<
>
2016/17 Spanish Segunda Division, Finales de Ascenso
  • Jorge (22')
Ida
Ida

Tenerife da un pequeño paso para volver a Primera

MADRID (Paola Núñez | ESPN Digital) -- Tenerife consiguió dar un paso para regresar a la Primera al ganar al Getafe 1-0 en el juego de ida de la Final de Ascenso, disputado este miércoles en el estadio Heliodoro Rodríguez.

Los canarios hicieron valer su condición de local en un partido que no careció de polémica, pues al primer minuto ya reclamaban un penal después de que el atacante Amath fuera derribado en el área de Getafe.

El atacante senegalés fue uno de los hombres más activos del encuentro, al lado del Choco Lozano, quienes de principio a fin pusieron a prueba a Guaita.

La actuación del arquero mantuvo vivo a Getafe, que tardó en entrar al encuentro y cuando quiso acomodarse, ya se encontraba totalmente maniatado por el rival.

Y es que en el Tenerife todos buscaban la portería rival, si llegan Suso y Shibasaki por las bandas para servir al Choco, se adentraba Amath desde la segunda línea. Guaita apenas podía contar con la ayuda del veterano Cata Díaz; pues el resto de la zaga parecía estar en otro partido a un ritmo mucho más lento.

Así pudo adelantarse Tenerife, en la enésima llegada por banda de Gaku Shibasaki apenas pasados los 20 minutos. La jugada acabó en un tiro de esquina en la que el japonés puso un balón al cetro del área para que Jorge Sánz, que llegaba de atrás tras deshacerse de Faurlin, cabeceara al fondo de la portería de Guaita.

El 1-0 dio mayor tranquilidad a los locales, que hacía rato que se veían más cómodos que el rival, disipando así los temores de la afición en torno a su estado físico, pues habían tenido un día menos de descanso tras una dura semifinal ante el Cádiz que se definió en tiempos extra.

Resultó que el cansancio de los playoffs afectó mucho más al Getafe, que nunca dio visos de la concentración propia de un equipo que se jugaba volver a Primera División y cuando quisieron meterse en el juego, habían dejado crecer tanto a los canarios que nunca pudieron.

Conforme pasó el tiempo y los hombres de José Luis Martí se sintieron más cerca de la elite después de 13 años, creció su determinación de no ceder ni un centímetro al Getafe.

Al contrario; Amath, que salió ovacionado por la afición, y Lozano probaron una y otra vez a Guaita. Y de hecho, si Getafe todavía tiene esperanzas de dar la vuelta al marcador en la vuelta se lo debe a su veterano arquero, quien voló para sacar varios disparos peligrosos del atacante hondureño y, casi al filo de la hora, otro de Suso Santana.

Esa jugada fue la que despertó a los de Bordalás, que veían sus opciones de colarse entre la élite salir volando en cada llegada de los canarios y ayudados por el intenso calor y el desgaste de los locales, empezaron a ganar terreno. Aun así, sus oportunidades llegaban esporádicamente y no acabaron de probar realmente a Dani Hernández.

Por mucho que Chuli se esforzara, antes de dejar su lugar para Álvaro, no encontraba rematador. La jugada más peligrosa de los visitantes llegó con menos de 15 por jugarse, un centro desde la banda al que el Cata Díaz no alcanzó a llegar a tiempo y acabó desviando el tiro.

Getafe acabó perdiendo a Fuster por lesión en los últimos minutos y tuvo que quedarse con diez pues Bordalás ya había realizado los tres cambios. Aún así el conjunto madrileño lo siguió intentando, pero ya no hubo manera. Nunca encontró la manera de hacer daño. Tenerife había cerrado sus filas y no les dejó sacar un tiro más dejándolo todo para la vuelta.