<
>

Cambio de actitud, clave en la renovada España de Luis Enrique

play
Luis Enrique: 'Cuando jugamos así es difícil pararnos' (0:44)

¡Impresionante! Victoria por 2-1 sobre Inglaterra, en Wembley, y paliza por 6-0 al subcampeón mundial, Croacia. Así inició la gestión el DT de 'la Roja'. Ambos triunfos, por la Liga de Naciones de la UEFA. (0:44)

MADRID — Después de sólo dos partidos, Luis Enrique sabe cuál es la clave de su éxito prematuro como técnico de España.

Enrique dijo que el enfoque del equipo en las impresionantes victorias sobre Inglaterra y Croacia en la UEFA Nations League es lo que hizo la diferencia en el rostro renovado que se muestra desde que asumió las riendas.

"Lo que más me gustó en estos diez días fue la actitud de los jugadores dentro y fuera del terreno de juego", dijo el ex entrenador del Barcelona. "En sólo unas pocas sesiones de entrenamiento fueron capaces de poner en práctica nuestras ideas".

Enrique habló después de la victoria por 6-0 de España ante el subcampeón de la Copa del Mundo, Croacia, en la Liga de Naciones el martes. Tres días antes, La Roja vino de atrás para derrotar a Inglaterra por 2-1 en el estadio de Wembley.

"Fue un día espectacular. No pude haberlo imaginado", dijo Enrique después de la goleada sobre Croacia. "Pero, sin importar el marcador, lo que vi en la actitud de los jugadores fue lo más importante. Con este nivel de eficiencia y con esta calidad que tenemos frente al gol, será muy difícil que nos detengan".

Los aficionados corearon el nombre del técnico durante el juego del martes en la ciudad española de Elche.

"Estaba un poco apenado. Me sorprendió", dijo Enrique. "Estoy agradecido, pero prefiero que animen a los jugadores, son los protagonistas reales".

Enrique fue anunciado como entrenador de España, en julio, después de la deblace del equipo en la Copa del Mundo, cuando la federación de soccer de España despidió a Julen Lopetegui dos días antes de que comenzara el torneo del que el equipo fue eventualmente eliminado en ronda de octavos.

Su primer contacto con los jugadores ocurrió hace menos de dos semanas en los entrenamientos. De inmediato, impuso ese estilo energético en las sesiones de práctica y lo trasladó al terreno de juego en sus dos primeros partidos.

Enrique también emprendió acciones para unir a los jugadores y construir una gran camaradería al interior del grupo; prohibió los teléfonos celulares durante las comidas para que los jugadores puedan pasar más tiempo hablando entre ellos. También ha llevado al equipo a una "habitación de fuga", donde todos deben trabajar juntos tratando de resolver acertijos y tratar de escapar.

"Me gustó lo que vi de los jugadores toda la semana", dijo Enrique.

En el terreno de juego, el técnico también puso en marcha cambios importantes, haciendo que el equipo aplique más presión sin el balón y jugando de forma más directa al ataque, renunciando a los interminables pases cortos que solían ser una característica de La Roja.

"Luis Enrique nos pidió ser muy agresivos al frente, para presionar y tratar de dominar, no darle al oponente oportunidad alguna de respirar", dijo Marco Asensio, quien anotó un gol y dio las asistencias para otros tres contra Croacia el martes. "Necesitábamos recuperar esta clase de sentimiento. Tuvimos dos muy buenas actuaciones".

Asensio fue el hombre del partido contra Croacia, pero no fue titular contra Inglaterra. Iago Aspas jugó en Wembley y también lo hizo bien. Saúl Niguez, quien se ha convertido en un titular indiscutible para el técnico en el medio campo, gracias a su versatilidad, también anotó el martes, como lo hicieron Sergio Ramos, Rodrigo e Isco Alarcón.

El próximo duelo de España es un amistoso contra Gales, el 11 de octubre, en Cardiff. Cuatro días más tarde, La Roja recibirá en Sevilla, a Inglaterra, en la Nations League.

"Ahora tenemos tiempo para analizar todo con más detalle", dijo Enrique. "Hay cosas por mejorar a pesar de estos dos primeros juegos".