<
>

Flamengo promete compensación económica para víctimas de incendio

play
Días duros para el Flamengo (0:47)

El club de fútbol más popular de Brasil continuó de luto y despidió a los diez jugadores de su cantera que murieron en un incendio en su centro de entrenamiento, todos jóvenes de entre 14 y 16 años. (0:47)

RÍO DE JANEIRO -- El club de futbol Flamengo prometió el lunes pagar puntualmente una compensación financiera para las víctimas del incendio devastador que mató a diez jóvenes jugadores de la academia, pero su presidente se negó a responder cualquier pregunta sobre la aparente falta de licencias adecuadas para el centro de entrenamiento.

En una conferencia de prensa realizada en la oficina del fiscal en Río de Janeiro, el presidente de Flamengo, Rodolfo Landim, no contestó pregunta alguna de los reporteros sobre por qué el dormitorio estaba registrado en la ciudad como estacionamiento y por qué no tenía toda la seguridad certificada requerida contra incendios.

El club había dicho anteriormente que los problemas de licencia no tenían "nada que ver" con el incendio de la semana pasada.

Pero la velocidad a la que se extendió el incendio, tan rápido que diez atletas adolescentes no pudieron escapar, ha llevado a muchos brasileños a cuestionar la calidad y la solidez de la estructura y si estaba adecuadamente equipada para albergar a las personas.

En varios videos publicados en las redes sociales, se puede ver a los jóvenes jugando dentro de sus áreas de dormir, que parecen ser pequeñas unidades blancas que contienen varias literas cada una. Los medios locales se han referido a las unidades como "contenedores de vivienda".

El director general del club, Reinaldo Belotti, defendió el "alojamiento modular" en el campo de entrenamiento de Ninho do Urubu durante el fin de semana, y dijo al portal de noticias G1 que el equipo de futbol olímpico de Brasil había utilizado las mismas unidades.

Aún así, la presión para que los funcionarios de la ciudad y el club respondieran preguntas iba en aumento.

Zico, quizás el jugador más famoso en pasar por el club, fue uno de los que exigieron más transparencia.

"Si te multan 30 veces, no puedes seguir posponiendo y recibir 20 multas más. Hay que hacer algo", dijo el ex jugador al canal de deportes de Globo TV, SporTV.

Flamengo fue multado 31 veces por infracciones sobre el campo de entrenamiento que tuvo que cerrarse temporalmente en octubre de 2017. El club no pagó 21 de esas multas, dijo el ayuntamiento de Río de Janeiro.

"(El club) necesita planificación en todos los sentidos. Debido a que las tragedias no advierten, son inesperadas", dijo Zico.

Las autoridades todavía están investigando la causa del incendio, aunque ha habido especulaciones sobre un posible cortocircuito en la unidad de aire acondicionado.

Los funcionarios dijeron el lunes que todas las autoridades involucradas en la investigación irían al dormitorio quemado el martes por la mañana para una inspección.

Mientras tanto, familiares y amigos de la víctima de 15 años, Samuel Thomas de Souza Rosa, se reunieron para su funeral y entierro el lunes. La madre de De Souza Rosa se desmayó varias veces y tuvo que ser llevada de la iglesia a una ambulancia después de la ceremonia.

"Me duele mucho", dijo el tío del niño Severino Fausto Santana. "Debería haber una puerta de emergencia. No la había. Por eso murieron los diez (niños)".

Tres jugadores permanecen en el hospital. Jhonata Ventura se encuentra en estado grave, mientras que Cauan Emanuel y Francisco Dyogo se reportaban en condición estable.