<
>
2017/18 UEFA Champions League, Ronda de 16
Ida
Ida

De Gea salva al Manchester United en Sevilla

(Jordi Blanco |ESPN Digital) -- El Sevilla deberá ganarse en el Teatro de los Sueños de Old Trafford su billete para los cuartos de final de la Champions, después de no pasar del 0-0 frente a un Manchester United que se agarró a la magnificencia de David de Gea para no verse contra las cuerdas.

Al más pragmático que nunca José Mourinho el empate le debió saber a gloria visto lo que sucedió en el césped del Sánchez Pizjuán, donde el Sevilla de Vincenzo Montella le dio un soberano repaso de juego, de ambición, de ilusión y de atrevimiento... Pero no de eficacia.

Fue esa falta de acierto ante portería lo que pasó factura al equipo español, que no tardó nada en arrinconar a un United falto de chispa y agarrotado por las órdenes de su entrenador, que volvió a castigar de entrada a Pogba y tuvo que acudir a él apenas superado el primer cuarto de hora para suplir al lesionado Ander Herrera.

Móvil pero intrascendente Alexis Sánchez y muy solo arriba Lukaku, apenas Juan Mata ofreció argumentos futbolísticos a su equipo, más pendiente de la solvencia de De Gea que de buscar las cosquillas a la zaga del Sevilla. Hasta el punto que agradeció la llegada del descanso después de una mano salvaje y milagrosa del portero al cabezazo a quemarropa de Muriel.

En la segunda mitad aumentó más si cabe el dominio local, reservándose el equipo inglés a la búsqueda de contragolpes con los que apenas si puso en dificultades a Sergio Rico, que observaba con calma como tenía que multiplicarse De Gea en la otra portería.

En la parte final del partido la entrada de Rashford y Martial regaló frescura al Manchester United, que se estiró con más peligro y hasta anotó un gol, justamente anulado a Lukaku que provocó la llamada a la cautela de Montella a sus jugadores, consciente de que mejor sonaba conformarse con ese 0-0 que ir a por el 1-0 y encontrarse con un gol en contra que se entendería mortal.

El Sevilla mereció más, sin duda, pero tuvo que conformarse con un empate sin goles que le obligará a dar la machada en Inglaterra, en un Old Trafford donde el Manchester United solo ha perdido un partido esta temporada.