Fútbol
Gabriele Marcotti 11d

¿Cómo podría funcionar en realidad la Liga Global de Naciones que se propone?

Potencialmente, podría significar la transformación más grande del futbol internacional desde, bueno, la creación de la misma Copa del Mundo hace casi un siglo. La propuesta hecha por una cantidad de confederaciones, lideradas por UEFA, de introducir una competición de futbol verdaderamente internacional y mundial según los lineamientos de la Liga de Naciones de la UEFA está destinada a tener implicancias de largo alcance.

Lo que sigue es un intento de encontrar el sentido de esta propuesta.

Pero, la Liga de Naciones de la UEFA, -- ¿Qué es eso?

¿No ha estado prestando atención? Es una nueva competición de la UEFA para equipos nacionales que comenzará en septiembre de 2018. Básicamente, los países se dividen en cuatro divisiones (que la UEFA denomina "ligas") tomando como base la clasificación, agrupando 12 equipos en las dos ligas superiores, 15 en la tercera y 16 en la cuarta.

Cada liga se divide en cuatro grupos, que juegan entre sí como locales y visitantes y los ganadores de los grupos avanzan a los "Cuatro finalistas" mientras que los últimos cuatro son "relegados" a la división inferior para el próximo ciclo de la Liga de Naciones. Juegan semifinales y finales y el ganador general de cada división es coronado.

¿Así que quieren hacer una versión global de esto? ¿Cómo funcionaría?

Parecería que sí. Faltaría determinar los detalles, pero hay un par de propuestas dando vueltas. Una de las más creíbles básicamente imita la estructura de la Liga de Naciones en cada confederación: cada equipo juega partidos de local y visitante en su grupo, y luego asciende o desciende al final de la etapa de grupos. Si el equipo está en la liga superior y gana su grupo, consigue pasar por último a un "torneo de finalistas" donde enfrentará a los ganadores de grupo del resto del mundo.

Un momento, ¿esto no es otra Copa del Mundo? ¿Cuántos equipos estarían involucrados en esta propuesta?

En realidad, solo seis, al menos en el nivel superior. Recuerde: hay tres grupos de divisiones superiores en Europa y probablemente habrá dos para América del Sur, o posiblemente tres equipos cada uno y luego un equipo para Asia, otro para África y otro para la CONCACAF.

¿Y qué sucedería con Oceanía?

Me imaginé que preguntaría eso. No se les asigna una división superior – particularmente cuando su mejor equipo, Nueva Zelanda, está clasificado 122 en el mundo. Pero podrán jugar y participar. El grupo superior de Oceanía será probablemente un grupo de cuarto nivel.

¿Y qué sucede con las otras confederaciones? ¿Han considerado cómo podrían funcionar?

Esto es solo una propuesta por ahora, pero si se consideran los rankings de FIFA, uno podría imaginar que Asia tendría una liga superior con Irán, Australia, Japón y China, mientras que la CONCACAF agruparía a México, Costa Rica, los Estados Unidos y Panamá. Probablemente América del Sur podría tener dos ligas superiores de tres equipos: una con, digamos, Brasil, Colombia y Perú, y otra con Argentina, Uruguay y Chile.

¿Y cuándo jugarían los partidos de esa competición? ¿No haría estragos con el calendario?

No creen que eso vaya a ocurrir. Serían seis partidos a lo sumo por cada grupo, así que los jugarían en las fechas internacionales en junio y septiembre y luego programarían los "8 finales" para junio del año siguiente. Básicamente, serían las mismas fechas que antes, pero en lugar de jugar amistosos sin importancia, estarían jugando partidos competitivos.

¿Y cómo funcionaría los "8 finales"?

Es un sistema de nocaut directo, con cuartos de final, semifinales y final. Y supongo que esta última se realizaría en un escenario neutral.

¿Así que los equipos deberían volar media vuelta alrededor del mundo para jugar un solo partido si son eliminados en los cuartos de final?

Sí. Esa es una de las potenciales dificultades de la propuesta. Y supongo que tendrán que hacerlo suficientemente atractivo para que Túnez, por ejemplo, esté dispuesto a volar a, digamos, Japón solo para perder con Brasil en los cuartos de final. Dicho esto, habrá otros tres perdedores de los cuartos de final, así que deduzco que podrían jugar entre ellos partidos amistosos. De todas maneras, hay otras dificultades.

¿Cómo?

Sí. La idea a largo plazo es que haya "8 finales" para cada división – incluyendo la séptima división muy al final de la clasificación.– Es allí donde uno encontrará países que ni siquiera son miembros de la FIFA pero que sí son miembros de su confederaciones, como Kiribati, Guadalupe o Zanzíbar. En teoría, si ganan sus grupos, podrían también participar de los partidos de "8 finales" de su séptima división. Y luego, podríamos tener un "8 de élite" que incluiría a San Marino, Bonaire, Islas Vírgenes Británicas, Yibuti, Seychelles, Tuvalu, Timor Oriental y las Islas Marianas del Norte.

¿Quiénes van a mirar esos partidos? ¿Y quiénes querrían organizarlos?

No lo sé, pero ¿tal vez las personas que viven allí? Y supongo que cualquier ciudad con un aeropuerto cerca, algunos cuartos de hotel y dos campos de juego aceptables, podría ser aceptado como organizador. Pero el punto es que todos deberían tener algún motivo para participar y los partidos tendrían cierto significado. Para aquellos países que solo tienen la posibilidad de mirar ahora en TV no solo una Copa del Mundo sino una Copa de Oro o una Copa de las Naciones de Europa o de África, la posibilidad de participar realmente en un torneo como este sería muy atractiva.

A decir verdad, actualmente se trata solo de una propuesta, y creo que esto es algo que necesita perfeccionar los detalles. Pero hay un ímpetu mucho más amplia detrás de esto.

¿Y cuál es ese ímpetu?

Bueno, uno quiere que los países jueguen partidos competitivos contra equipos de igual nivel. Esto logra ese objetivo. En el máximo nivel, significa que los equipos poderosos se enfrentarán con sus pares en un torneo significativo y que generará dinero – muchodinero. También revitalizará la escena internacional, que realmente está algo vacía y poco atractiva aparte de los torneos más importantes (o la clasificación en América del Sur). ´También es una manera de hacer que todos los países, independientemente de lo pequeños que sean, se sientan parte de un todo más grande – algo que la Copa del Mundo realmente no hace porque hay tantos eliminados directamente en los torneos clasificatorios.

De acuerdo, ¿pero es la FIFA la que finalmente se quedará con todo el dinero, no es así?

Bueno, no es en realidad la FIFA. La propuesta ha sido originalmente presentada por la UEFA. UEFA creó la Liga de Naciones para dar un impulso al fútbol internacional y otras confederaciones, particularmente CONCACAF y Asia, han estudiado propuestas similares. Deduzco que al menos cuatro de las confederaciones están de acuerdo con esta idea y sospecho que las otras dos se sumarán. Si eso sucede, FIFA no tendrá más remedio que aceptarlo.

Y con toda seguridad, se trata también de dinero. UEFA ha demostrado que con la venta centralizada de los derechos de transmisión y comerciales, pueden generar grandes ingresos y no solo con la Champions' League, sino también con los partidos internacionales. Obviamente, si pueden replicar solo una fracción de ese éxito a escala global, todas las asociaciones de fútbol se beneficiarán.

Parecería que si van a movilizar a 223 naciones – esa es la cantidad que hay, contando los que no son miembros de FIFA pero sí son miembros de sus confederaciones – será algo terriblemente costoso de organizar y televisar...

Lo será, pero es necesario recordar que los grupos son regionales, así que eso atenúa en parte los costos y los "8 finales" se disputan en un solo escenario. Además, todos estos partidos ya se están televisando en algún lugar. Y si uno considera cuánto puede generar un partido entre Brasil y Alemania con algo significativo en juego, eso pagaría muchos vuelos y cuartos de hotel. Incluso hay conversaciones de tratar de lograr interesar algún socio global de máximo nivel, como Amazon o Alibaba, para transmitir todo por Internet.

Si no tuvieran la seguridad de que esa propuesta se autofinanciaría, no la estarían impulsando.

Entonces, ¿cuándo se concretaría esto – si se concreta – y será un éxito?

Hay conversaciones de que podría ocurrir ya en 2020, pero analizando con realismo, me imaginaría que no antes de 2022. ¿Si sería exitoso? No lo sé: es realmente difícil predecirlo porque no sabemos si la Liga de Naciones de la UEFA funcionará, simplemente porque todavía no ha comenzado.

Como mínimo, me imagino que sería más interesante que lo que se nos está ofreciendo ahora con los partidos internacionales amistosos y sus 10 reemplazos....

Gabriele Marcotti es un Redactor Sénior para ESPN FC. Sígalo en Twitter @Marcotti.

^ Al Inicio ^