pero ya es pasado. Hay que olvidarlo. Una nueva ilusión llega. Este grupo tiene mucha materia y creo que podemos mejorar”, comentó Saúl tras el encuentro disputado el miércoles.

La nueva España ha sembrado esperanza. Dos partidos; dos victorias. Líder del Grupo 4 de la Liga de Naciones con seis puntos.

Destacada fue también la aportación de Rodrigo Moreno, que sumó dos tantos, uno por partido. Y la mano de Luis Enrique, que empieza a dar frutos.

Hoy es líder de goleo en el torneo después de dos jornadas con ocho tantos, realizando una media de 13.5 disparos por partido.

Lidera, también, la tabla de pases completos con 92%. En cambio, no aparece en el top 5 de posesión. Eso no quiere decir que haya decido soltar el balón y encomendarse al contragolpe. Registró una media de ‘sólo’ 61.2%. Lo necesario para dominar y nada más.

También ha rejuvenecido. ‘Luis Enrique alineó ante Croacia a un equipo con una media de edad de 26 años. De los once titulares, dos jugadores superan los 30 años; Sergio Ramos y Sergio Busquets. Los únicos vestigios de la “era dorada”. En cambio, utilizó a cuatro jugadores de 23 años o menos. Marco Asensio, Saúl, y los debutantes José Luis Gayá y Dani Ceballos. Hubo un debut sub 23 más; el mediocampista del Atlético de Madrid Rodrigo Hernández, quien entró en la segunda parte.

Para Luis Enrique y sus hombres es demasiado pronto para lanzar las ventanas al vuelo.

“Han cambiado jugadores, entrenador, y muchas cosas que se están viendo y dando resultados. Pero dos años antes del Mundial todo mundo estaba ilusionado también”, dijo Saúl.

Si no ilusión, España ha dado razones, al menos, para mirar con optimismo hacia el siguiente paso, cuando reciba a Inglaterra en el Benito Villamarín de Sevilla en octubre.