Fútbol
2018 World Cup Qualifying - UEFA, Playoffs
SWE 
1
Finalizado
 ITA
0
Ida
10d

Italia se queda en Suecia al borde del KO

(Jordi Blanco / ESPN Digital) Campeona del mundo en cuatro ocasiones, la última en 2006, Italia está contra las cuerdas y cerca de quedarse sin acudir a un Mundial por vez primera desde 1958. Aquel Mundial se celebró en Suecia y la selección nórdica fue subcampeona. ¿Otra curiosidad? El Mundial de 2006 que acabó con el título italiano fue el último en el que participó Suecia.

2018 podría ser el Mundial de lo inesperado si Suecia, que perdió con Ibrahimovic la repesca de 2014 frente a la Portugal de Cristiano Ronaldo, fuera capaz de eliminar a Italia y dejarla fuera de una fase final por tercera vez en su historia, primera en 60 años.

Sería sorprendente, sin duda, pero, a lo visto en este primer partido disputado en Solna no sería una injusticia. El fútbol animoso y de un marcado acento británico, en ocasiones arcaico, de Suecia derrotó a una azzurra con galones pero sin una idea demasiado clara, en la que Verratti fue una sombra y que disfrutando, sí, de alguna que otra ocasión (un cabezazo ajustado de Bellotti) ofreció una imagen muy alejada de lo esperado.

De la Italia de Antonio Conte, aquella selección que arrodilló sin miramientos a España en la Eurocopa de 2016 y fue eliminada con gallardía por Alemania se diría que queda poco. Cara a cara la azzurra venció a Suecia en 4 de los últimos 5 duelos, empatando el restante y no cayendo desde 1998, en un amistoso que solventó Kennet Andersson.

La lógica apuntaba a Italia. La selección de Giampiero Ventura presenta un ramillete indiscutiblemente superior a Suecia... Pero sin llegarse al minuto de partido se comprobó la furia de unos y el temor de los otros. Los nórdicos salieron al campo con todo y a los italianos se les acabó la fortaleza con el canto del himno.

DEL DOMINIO A LA NADA

Se benefició el equipo transalpino del poco acierto de cara a puerta que mostraron los suecos para llegar al descanso sin fútbol pero con un buen marcador y después... Después parecieron dar el paso adelante que le reclama su grandeza y se volvieron a hundir en la mediocridad de forma extraña.

Candreva avisó apenas comenzar el segundo tiempo y durante los primeros minutos se silenció el ánimo de la hinchada local ante el dominio de una Italia en la que, parecía, se presentaba Verratti. Pero fue un espejismo.

El medio del PSG fue apenas noticia por ver una amonestación, decisiva, que no le permitirá jugar el lunes la vuelta y su prestancia en el segundo periodo duró hasta que, sin explicación, el colectivo italiano decidió romper ¡su propio ritmo de juego!

Entró a pelearse y buscar bronca sin necesidad la selección italiana, se vino arriba con rudeza Suecia y encontró el premio llegándose al cuarto de hora cuando Johansson, que acababa de entrar en acción, lanzó un disparo que rebotó en De Rossi, despistó a Buffon y provocó el 1-0.

Como un boxeador cercano al KO, Italia tiró como pudo de orgullo para recuperar terreno pero encontró enfrente a una Suecia eufórica en su sueño. Después de haber perdido apenas un partido (en España) de clasificación en los últimos 12 años, la cuatro veces campeona del Mundo se encontraba rozando la lona.

Así estará hasta el lunes, cuando en San Siro deberá remontar ese afortunado por la forma pero merecido por el fondo 1-0 que conquistó Suecia. Con Ibrahimovic en la grada (también Mourinho) y una ilusión sin límites la sorpresa se puede considerar posible.

Porque un Mundial sin Italia sería, sin duda, una campanada por todo lo alto.

^ Al Inicio ^